s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Martha Navarro Bentham
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
benthan44@hotmail.com
Biografia

Martha Navarro Bentham

Nace una noche de abril, sin luna y sin luceros en Chimichagua, Cesar Colombia (1972).  Desde niña ha sido favorecida por la literatura, cuando su padre le leía poemas que no entendía pero que se acunaban en su alma. Residenciada en la ciudad de Valledupar.

Docente por decisión. Estudió Administración Educativa en la universidad de San Buenaventura 1998. Y Lengua Castellana y Comunicación en la universidad de Pamplona 2013.

Poeta por pasión. Sus poemas aparecen publicados en las revistas digitales, La Urraka de Cartagena y Horizontes Culturales de Ocaña Norte de Santander. Ha participado en varios recitales en la ciudad de Valledupar: Luna Llena (AVIVA y Casa de la Cultura); Poesía en Cuerpo de Mujer y Poesía bajo las estrellas (Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez); Martes Literarios y Encuentro de Mujeres Poetas (Tlön-Bar). Tiene dos poemarios inéditos, ‘En nombre de hombre’ y ‘sin título’

Inquieta, soñadora y a veces incorregible.

 

LUNA

 

Luna dame pan

Que tus hijos no me dan

 

Tengo

        hambre

        frío

        dolor

                de esperanza

                de conciencia

                de valentía

 

Muero

        de sed

        de sujeción

        de desamor

 

Luna dame pan

Que tus hijos no me dan

 

CELESTINO

 

Agripina y Carmelo

le endurecieron el carácter

 

Arroz simple en plato de peltre

mitiga sus días

 

Prieto de cicatrices

amansa el mulo

 

Sueño con las naranjas

que bajo el guanábano comíamos

 

En noches de luna llena

toma mi mano

señala el lugar exacto

                                 a la izquierda del corral

                                al pie del palo de totumo

donde están enterrados

sus tesoros de infancia

 

 

CANTOS DE REBELDÍA

 

Agonizo en mis brazos

 

 

Escucho un tintineo

                          cadenas en los tobillos del abuelo

En mi espalda

                          la marca de la abuela

En mi garganta

                          el grito de mama

                          trata de zafarse del hacendado

 

 

Muchos ángeles negros

vienen a mi encuentro

 

Sonrío

                          imagino al hacendado en la hora de su muerte.

 

OTILIO

 

Aferrado a la túnica

del amigo de Adalgiza

recorro aquel pasadizo

para llegar

donde están ellos

                        con botas finas

                        y poncho al hombro

deciden

                sobre la vida

                sobre la muerte

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s