s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Lucevan Vagh Owen Berg
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
Biografia
Princesa Sigrid; Princesa ma

Oh! Princesa Sigrid
que siempre ests conmigo
cuando menos lo espero
y hasta cuando menos lo esperas,
porque ah estas, sin que lo sepas tu
y ah apareces sin que est prevenido yo...

Ah,
en mi mente,
en una cancin o en dos,
perdido yo en el tiempo
vagando mis pensamientos por ti.

Debo estar volvindome loco
por este sentir,
o es que solo te quiero demasiado.

Y hoy ests conmigo,
aqu,
ahora,
hoy...

Y aunque no ests
pero ests y tu lo sabes
claro de luna para ti...
mi Sigrid querida.

Eterna Princesa ma
de mundo azul
de vestidos de sal,
tejidos por el viento y la brisa;
las algas te adornan
y te veneran los peces coloridos.

Deseando no ver
tus suaves manos alejarse
de mi alma...

Mi alma corre a tus manos,
apresurado y loco
por sentir lo que hoy siento por ti.

Sigrid; mi dulce Sigrid
me cautivas, an sin saberlo tu.

Princesa de aguas fras
tu cansancio es el mo;
quisiera ser tu descanso,
tu sueo, quisiera ser tu vida,
quisiera ser quien bese tus ojos
aunque solo llegue a besar tu frente.

Princesa de poemas perdidos
no guardes tu dulzura,
no me escondas de tu amor
ni temas de los temores mos.

Princesa del tiempo
Por qu el tiempo te limita?
Por qu el tiempo y sus dudas?
Es que tiene celos de m?
o solo te protege de un infausto dolor.

Si supiera el tiempo que tu eres yo
y que sera difcil hacerte dao,
sabiendo que me amo
cuando te amo a ti.

Princesa nacida del mar azul,
tus guardias; los caballitos de mar,
esperan tu retorno con ansias.

Mundo azul, de corales mgicos,
de peces dibujados por poetas
que ilusos, tocando tus cabellos,
mueren con amor de tu mirar
y vuelven a nacer a tus pies.

Y respirando de tus versos
los poetas de ensoacin
van tras tus huellas danzadas.

Te alejaste para ser reina,
mas t sigues siendo Princesa,
mi Princesa...

Orqudeas y colibres se alan a ti
y a tus manos guiando tu sendero;
la hierba verde y tendida cubre tus pasos
mientras el invierno huye.

Princesa de inmvil sentir,
tu luz al paso de lo eterno
fue despertando mariposas
y poemas, dormidos con pasin.

Poeta husped aguarda cdigos,
palabras briznadas que forman
broqueles en tu vana ausencia.

Los protectores te observan
y desde lo alto te cubren
con auras centellantes
que asemejan escarcha.

Tu regreso se vio largo,
caballitos de mar inquietos,
peces que retoman sus colores.

Ceremonia pomposa
desechando vestigios
de tu partida danzada.

Llegaste; al fin llegaste,
con poemas y mariposas,
con estrellas y duendes.

Embelesados con tu sonrisa,
retornamos los guardianes,
los peces y poetas
al mundo azul de fronteras invisibles
y horizontes de ensueo.

Princesa por devocin,
clida maestra y aprendiz,
tu recuerdo es de ayer
y escucharte es de hoy.

Tu mundo azul,
mares de aguas fras,
se mimetizan con el cielo
y t, vestida con la tnica
que el mar eligi para ti,
y asciendes para ver tu reino.

Princesa de frgil vivir,
Princesa ma...
tu poeta de corazn consumido,
duerme entre las nubes
esperando como nio,
que lo tomes de la mano.

t del mar, yo de entre las nubes
alma como cenizas dejadas.

Yo...
yo olvidado junto al desdn
de musas efmeras.

Princesa de suspiros y lgrimas ocultas
me levantaste y renac junto a ti,
junto a tu amada sombra,
cobijo de mis sueos.

Princesa de recuerdos extraos,
que como vidas pasadas
fueron absorbiendo el presente
y el torpe corazn que lo haba olvidado.

Princesa de sueos abatidos
que se desvanecen
cuando te sientes querida
y cuando te olvidan
silencio y versos mudos
tejes a escondidas.

Princesa Sigrid,
Princesa ma...

No me salvo...

No me inspira ya
la tristeza que atrapas
pues te formaste de una nada
que empez hacerse:
de palabras, esperanzas y besos,
mi armona,
pero s de esa tristeza me salvo.

No me salvo de quererte;
de envolverme en tus calores
de apresarte estando lejos
de a partir de ti.

Fabricas mis das para ser feliz
y no me salvo de extraarte;
de mi impaciencia por verte
de mi debilidad de tener, aunque sea,
tres frases o tres letras tuyas.

Y sabes que...?
no me salvo de mi liberto deseo
de escapar cuando libre.

Para besarte
cuando ptalos rojos
anuncian ante todos
que te quiero...

La Ultima Carta de Romeo a Julieta.

Lima, 17 de Noviembre 2001

A mi amada Julieta.

He aqu Romeo de corazn afligido, escribe esta ultima carta a ti, amada Julieta, y es que hoy se cumple un ao de ausencia tuya, y muerto yo, as respiro para escribirte de mis recuerdos, que yo supe de tu vida cuando eras ma, y eran tiempos tuyos mis tiempos de sonrisas fieles, miradas tiernas y caricias vidas que guiaban pasos tuyos, pasos mos, pasos nuestros...

Recuerdo tus besos que en mi frente posabas, huellas indelebles de labios rojos, de un dueo enamorado, besos que tengo an de ti amada ma, algo muy tuyo esos besos que qued en mi mente, en mi frente; y cerrando mis ojos fallecidos, logro ver tu piel de lienzo, frgil como aquellas rosas que adornabas con tu belleza, y t, vestida del sol dorado, inocuo retrato tuyo en esta mente ma.

T que dibujaste al amor brotando de un corazn hoy agrietado en el tiempo inmortal; tus deseos fueron diluidos en aquella fuente iluminada donde juramos amor eterno, y mis deseos; palabras sencillas que escapadas de la imaginacin, ya duermen en tus manos vivas; dejando historia a mi lgubre alma.

Hoy, por la tarde, estuve donde qued tu cuerpo en total descanso, flores secas y marchitas huyeron al verme; tu nombre y fechas, olvidados y halladas con dolor, fueron compaa de la caterva silenciosa, y tu silencio fue clamor de vida; esa tarde, or por ti, por nuestro futuro encuentro.

Pienso en ti acongojado y desvelando mis noches muertas, odiando la felona del destino que hizo perecer al amor mo, dejando un cuerpo desolado, de lgrimas imperceptibles y llantos internos, destino que impidi un enlace ya hecho y que solo dejo tristeza, aros sin dueos, traje lucido y vestido de alborada.

Desde que la muerte me robo a ti, mi ser ha oscurecido, en espera del final por el duelo impuesto por la muerte, y llegar el da para verle el rostro y mostrarle el luto dejado en esta vida entera, y ser ese da en que podr verte amada ma, es por eso esta carta para ultimar tu espera antes de mi partida, para por fin unirme a ti Julieta, amada ma...

Siendo an tuyo mi amor.

Romeo.

En memoria de:

Valentina Gianuzzi Sheen
25-05-1979 / 17-11-2000

Tu Siempre Amado:
Erick Todd.

AGREGADO DEL AUTOR

Fragmento de: Poema.
Autor: Pedro Salinas.


'Y todo emocionado podr el cuerpo
descansar, quieto, muerto ya, Morirse
en la alta confianza
de que este vivir mo no era slo
mi vivir: era el nuestro...'

Resumen Biogrfico.

Lucevan Vagh Owen Berg [Lima, 1978]


Es Poeta, sus conocimientos y experiencias le permiten hacer definiciones sobre los estados del amor, el alma y las conductas emocionales del ser humano.

Es Pacifista, Humanista, de naturaleza bohmica y solitaria, llevando una vida de austeridad y silencio en la actualidad.

Apasionado a la msica clsica, filarmnica y operas, con gustos a la lectura, criar aves, y cuidar plantas.

Un caballero en la vida y en la intelectualidad, dentro de su modestia personal.

Hombre, que en su mocedad recorri varias ciudades y algunas naciones refinando su espritu con conocimientos recogidos, que demuestran el seoro de humano que es.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s