s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Yioritma de la Caridad Carnet Londres
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
yioritma@gmail.com
Biografia

Yioritma de la Caridad Carnet Londres

Yioritma de la Caridad Carnet Londres, Cuba, 1986. Historiadora del Arte. Aficionada a la literatura y la dramaturgia. Ha participado en diferentes eventos y concursos culturales en su etapa estudiantil. Recién ha retomado el don poético, Actualmente estudia Teología y vive en Volta Redonda, Brasil. 

 

Creación.

Un acto voluntario, por la Palabra Divina      

llamó toda la creación a la existencia

soplo de vida en una porción de barro,              

seres humanos, corona de su creación.

En comunión con Él,       

reflejemos la gloria de su Nombre.


Génesis.

Más que la introducción al Pentateuco,
de todo lo creado eres el Origen.

Inicio del plan de salvación            

que anula la muerte por pecado.

Aquí estamos y somos el principio              

de la maravillosa promesa venidera

ontología universal, revelada por la Palabra Divina.

Casamiento y familia

que se multiplica desde el fundamento  

del padre, del hijo y el Espíritu Santo.

El hombre, la redención, la alianza,   

la promesa, el juicio, la bendición.  

El hombre, el pecado, el juicio, satanás, el infierno.        

Al reino venidero, otro es el camino


Israel.

Tu misión, oh Israel, era ser luz para los gentiles.
Intrascendente la desobediencia de tu pueblo  

para el propósito de Dios,
aun después de ser simiente lo llevaste al cadalso.  

Proscrito el corazón del que sombreó la luz

y espera la promesa de consolación.

Otra es la alianza y otro es el pacto   

en la eternidad del Señor que ya estuvo.   

Tu pueblo espera.

 

Génesis y Apocalipsis.

Como alfa y omega

en el principio y fin eterno de lo creado,   

revélese a nuestro corazón

la caída en lo eterno del rumbo reprobado 

y la bendición del paraíso que se espera.

Aún después del fruto prohibido 

sentí la misericordia de tu mano    

en este consabido árbol que da vida.   

Tras la higuera aún se esconde la vergüenza

otras son las vestiduras que me ofreces  

lavadas son en la sangre del manso Cordero.

Más por compasión del que redime;

tú abrirás las puertas.

  

Sólo hay uno que es perfecto.

Como siervo viviste entre nosotros,  

príncipe de todo principado

pagaste la deuda,

la deuda que nos dejó sin amor,

la deuda de la caída del Edén,

la deuda por Justicia Divina,

la deuda que nos marcó otro.

Mi deuda pagaste a precio de sangre 

tu sublime obediencia nos trajo la luz. 

             


Evangelio.

Por su palabra fui alcanzada

al creer en las buenas de salvación.

Dios ama al pecador,

en su proclama soy salva en su Nombre.

Tras las buenas nuevas alcanzo el perdón.

Ese es su anuncio.


Imitadores.

Una acción muy fácil es la de imitar  

ese acto trivial en el que soñamos ser esto o aquello 

parecernos a alguien o a algo    

-al menos una vez; lo hicimos todos-

Cuando venimos a sus pies todo es tan fútil   

que ya no queremos repetirnos en los otros,   

otra es la obediencia, el amor a los perdidos,    

el lugar santísimo, la unidad de la iglesia.

Nosotros Anunciamos las buenas nuevas 

y la manera Santa de vivir en Jesús.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s