s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jorge Emilio Ríos de Luna
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
poetayaldeno1@gmail.com
Biografia

Jorge Emilio Ríos de Luna

 

ANA DE LOS SUEÑOS

 

Siempre te recuerdo

Ana de los Sueños...

Pequeña, llena de rulitos,

coqueta, elegante,

morocha bellísima,

un libro abierto

de incontables páginas de sabiduría.

Mujer transparente,

divinamente encantadora,

que con esa voz tan dulce y cálida

siempre me llamaba…

“papi”…

Te recuerdo Ana de los Sueños

en aquellos atardeceres del maravilloso río,

imbuidos del canto de los pájaros

en esos veranos calientes, exhuberantes

de un diciembre lejano.

Caminábamos

tomados de la mano,

bajo cielos santafesinos

descalzos por la playa,

diciéndonos todo

con la mirada.

Recuerdas Villa Urquiza

el río y su cielo...

Te recuerdo Ana de los Sueños

plena de alegría, y de felicidad,

elocuente, extrovertida,

inteligente, y firme.

Bellísima de principio a fin…

Un ángel del cielo

que perfumó mi camino

con su amor y su talento.

Siempre te recordaré

Ana de los Sueños...

Morocha…de piel de seda,

encantadoramente mujer.

 

LA NOCHE CALLA…

 

El campo abraza el silencio calmo

en tanto que la noche calla su voz ronca,

desdibujada en las notas peregrinas

que se desvanecen en las sombras,

en el alma de las flautas rotas de los pajonales

que van callando,

mientras la última brisa corre

sobre los tiernos pastos,

peinándolos suavemente

sin decir palabra.

El río corre entre las sombras del sauzal

que le indica el camino a seguir

bajo la atenta mirada de la luna,

pálida luna,

que se mira triste

en el sutil reflejo del agua,

mientras el cielo se oscurece

con miles de lucecitas blancas que se prenden.

Mientras un día nuevo nace

en la otra mitad del mundo,

junto al despertar de los sueños,

al otro lado de la imaginación...

 

MI LUNA TRISTE

La luna triste me mira

desde un cielo lejano

cubierto por las brumas

de la soledad.

Una luna que sigue noche a noche

mis pasos cansados,

que se borran lentamente

en la arena húmeda

por las lágrimas del río,

cubierto de tiempo y de historia.

Más allá, un pequeño puerto olvidado

mira desde un rincón de ese olvido,

desde las sombras de los recuerdos,

aquella luna triste pasar…

 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s