s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Osney Vilches Jacomino
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
vosney@outlook.es
Biografia

Osney Vilches Jacomino

Osney Vilches Jacomino, de Manicargua, Villa Clara, Cuba.

1ro de marzo de 1974.

Poeta inédito

 

 

ANUNCIO

 

SE ALQUILA UN HOMBRE POCO COMÚN,

lleva piernas, ojos, manos y demás.

Ama la música, infructuoso poeta,

no pudo nunca arrancar el dolor.

Soñador, poco ambicioso

Peligrosamente pacífico.

Se aconseja, por favor,

no ponerlo en alto, podría volver a caer

         -demasiado frágil-,

no usarlo con fines ornamentales en balcones,

ventanas, etc.

         -podrían robarlo-,

no dejarlo solo pasado meridiano las doce

         -le asustan las noches-,

mantenerlo limpio, perfumado.

¡Ojo! No usarlo desnudo

         -pierde la razón-.

Este objeto presenta solo un defecto:

         perdió el corazón

         trágicamente.

         Gracias.

 

 

 “levántate y anda”

Un hombre que muere eternamente

puede salvarse (osney Vilches)

 

 

 

LA GUILLOTINA ESPERA

 

Perdió el filo, pero confía en su peso. Debajo,

un sollozo metafórico

se escucha.

 

El verdugo,

que bien podría confundirse –por sus pechos-

con aquella mujer, experimentado,

sigue pensando que no valdrá la pena.

La multitud tiembla, algunos cierran los ojos.

El monarca hace un gesto: ¡la guillotina busca!

¡Silba en el aire!

¡Un murmullo queda ahogado!

¡Un grito quizás!

¿Pero cómo?

¡¿ ?! ...

El mutilado se levanta, se sacude el polvo,

escupe, blasfema, mira a todos en derredor

y se marcha.

Ya sin el cuello donde pondrá su cabeza

Otro día, cuando la encuentre.

  

 

ES INTRADUCIBLE ESTA ANGUSTIA

 

que salpica en la ventana.

Treinta y un días lloviéndote. Respirándote...

¿No habrá ningún pedazo de tierra

donde no se echen a ver los días y los meses?

Por favor, averíguame eso. Y que le pongan precio:

yo lo compro.

Cada vez que mastico un octubre de estos

sabor a ti

quisiera ser el perro gris del contén, tieso

al cruzar la tarde

o el pavo fresco que digiere aquel señor.

Cada vez que llega la ausencia vestida de ti

Hasta el tobillo, me invita a ser el primero

En subir al Titanic sin salvavidas...

Octubre.

Camas oxidadas que protestan.

Espejos que se asoman a la puerta, desesperados,

Como si aguardaran por alguien.

Platos de sobra en la mesa, con su cuchara

y su tenedor,

inconfundibles.

Gemidos ¡de siglos atrás! incrustados en el techo,

dando vueltas por el cuarto

a altas horas de la noche,

mañanas ensangrentadas

aún, insatisfechas...

¿No habrá algún pedazo de tierra

donde no se echen a ver los días y los meses?

Por favor...

 

 

ME NACÍ DEL MAR PARA QUERERTE

 

pensé encontrarte en aquella orilla,

en aquel recodo, en aquel verde azul.

que fue mi verso.

Pensé encontrarte en aquellas luces,

me nací del viento, fabriqué mis alas.

Esperé la noche tibia que nunca tuve,

emprendí ese vuelo amargo, mordí desiertos,

                   estabas hecha de planetas muertos

                   y yo volaba.

Llegué a la tierra sin mí, tristeza abierta,

me fui de bruces sobre la aurora

pensé encontrarte desnuda y clara,

rocío mudo sobre las hierbas,

trinando espasmos entre las llamas,

pensé encontrarte donde las piedras,

vuelta cansancio bajo mis plantas.

Pensé también que estuvieras muerta,

pero muerta y todo así te amaba.

Me nací de verte y fui dichoso,

Me dije: ¡tonto!,

¿y anoche pues,

con quién hablabas?

¿No viste la luna entre sus ojos,

espasmos de estrellas en su mirada?

¿Acaso no tocaste su piel de arena,

el verde azul del canto sobre sus alas,

la aurora virgen entre sus hierbas,

la noche desnuda bajo sus plantas,

acaso no sentiste su tristeza abierta,

acaso no supiste que te buscaba?.

 

 

 

 

Enviado desde Correo de Windows

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s