s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Elieser Wilian Ojeda Montiel
Nacionalidad:
Venezuela
E-mail:
elescriturador@gmail.com
Biografia

Eliéser Wilian Ojeda Montiel

Santa Cruz de Zulia, Municipio Colón/ Zulia, 1948.

Licenciado en Administración, Universidad Central de Venezuela (UCV).

Exfuncionario de la Superintendencia de Bancos (SUDEBAN). Docente del Liceo Bolivariano La Azulita así como del Instituto Universitario de Educación Especializada (IUNE-2009-2012), núcleo La Azulita.  

Narrador, ensayista y poeta.

Obtuvo su primeras publicaciones con el Centro de Estudios Poéticos de Madrid y el poema Triste Final de un Paraíso así como con el mini-cuento Un Domingo en el Más Allá; producciones publicadas en las antologías Aires de Libertad (2004) y Palabras Indiscretas (2008): ISBN: 84-609-3376-8 e ISBN-13: 978-84-935735-6-0 ∕ ISBN-10: 84-935735-6-6., respectivamente. En el año 2015 también le fue publicado el poema Estío en la antología Lo que Pasa entre Versos (ISBN: 978-84-944065-0-8.

Su primera narrativa El sacrilegio de los nietos (2013), ISBN 978-980-6679-29-0., se publicó con el sello de la Asociación de Escritores de Mérida así como parte de un ensayo Una aproximación crítica a la temática poética, en la revista País de Papel editada por dicho gremio (Nº 2. 2013), ISSN 2343-6247. Posee, además, una antología poética en prosa y verso, como también varios cuentos inéditos que esperan ver la luz muy pronto.

 

ESTÍO

 

El invierno de mis ojos

Descarga la tormenta amarga

De tu inesperada partida, y

Mi corazón es un estío de desamor.

 

Mi alma, ahora, es un árido erial

De melancólica desnudez,

Muestra transparente de una dolorida

Vaciedad de agostados deseos.

 

Mi corazón marcescente entristecido

Vaga en la estación inoportuna

De un odiado verano extemporáneo,

Cliente de la primavera de mis días.

 

 

NON OMNIS MORIAR

(Nihil obsta)

 

Yo sé de las lágrimas vertidas

En tus años de primavera,

En las noches de amantilladas bóvedas claras

Por la nubilidad de la espera del astro de tu ser  

 

Yo sé de las quejas de tu alma

Tanto como las de tu cuerpo.

De las de tus noches de blanco satén

Entre sábanas impolutas de inocencia perdida.

 

Yo sé de los gemidos de tus más puros dolores

De mujer por los amores acaecidos

Con un solo hombre; por los hijos

De su simiente, por la razón de tu existir.

 

Yo sé de los Derechos Civiles de tu destino

Al otro lado del mundo, de la entrega de tu niñez,

De las costumbres odiosas de tu sociedad,

Del machismo pervertido de tus castas.

 

Yo sé de tu santidad de mujer,

De tu inefable resistencia irrenunciable,

De la entrega forzada en tu desquiciado mundo,

De tu abolida elección de autonomía.

 

Yo sé de ejecuciones inhumanas, de lapidaciones 

Crueles, impasibles. De leyes tutelares de hombres,

De costumbres impropias al cambio de los tiempos,

De crueles dioses de épocas remotas.

 

 

CALENDARIO

 

La estancia de mis fechas

Zurce mis pensamientos

En las nubes peregrinas.

Níveas escarchas

 

Se aglomeran a pasitrote

En las sienes de mi alma,

Temporal irrefutable de borrasca

En el archivo de mis días.

 

Mis plegarias hirsutas

Rastrean el paraíso perdido de Adán

O la barca extraviada de Noé

En el ponto inexistente de la eternidad.

 

Las nubes de mis sueños

Silentes y apacibles

Danzan en la vigilia; ausente

De trasnochos de un alba adormecida.

 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s