s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Maria Fernanda Portes Valencia
Nacionalidad:
Ecuador
E-mail:
mariafernandaportesv@hotmail.com
Biografia

María Fernanda Portés Valencia

María Fernanda Portés Valencia, (seudónimo PorVa), Guayaquil – Ecuador 1987, poeta, escritora y artista plástica, descubrí mi talento y arte desde los 14 años de edad, es una magia que envuelve mis pensamientos, continúo en ésta travesía de las letras que las hago tan mías que las tatúo en las almas llenas y  vacías.

Incursiono en frases o pensamientos, ecopoesía, poesía erótica, romántica,  vivencial, extensa, narrativa, cuentos y actualmente en novela.

El arte plástico que realizo actualmente es completamente de reciclaje permitiendo así tener un arte distinto y memorial en nuestros días.  

 

UN BESO SIN IGUAL



Veo a lo lejos tus labios rojos carmesí, 
            invitándome a adorarte y contemplarte,
te miro fijamente y voy a ti, 
           como si estuviera poseída, 
           y es tu aroma la que recrea mi vida. 

Tus labios que saben a cerezas y chocolate, 
           recomponen mi existencia y conquistan este corazón que late,
Son tuyos, pero también míos, Son míos y también del cielo,
          que vive en tus mañanas y me hablan del fragor de lo que siento. 

Un beso tuyo revive mis sentidos cuando estoy contigo, 
          es tu pasión que acrisola mi alma, 
y se viste de nenúfares mi corazón que alienta tus entrañas, 
soy yo, pero también tú, cuando amanecemos juntos al calor de nuestros cuerpos, 
          y solo el frío de la mañana nos deja volar otros cielos. 

Yo y tú danzando en ese idioma que reconstruye mi vida cuando me besas, 
          y mis caminos se hacen cortos, 
cuando veo a lo lejos tus labios rojos carmesí,
          se amotinan en mi boca todos los sabores de tu ser, 
y me siento más mujer cuando me seduces, 
          para sentir el calor de tu cuerpo; 
Eres tú y soy yo; Yo y tú jugando con las magnolias,
en las praderas y todos los parajes,
      en donde Dios se proclama para darnos la venia,
de este beso que nos unió en aquellos valles.

Déjame por eso que sea en ti esa luciérnaga,
          que encandila en tus noches mis mañanas, 
que vuela en tu resplandor, para ser libre en los árboles de manzana, 
igual como me soñaste, igual como me quisiste;
Esclava y ama de tu amor de ángel insondable
          que solo te pide el favor y el derecho de amarte 
aunque afuera se agrieten las campanas
y tú seas ese corazón, que late en mi alma 
          para siempre sin tenerte, 
y cuando te tenga, te equipares con mi cielo eterno en pleno alba. 

 

AMOR DE ALGODÓN

 

Como nido de azúcar a punto caramelo,

envuelvo tu amor bajo el lucero,

vuela por el viento extenuando el tiempo,

aflorando tu olor de algodón de almendro;

Tu amor sabe a miel infinita,

que vuela por el aire haciéndose exquisita;

Me atrapa, me envuelve, me acobija,

es el olor de tu piel, que encanta y excita.

 

Capullo de azúcar, de colores y menjurjes,

cambia de color, de sabor no te excluyes,

emanas olores de amor por los aires;

Parece derretirse cubriendo los mares,

Bañarme en ese mar que desborda tu amor,

Rocío de azúcar de miel y sabor.

 

 

ÁMAME COMO SOY 

 

Ámame desde tus entrañas,

ámame desde tu inocencia,

ámame desde tu alma,

ámame desde tu conciencia,

ámame en silencio,

ámame con locura;

Ámame y ámame porque soy sólo tuya.

 

Ámame como una niña,  donde su inocencia no se ha perdido,

ámame en secreto, como si fuéramos desconocidos,

ámame como tú amuleto, que lo llevas a cada parte que vas,

ámame con un corazón puro, donde el amor nunca terminará,

ámame donde el rencor se esconde y el perdón florece,

para ser tuya, hoy mañana y siempre.

 

Ámame con miradas enamoradas,

ámame con pupilas dilatadas,

ámame con mi cuerpo de guitarra,

ámame con mi cara desalineada,

ámame por dentro y por fuera,

y enamórate de mis imperfecciones;

Como si fuera perfecta.

 

Ámame con mis pechos de manzana o pera,

ámame con mi ombligo profundo o redondo,

ámame con mis nalgas planas o pomposas,

ámame con mi vagina depilada o con vellos,

ámame con mis piernas delgadas o gruesas,

ámame con mis pies egipcios, griegos o polinesios,

ámame bajita o alta, delgada o gordita,

ámame como soy ahora, ámame como seré en el tiempo,

ámame y sólo ámame;

Porque la vida cambia en cualquier momento.

 

 

 

 


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s