s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Rolando Mancilla Veliz
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
rmancilla@trekrental.cl
Biografia

Rolando Mancilla Veliz

Integrante del Colectivo Geopoético, participante de diferentes actividades literarias.

Finalista en el concurso “Arte en tres tiempos” de la editorial Novel Arte,  en Mendoza Argentina el año 2006.

Participante en publicación Argentina llamada InSurGente.

Integrante del Café Literario Autónomo y Libertario en la Comuna de San Ramón, Chile.

Incluido en el CD “Senda Poética” volumen 1 del sello Leutún.

Incluido en el libro “Verbo Descerrajado”, Antología de poemas en solidaridad con los presos políticos de Chile de Aposthofes Ediciones.

Y en diferentes publicaciones, folletines y diarios comunales.

 

 

MI VIEJO VIENE DOLIENDO…DESDE SEPTIEMBRE

mi Papá era un viejo hermoso

de aquellos que tenían oído

para Alodia Corral

en patio de tardes

y de tangos

Unas manos grandes

que quebraban dictaduras

sentado en su humilde trono

del artesano del calzado

Mi Papa se merece más

que un 1º de Noviembre

se merece un 4 de Septiembre

de un año 70.

Una cara entre todos los rostros

de las esperanzas

Mi Papá fue fusil

en manos proletarias

un nombre en las listas negras

de los gorilas dictadores

Un calzado infantil

en los pies de los hijos poblacionales

un Charol en el fino pie de las compañeras

Mi Papá fue voz bajo la lluvia

en la ventana de Hospitales

siendo el un hospitalizado

Fue hermano entre sus hermanos

sus huesos tirados fueron

hermanos de otros huesos hermanos tirados

Mi Papá fue un cabro soñador

Mi Papá fue del Frente, del Partido, de la Sublevación.

A los 36 un 03 de Septiembre, salió por una puerta fantasma un 19 se acerco a mi oído y se despidió.

Mi Papá creció conmigo.

 

 

VERDE SED

Arañe la piel de tu tierra

La edad que deje en el surco

Que no sembré

La flor arrugada de las manos

Que murieron acariciando

El despertar escabroso de tus labios

Tu tierra abandonada por el pie

Del hombre y la mujer

Saltando al vacio oscuro

De la vieja niñez

Donde un sauce llorón

Termino desnudándose

A la abierta carne

Del Pino ignorante

Que se muere de una eterna sed

 

 

YO FUI YO SOY

Yo soy un trozo de todo

De todo lo que importa

Un trozo de carne y alma

De la noche que miran

Mis ojos y los ojos de

Quienes me importan

Yo soy una parte

De una mujer maravillosa

Desde su vientre se mueve

Un trozo de mi corazón

Y soy luz en la oscuridad

Para sus labios temblorosos

Yo soy el trozo de niño

que palpito en antigua noche

en el cielo de mi Madre

quien le pateo su corazón

quien le regalo la sonrisa

desde mi boca sin dientes

Yo fui la tarde de calles

y la voz en zapatillas perdidas

en canchas de tierra

Y gol de pelotas plásticas

En arcos sin fronteras

Donde bailaban peladas canillas

y el Bang Bang de bocas inocentes

que con pistolas de plástico

llenaban de plomo la población

y el beso era dulce como las roscas

que las lenguas compartían

antes de aprenderse la palabra Adiós

Yo fui el ojo testigo

de la insolencia uniformada

de las manos dignificadas

del zapatero creador

yo fui parte de su acoso

de las ganas ansiosas de la muerte

Hasta que la muerte aterrizo

Yo fui la cara deshecha

El niño abortado por el dolor

Yo soy la cruz sin destino

Parte de amados huesos perdidos

La tierra en algún lugar escucha su tos

Yo soy Septiembre

La carne perforada

Los sueños en volantines cortados

Por el hilo de los milicos curados

La carne tatuada por el fuego traidor

Yo fui niño luego todo se perdió.

 

 

CUANDO EL SOMBRERO VUELA

Cadencia increíble de noche

Traiciona mis pensamientos

Que se alejan

más allá de estos muros

más allá de este tiempo

un trompo infante que gira

aún en el círculo de la boca

aún en el sueño del vértigo

aún en la pesadilla inmóvil

que espera la mano que lo despierte

Cuando el sombrero vuela

Y se lleva también la cabeza

Apunto y declaro culpables

A quienes cuando el piso se les mueve

Miran al cielo como indefensos corderos

Los mismos tuertos que al abrir su ojo a la calma

Vuelven a perder el miedo y el respeto

A la madre paridora de hombres y mujeres

Escupiendo el vientre de la Naturaleza

Bajar las manos y la cabeza

Exige el fabricante del terror

Para hablarnos el mismo lenguaje

De las migajas y la consolación

Vuela el sombrero con la cabeza

En espiral constante goteando Corazón

A veces nunca se sabe

Si la pena realmente valió

Cada lágrima tiene su instante

La vida se agota y es necesario decir

Que la huella no se la lleva el tiempo

La noche paridora de nuevos brillos

De ojos que brillan como brillan los míos

Así como se siembra el amor

Así también la maleza que nos enreda

Mientras la agónica existencia

Perdure en el balanceo de las estrellas

La boca besará sus hermosas riquezas

Y la fortaleza de las palabras

Construyen verso a verso las barricadas

Para que no pasen los podadores de los años

Cuando el sombrero vuela

Se lleva también mi cabeza

Así como se prostituye la religión

Pretenden prostituir la Revolución

Se identifica claramente al hambreado

Y se oculta vergonzosamente al hambreador

Cuando el sombrero vuela

Se lleva también volando mi cabeza.

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s