s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Roberto Enriquez Morales
Nacionalidad:
México
E-mail:
robert44e@hotmail.com
Biografia

Roberto Enriquez Morales

Poeta mexicano

 

Con promesas de volver

¡Ven!, entíntame los labios,

con versos o caricias en papel,

como mancha imborrable de sangre

o como sello que proviene de un rey.

¡Ven!, olvidemos los agravios,

como se olvida el día de ayer,

que pierde si aroma en el pasado

y en recuerdos deja su proceder.

¡Ven!, rásgame las cicatrices

que habitan en mi piel,

hazlas como botón de rosal florecer

con tu canto y tus risas

con promesas de volver.

¡Ven!, ya no vivo sin verte

ni quiero la ansiada muerte,

sin tus ojos volver a ver;

sin perderme en ese velo

que a tu cabeza corona

y esos labios amapolas

que nunca me dijeron querer.

¡Ven!, que la tinta ha cesado

Y estos versos sin ti… son hiel.

¡Ven!, acurrúcate en mis manos

Y empecemos otra vez.

 

Amor

Yo, creía en el amor,

Juraba que los sueños se volvían realidad

Y que los silencios sólo eran pausas de los enamorados.

 

Yo, creía que era literal

sentir mariposas revolotear y que todo tomaba una perspectiva romántica,

un suspiro con candores o pisar sobre las nubes.

Creía,  que en verdad la luna me escuchaba, y se tornaba roja de pudor

por lo que yo, le contaba; creí, que las flores eran algo más que suaves pétalos

y que sus espinas no dañaban.

 

Yo, creía en el amor;

con sus cuatro letras en orden y sus sentimientos en la piel,

creía, que no existía quien se aprovechara de él… ¡qué no podía!,

que algo tan puro no sería un simple juego.

Llegue a pensar que no moría,

que al probarlo sustentaba sólo su poder

y por el contrario se regaba por si solo, hasta florecer.

 

Yo, creía en el amor y hoy, ¡hoy sé que es verdad!,

que cuando uno se enamora nada le puede dañar

ni aun el serle indiferente; pues enamorarse sólo es de valientes

que no les importa lo que pase en su interior… ni los daños consecuentes.

Yo, creía en el amor y hoy creo más… en él.

 

Sueño que te sueño

¡Sueño que te sueño!

Mientras el mar no pierda salado brillo,

y el sol olvide triste el verano,

mientras la nieve se amolda a tu pelo

Yo, sigo suspirando en negro.

 

¡Sueño que te sueño!

Mientras las nubes sean el horizonte,

y se embriaguen de luna tus ojos,

mientras tus labios sigan rojos

Yo, tendré frescos cánticos.

 

¡Sueño que te sueño!

Mientras escuches gritos de mi silencio,

dorado polen fecunde tus besos…

mientras una hoguera congele recuerdos,

el amor que vive en mí, servirá de sustento.

mientras tú, lees caravana de versos

y en ti, simulas un te quiero yo…

¡sueño que te sueño!

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s