s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Roque Alcides Azamor Mierez
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
roalaz35@hotmail.com
Biografia

Roque Alcides Azamor Mierez

Nací en un campo de Mercedes Corrientes el 30 de diciembre de 1935. Me considero autodidacta ya que solo cursé unos meses del 3er. año del secundario por exclusivas razones económicas. (Trabajé en TODO.) Por destino y suerte me jubilé como Presidente de una Cooperativa de Trabajo (Frigorífico "Martín Fierro"- Zárate, Provincia de Buenos Aires). Vivo desde fines de 1957 en Campana. (Desde Enero a Noviembre de tal año me "exilié" en Capital Federal, por una mal disimulada persecución política en mi tierra. Estuve en Venezuela en 1981 en un curso para Dirigentes, becado por la UNIVERSIDAD DE TRABAJADORES DE AMÉRICA LATINA (UTAL) y la CLAT.- De nuevo agradecido y un placer integrarme a ustedes. Me comprometo a hacer conocer TODO a todos los colegas y las colegas. Ya tendrán noticias mías, no bien supere una operación el 13 de abril. Pueden (si están sobrados de tiempo) curiosear algo de mis trabajos en internet. 

Comentar “Del Cóndor al Poeta” (Relámpago de Amor) no tiene ninguna clase de soberbia ni menoscabo. Solamente menciono que la f fuga de Neruda a través de la Cordillera a mi tierra fue un suceso que quedó marcando la historia de dos Patrias (Chile y Argentina). Y dos ideologías: La dictadura y la democracia.

“India Madre”: (Reflejos del Sentimiento) Es mi homenaje de descendiente de aborigen. Cuando menciono “luna en amante transformada” utilizo la metáfora de luna que es YasÏ en guaraní, y que muy acostumbradamente daban por nombre a las aborígenes.

En cuanto a “hoguera trocada en flor de ceibo” estoy refiriéndome a la leyenda de mi Corrientes que habla de “ANAHÍ”, la india indómita que por resistirse a ser violada fuera quemada en una hoguera y al día siguiente apareció entre las cenizas la flor del ceibo, nuestra flor nacional.

En cuanto a “Papa nuestro de cada día” (Sendas Polvorientas) me inspiré en la casualidad que en 1957 recién llegado de los esteros del Ïverá viví en Flores, a muy pocas cuadras de la casa de Jorge Mario Bergoglio, con quien, seguramente, me crucé muchas veces por la Avenida Directorio, ya que él tiene solamente un año menos que yo, y en aquel año, entonces, tendría veinte años.

 

 

“AMANECIENDO”

 

Mira qué linda se ha puesto la mañana.

Los pájaros prodigan su música más bella.

Sobre la planicie desciende en la pradera

con el soplo de Marzo, la campestre fragancia.

 

Contempla la ternura que fluye con donaire

desde el confín del campo que despierta,

y notarás, cautivo, toda la fresca ofrenda,

desde el árbol y el nido hasta el cielo y el aire.

 

Grábate en las retinas el cuadro que retrata

el horcón de tapera adornado en silencio.

Y entre las manos rústicas de un viejo chacarero,

la tierra negra escurre como pidiendo agua.

 

Qué divina es la vida madre naturaleza.

Los críos morochitos gozando de su infancia.

Una canción que alegra la sagrada ignorancia

de una madre maneando su décima lechera.

 

Un bigote tupido. Un chambergo. Polainas.

El puestero ensillando su “montado” tordillo.

En el sol que se asoma se licúa el rocío,

mientras silba a su perro el peón de la Estancia.

 

Todo tiene motivo de estar siempre latente.

La laguna, un ladrido, la majada y el rancho.

Sobre el árbol la nube. En el prado el encanto

de hierbas coloreadas por nuevo sol naciente.

 

“DEL CÓNDOR AL POETA”

 

¡De nuevo está tu imagen en hielos reflejada!

con tu gorra visera

ocultando una lágrima.

Con tu burda bufanda y gastada campera,

masticando nostalgias

por la empinada cuesta.

 

Caballero en tu mula por el desfiladero.

Un poema en el alma

asperjando tus sueños.

¡Y van tus botas cortas como hollando recuerdo!

de tu Chile querido

salpicado de miedo.

 

Entre la niebla helada, en la puerta del cielo,

es tu aliento la flama

que va gestando versos.

De nuevo está tu imagen las cumbres trasponiendo,

para pisar angustias

en tu triste destierro.

 

Y te observo NERUDA, con cachimbo bermejo,

humeando tus penas

entre frío y silencio.

Te veo en el recuerdo, poeta que lo incierto

humedeció de rima,

llorosa por tu pueblo.

 

¡Puedo verte NERUDA entre nieves del cielo,

atrapando poemas

con las garras del tiempo!

    

 

INDIA MADRE”

 

Traían desde el mar el desenfreno.

Libaron tu pureza india muchacha.

Con embrujos los blancos forasteros

te amancebaron al cetro de su España.

 

Un extraño guerrero te hizo esclava.

Te encendió de pasión y fue tu dueño.

Le impuso a tu lengua sus palabras

y a tu alma su Dios con sus misterios.

 

Esposa sin cumplir los mandamientos,

fuiste madre en un lecho de marañas.

Tus hijos conformaron pueblos nuevos,

y sangraron su valor en cien batallas.

 

Hoy te pienso: Amerindia sojuzgada

sucumbiendo a la fuerza del deseo.

Tú la luna en amante transformada.

Tú la hoguera trocada en flor de ceibo.

 

Pasionaria sustraída del estero,

yo me siento surgida de tu entraña.

Dios te hizo la mujer del extranjero

¡para ungirte reina madre de mi raza!

 

 

“PAPA NUESTRO DE CADA DÍA”

 

Me parece verlo por su Barrio Flores:

sonrisa inocente con calma y ternura.

Una Biblia usada, un Rosario pobre,

y en su boca un rezo de dócil criatura.

 

Zapatos que los años exigen arreglos.

Un breve paseo por la Directorio.

Saludos y charlas sobrados de afectos,

y una pausa al alma para el oratorio.

 

Todos lo conocen. Ahí va Jorge Mario

vecino que un día nos dará sorpresas.

¡Será nuestro Cura, el Cura del Barrio!

y acá lo tendremos cumpliendo promesas.

 

Pero no pensaron que a través del tiempo

Él nos dejaría porque su Dios quiso

entregarle el cetro del hermano Pedro.

Pero no temamos que nos dé el olvido.

 

Por ello ese Papa. El Papa Francisco

se siente en su gente siempre de regreso.

Porque en cada Villa tiene muchos hijos.

Porque en cada cárcel tiene un hijo preso.

 

Dios nos lo mantenga haciendo la Iglesia.

La Iglesia de todos los seres humanos.

Que haga que el mundo termine su guerra

con solemne abrazo de hermanas y hermanos.

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s