s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Nelly Ramirez De Bayona
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
marta.lubay@hotmail.com
Biografia

Nelly Ramirez De Bayona

Nació en San Pablo de Borbur – Boyacá (Colombia), el 24 de Agosto de 1939, fue allí donde su sentido poético encontró su máxima expresión.

Docente en los primeros años de su juventud hizo derroche de su ternura y sensibilidad tratando de orientar a sus alumnos como si fuera lo último que pudiera hacer por su amada patria chica; hoy lejos de ella le quedan los recuerdos, patrimonio que la acompaña siempre.

Se radico en Barranca Bermeja desde 1979 hasta 2009, donde se sintió mimada por sus gentes a quienes dedica su obra “MAS ALLA DE LA AUSENCIA” Los libros que ha publicado y que han tenido gran acogida son: Mariposas Blancas, Un sueño de Amor, Sentimientos y Dibujando Mis Versos en el Viento; trabajos que revelan la exquisita sensibilidad de su poesía.

Gestora Cultural, Corporación Interamericano de Educación Superior (Bucaramanga), ha participado en encuentros Intermunicipales en Barranca Bermeja, san Vicente de Chucuri y Landázuri.

Nacionales: III encuentro Nacional de Poesía en Barrancabermeja (2001), XXIII Encuentro Internacional de Escritores en Chiquinquirá Boyacá (2002), XXV Encuentro Internacional de Escritores en Chiquinquirá Boyacá (2004), XXVI Encuentro Internacional de Escritores en Chiquinquirá Boyacá (2005).

Artista plástica: Ha participado en varias exposiciones colectivas. Su obra “El Negro” es la más significativa.

Actualmente reside en el municipio de Quimbaya en el departamento del Quindío y recientemente La Corporación Cultural de Literatos y músicos “ENTRE LETRAS Y MELODIAS" hace un reconocimiento en la ciudad de Barranca Bermeja por sus méritos y aporte al género lirico a través de su producción literaria.


DESPIERTA

¡Despierta! Retira un poco la persiana,
mira que mi llanto está pegado a tu ventana;
son gotitas yertas, temblorosas de frío,
muertas de ausencia, buscando tu abrigo.

Quizás escuches el trino de alguna avecilla,
que en las ramas de un pino, curiosa te observa;
esa es mi alma que hoy quiere besarte,
que hoy quiere decirte: “Sé feliz, amor mío”.

La brisa que ansiosa penetra en tu alcoba,
que atrevida te roza la cara, y tímida deja 
una rosa en tu almohada, es mi alma; y si
ves que hay sombras que rondan tu cama,
son mis manos sedientas, viajeras que de 
tanto adorarte, les nacieron alas.

Amor mío! Si escuchas lejano el rumor de la
aurora y un rayo de sol acaricia tu frente,
sabrás que soy yo, que anhelo tus labios
besar tiernamente.

NOSTALGIA
(A: San Pablo de Borbur)

Miro en silencio el apacible cielo,
la noche tibia, tan profunda y tierna;
tan lejos de mi tierra y de mis sueños,
tan cerca mis recuerdos y mis lágrimas.

Mis amigos han muerto, mi familia,
personas que compartieron mis desvelos; 
solitarias allá en la sepultura, 
imaginaban que yo moría primero.

Caminaba por campos y veredas,
contemplaba tristemente el Camposanto;
corría descalza todos los senderos,
llenaba mi canasta de rosas y de sueños,

Bordaba pañuelos y escribía versos,
llevaba flores al altar del pueblo; y era
mi vida entera de cantos y misterios
¡Qué tiempos aquellos! ¡Ya se han ido!

Atrás quedó el encanto, atrás quedó el olvido,
estoy tan sola y triste, que noche tan oscura
BORBUR mi pueblo amado, te llevo en mi nostalgia,
te llevo en mis sueños y en mi alma.

 

LAS MANOS DE MI MADRE

Hoy tus manos arrugadas por el tiempo,
son hojas secas que arrullan los recuerdos;
gotas de copiosa lluvia que en secreto,
calman la sed del corazón sediento.

Tus manos, madre, están marchitas,
cual flores sin vida, en holocausto;
manos llenas de amor, manos benditas,
manos que curan y acarician.

Cómo quisiera, madre que tus manos,
cerraran mis ojos cuando muera;
que se deshojen tus besos en mi tumba
y se convierta tu llanto en primavera.

Solo quiero madre, que tus manos,
enjuguen mi llanto una vez más y que
el día de mi muerte sean tus labios,
las que me digan: Hija, vaya en paz.

 

LUNA CONFIDENTE

Anoche la luna estaba triste
y quiso que fuera yo su confidente;
me contó que estabas recostado, 
a la orilla del mar mirándola distante.

Me contó que estabas inmensamente triste,

que dijiste mi nombre varias veces…
que en secreto tú quieres que regrese, que
te devuelva la ilusión que un día me diste.

Me contó que en la arena tú escribías:
“Te amo mi amor” y que borrabas, esas
frases de amor y que llorabas recordando
todo lo que al oído me decías.

Que también te sientes conmovido
a la diáfana luz de las estrellas;
que sientes sangrar el corazón herido,
que sientes de mi amor eternas huellas.

Que sufres tanto como yo he sufrido,
que también tu lloras como yo he llorado;
que buscas con afán ser consolado,
que tampoco aceptas tanto olvido.

¡Amor! Yo te propongo:
Que hagamos de la luna un confidente,
pregúntale si es verdad que yo te amo,
verás que la luna nunca miente.

 

Y FUE TU VOZ

Vagué en las sombras de la ciudad perdida,
anduve sola por calles y por ruinas;
en mi barco de cristal fui a la deriva,
lloré en silencio lágrimas de acíbar.

Buscando en las cenizas de mi vida,
las brasas de tu amor me vi rendida;
solo encontré la losa fría,
el silencio supremo de la melancolía.

Mi pobre corazón ya no podía,
un frío intenso de nieve me cubría;
me sentí tan sola, me sentí vacía,
sentí que mi pecho ya no ardía.

Y fue tu voz la que me dio la vida
y fue tu voz la que enjugó mi llanto.
¡Ay amor! Ml fuego, mi ceniza fría
Volvió a encenderse tanto, tanto, tanto

 

YO SOY LA VOZ MAS TRISTE DE AMERICA LATINA

Yo soy la voz más triste de América Latina,
llevo en la espalda la ilusión perdida,
de las madres que lloran a sus hijos,
de los hijos que van a la guerrilla.

Yo soy la voz más triste de América Latina,
llevo en alma la esperanza muerta,
de los hijos que lloran… De los hijos
que lloran a la madre muerta.

Yo llevo en el alma las heridas
de tantos adioses, de tantas despedidas,
el dolor de los niños que absurdamente
pierden a sus padres, que sienten en su
cuerpo el hambre y en su alma sed de sangre

¡Oh, Dios! Yo soy la voz más triste de América Latina.

Soy el silencio transformado en llanto
de las heridas grandes de la Madre Tierra,
de la voz callada del Llano y de la Sierra;
yo soy la voz más triste de América Latina.

Se están secando las vertientes de Colombia
se están talando sus majestuosas selvas;
he visto llorar el cóndor en la cima, he visto
llorar a la región Andina. Yo soy la voz más
triste de América Latina.

 

El imponente río Magdalena, progreso de Colombia,

su principal arteria, arrastra por sus venas escorias y miserias,

ya no se ven palomas, ni garzas ni jilgueros,

dejó su nido solo la pobre golondrina.

Yo soy la voz más triste de América Latina.

 

El cielo Colombiano, también está de luto,
está manchado el aire con sangre del hermano,

también horror y muerte allí dejo el tirano,

hay llanto en Perú, Ecuador y Argentina,

Yo soy la voz más triste de América Latina.

 

Colombia mi patria tan altiva, ya no llora
en silencio ni se queja, se secaron sus campos,

sus laderas; solo la sangre de sus hijos,

mitiga la sed de sus praderas;

Yo soy el silencio que llora en la colina,

Yo soy la voz más triste de América Latina.

 

 

 

Autora: NELLY RAMIREZ
Poeta: COLOMBIANA
(Derechos reservados del Autor).

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s