s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Anabel Glenda Romano
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
garromano92@gmail.com
Biografia

Anabel Glenda Romano

Me llamo Glenda Anabel, nací un 29 de febrero de 1992 en Buenos Aires, Argentina y es donde actualmente estoy viviendo. Escribo con el alma desde mis aniñados 12. Siempre sentí que se me daba muy fácil la expresión de sentimientos debe ser por eso que la mayoría de mis poemas tienen ese color con el cual, creo yo, muchos podrían identificarse.

 

Adiós mi verano más dulce.

 

Perfumaste el cielo con tu esencia,

Verano sagrado donde te encontré.

Ese aroma perdura en mi consciencia 

y cuando duermo, también.

 

Nunca olvidaré tus colores

mucho menos al asesino 

que se llevo al verano de mi vida.

 

Frío como envidioso,

El otoño te arrebató.

Mis sentidos piden justicia,

todavía te extraño entre mis manos.

 

Me duele la paciencia

 

No sé muy bien

si está ubicada en el estómago

o en la sien

pero ¡cómo duele!

sí que duele, ver vacío el Edén.

 

Junto las rosas que cayeron,

esas que la naturaleza quiso

 para adornar el camino

Y en mi canasta no caben más

¿queres algunas, queres hacer vino?

 

¡Tregua! me quiero bajar del problema

que me duele la paciencia

y no encuentro el origen de tal tontera

¡Tregua! que mañana el sol va a brillar

y no tiene sentido, vernos estallar.

 

Las manos del poeta

 

Entre uñas y tinta

adorando el amanecer,

deslumbrándose con la melancólica luna,

Se encuentra el poeta,

actor desgarrado que todo lo siente,

todo lo expresa, a su manera

con rojo o negro

con bolígrafo invisible.

 

Las manos enloquecidas

en espirales de palabras

no alcanzan a cubrir

ni un cuarto del espacio.

Las hojas no bastan

para el poeta desdichado.

Y se mancha sin querer

pero también queriendo

su consciencia es tan real

como lo emanado por sus dedos.

 

No concluye, nunca llega el fin

siempre hay más para dar

que para recibir.

Mientras exista una letra,

otra, y una más

Existirán palabras para recitar

lo que a veces, la voz interna calla.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s