s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Marina Madsen
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
mairilyss@yahoo.com.ar
Biografia

Marina Madsen

Nací un 29 de marzo de 1969 en la ciudad de Buenos Aires. Mi madre había vivido allí hasta casarse y volvió para dar a luz, pero a los ocho días de nacida partí al que reconozco como mi origen, un campo del pequeño pueblo de San Mayol, partido de Tres Arroyos.  Allí viví mi infancia en contacto con la naturaleza y el silencio. Y era muy niña aún cuando armé mi primer poema. Fue mi madre que, había escrito poesía en su momento, la que me dio las primeras bases para corregir, para corregirme. Seguí escribiendo poemas patrios, poemas adolescentes.

Recién a mediados de los noventa comencé a educar oficialmente  a este yo poeta. Asistí en la ciudad de Quilmes  a un taller a cargo de Carlos Patiño y con él concretamos dos antologías “Remolinos”  y “La cuchara en el ojo”.  Más adelante publiqué en otras dos antologías de Editorial Baobab “7º Antología de Poetas Urbanos y Suburbanos”  y “ Proesía  (Génesis grupal)”. Durante esos años asistí a un  taller en esa misma editorial, a cargo de Susana Boyadjián,  al  que agradezco un período de intensa creación y desarrollo que devino en mi primer libro publicado propio: “Ojos…que no ven”   en el año 2010. Con una edición artesanal  y con la conciencia plena de la próxima muerte de mi padre me lancé al mundo. Ahora están en espera dos libros ya armados que andan girando entre concursos y recursos.

 

Me quiere, no me quiere

 

Deshojarás

la margarita de la ausencia

 buscando tu centro,

 tu amarilla completitud.

Pétalos de obsequio

que caen a tus pies y

se dejan, olvidados….

Sólo el ego

es capaz de derrocar

con absoluta indiferencia

la blanca brillantez del otro

                   en nuestra vida.

 

Redención moderna

 

Teníamos que llevarlas a lavar 

                                 justo ése día.

Estaba previsto

Escrito en nuestro horóscopo

Era el tiempo exacto

Era la hora exacta

Y era también el Imprevisto

                   corte de energía

que dejo a nuestras conciencias

                                                Sucias.

 

Escalas

 

*Cero

La nada

*Primero

Tomaremos el control de nuestra vida

que el viento no desvíe

y si lo hace,

démosle pelea.

*Segundo

Tomaremos el control del mundo,

un rey nos habita

démosle corona

pero sobre todo,

PALABRA

*Tercero

Dejaremos un mundo mejor

o volveremos a

cero.

 

 

Columnas

 

Oligarquía,                                                                 Libertad,

expansión,                                                              evolución,

enemigo,                                                              hermandad

intereses,                                                               desinterés,

fondos,                                                                       cumbres,

buitres,                                                                          águilas,

miedo,                                                                             valor,

imperio.                                                             responsabilidad.

Solo palabras                                                        Solo palabras

para definir                                              para encontrar

nuestra debilidad,                            nuestra fuerza

nuestra ausencia,            nuestra pre-esencia,

nuestra envidia.       nuestra sabiduría.

Solo palabras para cambiar,

mentes viejas por nuevas,

abrir los ojos,

salir del egocírculo vicioso,

abrir los no ojos,

palabras,

 

palabras de futuro….

 

 

Cien de mortadela

 

_Poco nos llevamos_

 dijo el hombre de la fiambrería,

 mientras concretaba:

_cien de mortadela,

de la rica, la  que le vendiste

a mi mujer el otro día

y repitió:

_si total no nos llevamos nada:

pequeños gustos

y creer

que alguien nos quiera,_

 y tomó su paquete iluminado

mientras yo,

 que no quería mortadela,

sino jamón, pensaba

que, tal vez,

 nunca vinimos a llevarnos nada

                           sino a dejarlo todo.

 

Remate judicial

 

Por ausencia de héroes

                   se remata

         el palacio de justicia.

Sus camas olvidaron

           el peso de los laureles,

 solo sostuvieron colchones,

 protectores augustos

                  del sueño inconciliable,

 y sábanas de raso,

que no recibieron nunca

                      el beso de una arruga

                                                           de Verdad.

 

Caen los cielorrasos

tan altos que caber pudieran

                              las ideas más sublimes.

 Caen

      sólo para encontrar,

       aunque más no sea,

                                   una idea

                                                  de subsuelo.

El palacio se remata

y no hay pasillo

que contenga tanta oferta,

 es necesario encontrar

                                  un héroe

 capaz de comprar tanta justicia.

Lástima que,

              la justicia de oferta es de segunda 

y a los héroes no les gustan

                                            los palacios.

 

 

 

Un baño de Silencio

ha sobrevivido

demasiado tiempo entre nosotros,

es Hora de

quitar la Tapa.

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s