s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Detalle

JOOORRR

Un saqra que debe seguir bailando. Por Francisco Leon*

PERÚ-Lima: Es siempre gratificante, el reencontrarse con una obra como la del poeta Feliciano Mejía Hidalgo**. Conversando con él, hace unas semanas, acerca de la posibilidad que yo escribiese esta especie de “comentario”, me dijo algo muy cierto: no es necesario, el poema se defiende solo. Por ello, no pienso ahondar en los dos poemas que ha cedido para el fanzine PDA. Uno de ellos JOOORRR, es un texto apocalíptico, profético, refundacional, un llamado:

La hora vendrá.

Sobre las crestas de los cerros, a través de la mica

del aire, mis hombres

salen. Amarus tras Amarus

al campo de batalla.

 


En el fondo de los socavones

tiritan y tiritaron

               hasta la muerte mis mujeres

               y niños y ancianos, embrutecidos por el frío,

por el frío metal del codicioso usurpador

de mi reino.

Entre la danza, un dios, ¿o demonio?, (o ambas cosas a la vez pues son conceptos occidentales alejados del espíritu  del ande), se duele, y se burla. Sabe que es más antiguo, anterior y por lo tanto será posterior a los invasores, tengan la nacionalidad que tengan. A aquellos que masacraron, y luego trataron de engañar, de utilizar a su pueblo y ponerlo a guerrear consigo mismo, hermano contra hermano.

Aquella divinidad terrible, no es otra que el Tawantinsuyo encarnado, hecho vísceras y sangre. Su columna vertebral son los andes, de donde cuelgan las pequeñas fogatas que alumbran la noche milenaria. Desde la cual ese dios-pacha proclama:

Terrible será el momento de mi ley.

            mi triunfo

            y mi venganza que será solo justicia.

El poema me parece sin exagerar, ni con falsas zalamerías, una obra maestra. Ya el lector podrá comprobarlo y sacar conclusiones.

Otra cosa que es muy importante, radica en el hecho de que Feliciano adjunte una declaración de su grupo poético: el Movimiento Amaro. Lo cual es una muestra de consecuencia con lo que allí plantean, puesto que importa tanto, o más, el potenciar una idea como colectivo que el solo exhibir un trabajo poético; incluso tratándose de uno como este, que como mencionamos, tiene tan alta factura.

En estos tiempos donde la “producción” de los grupos, o colectivos, poéticos de Lima me asquea por su frivolidad, por su estupidez tangible, es gratificante encontrar un texto como el del Movimiento Amaro:

Toda obra artística tiene naturaleza política, pues el artista está inscrito, quiéralo o no, en una clase social, en pugna con las otras, y su obra refleja, quiéralo o no, esa lucha.

Qué diferencia, con los “grupos literarios” de amigos, sin importar su clase social.

En estas reuniones o “recitales”, el “poema” se convierte en un “objeto traslúcido”, pierde su espesor, su consistencia, lo inherente como construcción autónoma pero que debe transmitir un mensaje, de cualquier tipo, sin lo cual no tiene razón de ser.

Lo que es peor, ya no interesa lo que se diga, o si el texto es propio o ajeno, o una canción, o si presenta algún interés o significación para alguien más allá del poeta mismo, o si posibilita una lectura polisémica, nada. Incluso se podría leer una receta de farmacia o la guía telefónica con la “debida entonación”. En estos espacios, el “poema” solo sirve, cumple el papel, de “mediar” entre el ego maltrecho del declamador y una realidad conformada por los “otros” a los cuales debe, tiene la necesidad de arrancar un aplauso a como dé lugar. Tarea nada difícil para ser honestos. El aplauso está asegurado solo por el hecho de ser parte de aquel colectivo. O si el “poeta” pertenece a una clase hegemónica, eso se lo asegura la prensa a su servicio y la publicidad y fama derivadas de aquella promoción.

Esta necesidad de aplauso usando el poema como “medio” es de tipo psicológico y está relacionada con la búsqueda de aceptación, con el afianzar ciertos aspectos de la personalidad que presentan falencias afectivas, inseguridades, u otros órdenes que escapan a la función de la literatura. Sin por ello negar la característica catárquica, báquica que también cumple el poema, decimos que se le está circunscribiendo solo a esta. He allí un problema.

Por ello, saludo la claridad del Movimiento Amaro cuando manifiesta que:

Pero hay un tercer estadio, que es la verdadera culminación de este trabajo de escritura: el que ESCRIBE PARA QUIEN QUIERE. Ése es el más importante para el Movimiento Amaro, pues es el artista consciente de su auditorio o lector. Este poeta o trabajador de la palabra profesional, pone su obra como un valor al servicio de “su gente”. Su obra sirve, está al servicio de… Es un arma.

Qué ejemplo nos brindan cuando se refieren al ¿para qué? de un poema, pues existen autores que consideran aún posible que en un país como el Perú, racista, discriminador, explotador, excluyente, clasista, corrupto, machista, etc., etc., se pueda seguir hablando, babeando sería un mejor término, sobre el “arte por el arte”. 

Muchos autores pequeño burgueses y burgueses se espantan con esta afirmación; sostienen: el poema “debe ser puro”, no ser “comprometido”. El poema (¡hasta dicen la poesía!) no debe servir a nada ni nadie salvo a él mismo. Y nosotros le decimos: Tienen razón, solo si agregan MI POEMA DEBE SER PURO: MI POEMA NO DEBE SER COMPROMETIDO Y MI POEMA NO SIRVE A NADA NI A NADIE.

Declaración que es una bofetada, que ojalá haga despertar a algunos aletargados, sumidos en un sueño de opio que les hace creer que por ser “poetas” o “escritores” existen en un “afuera” del Sistema y de las clases sociales. Personajes que se sienten “tocados por las musas”, y piensan que existen en un plano “superior” del pensamiento y por el que por el solo hecho de verter una opinión, si la tienen, escrita u oral,  el país va a cambiar sin que tengan que hacer nada más.

Este “conjunto de creencias” acaba cuando al tomar una combi maltrecha o son asaltados o sufren un accidente y se topan con la realidad de estarse en un hospital nacional, deficiente, saqueado por los políticos de turno y la burocracia, sin seguro social y sin un sueldo fijo; regalitos del papá Estado Neoliberal.

De manera lamentable, ser “poeta” en la actualidad se ha vuelto sinónimo de muchas cosas que están bastante lejos del talento, la cultura, o cualquier tipo de compromiso o militancia. Los recitales los hacen amigos para amigos, en todos los niveles, desde la calle Quilca al Club Regatas, lo importante es sentirse aplaudido por los suyos, sin ningún feedback enriquecedor. 

¿Cuál es su aporte a la poesía en general? ¿Cuál es su objetivo? ¿Qué están produciendo que sea valioso? Preguntas que nos hacen reflexionar sobre la situación de esta pretendida, y amurallada,  “ciudad letrada”, que cada vez se encierra más en sí misma y particiona en parcelas defendidas con uñas y dientes.

Para concluir, no me queda más que saludar la buena voluntad de Feliciano por hacer llegar al formato fanzine un poema como JOORRR:

Campos chamuscados, nieves podridas llenas de belleza,

tul del cielo emponzoñado.

Muerte y muerte. Pero yo estoy vivo,

hermoso y lúcido tras mi máscara de vidrios y colorines.

Me miras. Me miras.

       Pero no aprendes a verme.

 

*Francisco Leon; Perú, Lima. 8 de mayo de 1975. Escritor, poeta, editor, historiador. Cursó estudios de literatura en la UBA (Universidad de Buenos Aires). Presidente de la asociación cultural Red Artística Sudamericana, promotor cultural. Publicó  la novela corta “Resplandor Púrpura” (Lima, 2004). El año 2005 obtuvo mención honrosa a nivel nacional en el concurso de Poesía Iberoamericano, Cuento y Dramaturgia 500VL, organizado por el Boulevard de la Cultura de Quilca y la Municipalidad de Lima. Aparece su primer poemario titulado “Ad Gloriam” (2006, Arteidea editores). Publica además con su propio sello editorial (grupo editorial RAS) el trabajo de investigación: “La historia de Salamanca de Monterrico tomo I” (2006), “La historia de Salamanca de Monterrico tomo II” (2008). Obtiene 2 mención honrosa en el concurso mundial de poesía erótica “Bendito sea tu Cuerpo” (2008). Aparece en el compilatorio del mismo nombre. Aparece su plaquette Sandra, con Maribelina editores (2009). Publica su poemario temático “Summer Screams” (2009, Hipocampo editores). El 2012 presenta “La historia de Salamanca de Monterrico tomo III” editado por el Municipio. Edita el compilatorio de nueva poesía ecuatoriana ¡Y quién dijo silencio! De Cristian López. Publica “Historia de Sangallaya” (2012). El año (2013) publica con Altazor editores su segunda novela “Tigres de Papel”. Publica la II edición de su novela “Resplandor Púrpura”, editada por G4eneration (2014), sello de la escritora Silvia Elena Vernengo Prack, en Buenos Aires. Publica Salamanca Sixties Un estudio sobre el rock en la Clase Media de Lima (2014) (Editorial Selección Gallera). Publica su novela “Los Stones”, Animal Literario (2016). Publica “Song From Lima”, poesía, Korriente A editores (2017). Publica el trabajo de investigación “Wanka Rock, historia del rock en Huancayo de 1959-1979”, Korriente A editores (2017). Ha aparecido en 20 compilados de poesía a nivel mundial, incluye traducciones al francés y portugués de su obra. Ha sido columnista del diario Extra, y del Diario Del País, Diario del Cusco, Diario El Sol del Cusco. Además de las revistas digitales Punto de Encuentro, Main Neim, etc., a nivel nacional e internacional. Ha sido conductor del programa El Rincón de Los Incomprendidos por HCM TV RADIO, y de Palabra X Palabra por HCM TV RADIO. Es colaborador de la revista Qosqo Times, del diario Expreso de Lima, entre otros.

 

**Feliciano Mejía Hidalgo, Secretario Nacional de Poetas del Mundo en Perú:

http://poetasdelmundo.com/detalle-poetas.php?id=584

 

FOTOGRAFÍA DE PORTADA: Feliciano Mejía Hidalgo

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s