s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Antonio Herrada Hidalgo
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
antonio.herrada@geo.uh.cu
Biografia

Antonio Herrada Hidalgo

Antonio Herrada Hidalgo (Holguín, 1992): Poeta y narrador. Estudiante de la Facultad de Geografía de la Universidad de La Habana. Posee la distinción Hijo Destacado de la Ciudad de Holguín. Graduado del XV Curso de Técnicas Narrativas del Centro Onelio Jorge Cardoso. Obtuvo el Premio Calendario 2016 de la AHS por el libro Plantas invasoras y Mención única en el premio Pinos Nuevos 2014 con el cuaderno de poesía Asimetría, publicado por Ediciones La Luz en 2015. Ha obtenido además los siguientes reconocimientos: Premio Nuevas Voces de la Poesía en Holguín 2012, Premio Rafaela Chacón Nardi in memoriam 2014, Mención Extraordinaria del XXIX Premio Mundial de Poesía Nósside 2014, Mención en Poesía de Ciencia Ficción en el concurso Oscar Hurtado 2014, Mención en el Concurso Eliécer Lazo y Finalista del Premio Wolsan 2014. Aparece en varias antologías como El sagrado silencio del valle (Hidden Brook Press, Canadá, 2010), Poetas del Mundo (España, 2011), El Libro Verde de Cuba (Feria Internacional de Poesía de La Habana e Instituto Estatal de Cultura de Tabasco, México, 2011), Poderosos pianos amarillos (Ediciones La Luz, 2013), El árbol en la cumbre (Letras Cubanas, 2014), Sinfonía visible (Costanera Editorial, 2014) y Estos poetas del milenio (Fundación Memoria Cultural, Estados Unidos, 2015), entre otras. Ha publicado en las revistas Pionero, El Caimán Barbudo, Ámbito y Matanzas, y en los sitios digitales Isliada y Orquesta Eléctrica. Coordina la sección de literatura joven Asimetría de la revista Alma Mater. Es miembro de la Asociación Hermanos Saíz.

 

Golpear la pared

 

Un hombre anónimo golpeó la pared de su casa

el día del fusilamiento.

Golpeó con la cabeza.

Un golpe por cada tiro.

Ocho golpes o uno solo.

No tenía un revólver a mano.

Pero una cabeza siempre se tiene a mano.

Lo que no sabía el hombre es que la cabeza

no es un instrumento para golpear paredes.

Solo para construirlas.

Yo no construyo nada.

Derribo.

 

 

Los poetas mueren a los 21 años
 
Habiendo cruzado la frontera
puedo declararme muerto.
Escribir como un muerto y acomodarme a la idea.
Temerle a la idea. 
Pero apenas entiendo las dimensiones del miedo.
Mis verdades sujetan el mundo como otra gravedad.
La frontera es dejar un cuerpo y seguir con otro
menos vivo.
La frontera es una flor que alguien siembra a mis espaldas.

 

 

De la pérdida y otras partidas

 

Todo cae.

He esperado frente a nuestra tienda

a que se derrumbe el muro.

Nada cae.

Desperté preguntando quién escribe la historia en estos días.

Algo pequeño        

que nazca algo pequeño.

No hay un libro interminable en la memoria.

Solo un muro donde colocarnos.

Donde dar la espalda.

La parte de la vida que nos queda.

Nada nace frente al muro.

Es solo esperar el derrumbe

o el desplome de otro cuerpo.

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s