s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Byron Isacio
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
poeta_byron@outlook.com
Biografia

 

 

CANCIÓN DE AMOR

Qué ganas de ser un pájaro y beber

la fuente de tus lágrimas azules¸

de picotearte los ojos y hacer

un nido en tus pestañas y tu pelo.

 

Qué ganas de embriagarme en tus

besos y tu sangre,

de navegar en las lindes musicales de tu cuerpo,

y ahuyentar los sombríos peces

que navegan en tu vientre.

 

Qué ganas de atrapar la nube que circula en el aire

hacer con ella un velo

y cubrir tu rostro de los

astros y las luces.

 

Qué ganas de capturar la luna y herir el sol

con un golpe de ternura,

de robar una estrella y dártela en las manos,

de encender un sueño y entonar un canto.

 

Qué ganas de ser un hombre y amarte

_sencillamente_ como amaría Dios.

 

 

Ahora que vives atada a mis arterias

e injertas dulcemente tus besos en mi sangre

como suaves burbujas que vuelan 

y forman semicírculos en el aire;

 

he visto descenderse la claridad de las estrellas

cual luciérnagas nocturnas que se encienden y se apagan

hasta cubrir de astros y espigas tu cabeza.

 

De mi corazón se alza la ternura

como un arco encendido a la altura de tu pecho.

Mi alma se yergue hasta derretir tu corazón.

 

Y vives atada a mis arterias,

e injertas dulcemente tus besos en mi sangre.   

 

 

CELEBRACIÓN A LA GUITARRA

Oh guitarra

por que

tan parecida eres

a la mujer que amo

quiero celebrarte

tocando la delgadez tallada

de tu cintura.

 

Tu eres

Quien destruya la tristeza

y llenas de alegría de tu canto

las frías noches de mi alma

acostumbrada

a la soledad y el olvido.

 

Si pongo mis manos

sobre tus cuerdas alineadas

algo dulcemente hermoso

siento hundirse entre mis venas;

y tu voz de niña o de campana

viaja por el mundo

desatando sonrisas

como pétalos de fuego;

y hasta las estrellas diminutas

giran en el cielo y danzan

con pies de viento o caricia.

 

Guitarra

yo no quiero que cantes

simplemente en fiestas,

bares y suburbios;

yo quiero

que tu voz multiplicada

salga por las calles

llevando

el mensaje de mi pueblo,

que cada niño

sonría al escucharte,

que cada hombre

encuentre su propia voz entre tu canto,

que cada ser

vuelva a confiar en su esperanza,

que el mundo entero

reciba d ti

un poco de alegría;

 

y es por eso

que canto y lloro

que vivo y muero

que escribo y callo

que digo siento…

guitarra

a ti

quiero celebrarte entera

tocando la delgadez

de tu cintura.

 

 

HOMENAJE AL BURRO

Pequeño animal

de suave pelaje

como alfombra diminuta,

trabajador sin salario

vacaciones ni feriados:

en tus ojos grises

veo

la mirada triste

de los hombres de mi pueblo;

en tu grito

escucho

el grito anónimo

de los hombres de mi pueblo;

en tu silencio

siento

el sufrimiento universal

de los hombres de mi pueblo.

 

Yo no quiero

darme

un baño de inocencia

y cantar tu gloria

de dios sacrificado,

tampoco

veo en ti

al ser oscurecido

que representa la parte

de hombres sin memoria;

yo solo vengo a cantar

la dicha solidaria

que se calla en todas las lenguas,

al corazón más noble

pero ignorado

por los ojos oculares.

 

Oh

pequeño animal

de suave pelaje

como alfombra diminuta,

andino compañero de viajes

y aventuras:

ahora

que he desbordado

el cansancio de mis huesos

sobre tu lomo fortalecido;

ahora

que me he mirado en tus ojos

y he visto

el dolor de los hombres

marginados

por las redes cochinas del sistema;

ahora

que me he sentido

parte de tu familia y tu trabajo…

te rindo este homenaje

como prueba

de mi amistad contigo.

 

 

HOMENAJE AL RÍO AMAZONAS

Río amazonas

qué cristalino eres

cuando las lluvias

se alejan de tus selvas,

cuando las nubes

se ausentan de tus cielos

qué puro eres

qué alegre niño

qué largo cielo

qué hermoso cuerpo.

Las enredaderas

se descuelgan sobre tus aguas

y bañan sus pétalos salvajes

en la profundidad insaciable

de tu ser infinito;

las aves y los pájaros

beben vida en tus orillas

y se alimentan de esperanza

para continuar su vuelo

hacia otras latitudes;

porque eso eres y traes

“esperanza”

a manos llenas,

y solo para las aves y los pájaros

sino también para el hombre

criatura incapaz de valorar

y defender la vida

dejando caer

una gota de ternura

hacia las bondades naturales.

Pero aquí estoy yo

llegando

de los indefinibles pueblos pequeñitos,

de las ciudades remotísimas

y ensangrentadas;

y traigo

agazapada entre mis uñas

la sonrisa vaporosa de los niños

el dolor de los que sufren

el llanto de los que lloran

el sueño de los que sueñan

y el amor de los que aman

de los que sí

tienen en el pecho

un corazón

y no solo una máquina

que golpea la sangre.

 

A veces

te miro y eres triste

tan triste

como si fueras hecho

de todas las lágrimas reunidas

de los ojos que lloran

a causa de la injusticia,

y no me siento digno

de beberte un solo trago.

Pero también

eres rebelde y bravo

y desatas tu amargura

de entre las raíces y las piedras

para azotar tu furia loca

en la playa y los arenales

en donde toman sol

las conchas y los hombres naturales.

Sin embargo

en esta hora misteriosa

que me siento ave

más que hombre

quiero

darme un baño puro

y limpiar

el polvo gris de la tristeza

que llevo entre los ojos

sumergiendo mi cuerpo

en tus olas blancas y continuas

como un pez de plata

o un caracol marino;

quiero

esconderme en tus entrañas

y beberte hasta el último trago

como si mi cuerpo

fuera una fuente blanca

donde beben sueños

todos los seres de la tierra.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s