s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Flor Maria Del Lourdes Freire Neira
Nacionalidad:
Ecuador
E-mail:
florgalapagos2000@yahoo.com
Biografia

FLOR MARÍA FREIRE NEIRA

Cónsul de PPdM en La Isla Isabela (Islas Galápagos) Ecuador

Flor María Del Lourdes Freire Neira (Flor del Mar), poeta, escritora, escultora e historiadora; nació el 17 de marzo de 1953. Es originaria de San Cristóbal, Puerto Baquerizo Moreno, islas Galápagos, Ecuador.

Es fundadora y vicepresidenta de la Asociación Pionera de Escritores, Pintores, Poetas y Promotores Culturales de las Islas Galápagos. “APEPCI-GALÁPAGOS”; que se manifiesta a favor del planeta Tierra y la vida a través de las obras artísticas; como también promueve y rescata el patrimonio artístico y cultural de las islas Galápagos.

Entre sus obras literarias figuran: “Ángel Peregrino” (2015), “Ángel del Hospicio” (2015), “Matazarno” (2015), “Homenaje a las Islas Encantadas” (2016), “Homenaje a los Pioneros de las Islas Galápagos” (2016), “Historias, Leyendas y Costumbres de las Islas Galápagos; Tomo I, Tomo II, Tomo III” (2016). Pájaro Brujo (2016).

La escritora conjuntamente con su hija la escritora, Flor de las Galápagos, han llevado multipliques campañas para concienciar sobre el calentamiento global y las especies en peligro de extinción a través de la poesía ecológica. Gracias a su dedicación y perseverancia Flor María Freire Neira es embajadora de la poesía ecológica en las islas Galápagos y pretende llevar al mundo el mensaje de conservación en calidad de promotora cultural.

Sus obras han sido galardonadas en el Ecuador con los primeros lugares, publicadas en el diario “El Colono” de la provincia de Galápagos, expuestas en la exposición “Galápagos al Natural” en la Casa de la Cultura del Ecuador, Núcleo del Guayas. Por otra parte, también han sido galardonadas internacionalmente en España con las antologías: Versos en el Aire, Tragedias Poéticas, Luz de Luna II; Poetas Nocturnos II, Microrrelatos románticos, donde sus obras fueron seleccionadas como una de las mejores obras que recopila autores hispanos. Además recibió reconocimiento por el Hispanic Heritage Literature Organization, en Miami, Estados Unidos por haber creado la primera asociación cultural de poetas, escritores, pintores y promotores culturales de las islas Galápagos, y por sacar a la luz a sus demás compañeros.

 

ÁNGEL PEREGRINO

 

Dormido  cual un ángel

caído en una alfombra

con un hermoso cuerpo

tallado entre la sombra.

 

Con piel de gacela

con bordes de  un fino pelaje,  

de una floreciente estela.

 

En sus pupilas se agitan

los verdes cañaverales,

en su pecho las aves palpitan.

 

 

FLOR DEL DESIERTO 

 

Fui la flor,

que creció en el desierto,

de tus labios fui el velero

que ancló en tu puerto.

 

Mi ruta era el sonido de las hojas,

del manzanillo al viento;

el sonido de gotas de aguas subterráneas,

del mástil que permanece

erguido en medio de tempestades. 

 

Enredado en mis labios

se quedaron tus besos,

impregnado en mi cuerpo

la esencia del abrazo.

 

 

CAMINANTE

 

¿Dime caminante que te llevas?

Los palacios,

las luminosas naves,

los sueños esfumados

en el eterno camino del olvido,

los besos de la muerte;

las  semillas perdidas en el arado,

los gritos no escuchados,

el trigal de las hebras arrancadas,

el verde matiz de la mirada moribunda;

El árbol que nunca sembraste.

Las voces que nunca escuchaste.

 

 

LÁGRIMAS  

 

Lágrimas, que se han perdido,

cual gotas de cristal envanecido.

Vacilantes rodaron  las peñas

destellantes aún se ven risueñas.

 

 

Lágrimas,

rubíes de sangre,

brotan del santuario del alma

de huérfanos destruidos en las guerras.

Se elevan como una oración. 

 

 

CIEN CAMINOS

 

He de llorar  mil lágrimas,

sin mis ojos.

He de recorrer cien caminos,

sin mis pies,

buscando la paz.

En medio de la noche herida,

al filo del amanecer,

acompañada de tu canto,

en medio de la oscuridad.

 

 

 

En el calcinado suelo,

se escuchará la voz aguda

de los guardianes de las profundidades,

que aletea la brisa,

navegando sin dorsales

en la sombra de la muerte.

 

He de llorar mil lágrimas

sin mis ojos.

He de recorrer cien caminos,

sin mis pies,

buscando la paz.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s