s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mariana Ducros
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
ranicultura@hotmail.com
Biografia

Mariana Ducros

Mariana Ducros nació en Buenos Aires en diciembre de 1984. Es Profesora de Letras y estudió Redacción Publicitaria. Recibió distintos premios en las categorías de poesía, cuento y microrrelato. En 2010 publicó su primera novela, Nos llaman Chicas Bobas (editorial Botella al Mar). En 2012 publicó Lunática bajo el mismo sello. En 2013 publicó Asfixia, su libro de poesías.

Blog: asfixiapoesia.blogspot.com

 

Sangre en sus labios

 

Sólo muere en sus sueños, sólo arden sus marcas.

Sólo sufre en silencio, sólo duele encontrarlas.

Palabras le sobran, prefiere callarlas.

 

Le sangran los labios, hay sangre en sus labios.

No está, no responde, le sangran los labios.

Las palabras que calla son sangre en sus labios.

 

El reloj no avanza, su angustia no descansa.

Los latidos no suenan, sus oídos se envenenan.

Y cuanto más oye, más duele, y más se envenenan.

 

Le sangran los ojos, hay sangre en sus ojos.

No mira, no llora, le sangran los ojos.

Miradas ausentes son sangre en sus ojos.

 

Poderosamente en pie, desgraciadamente dolida,

Inquietantemente inmóvil, sospechosamente seria,

Lastimosamente dulce, delicadamente herida.

 

Le sangran las venas, hay sangre en sus venas.

No ve, no se mueve, le sangran las venas.

Son cien mil excusas, es sangre en sus venas.

 

Todo se humedece, se inunda, desborda.

Se siente flotando, colapsa, se aleja.

Le extienden la mano,

se seca, desagua, su cuerpo se escurre

y el agua que escupe

también es sangre.

 

 

Llora sangre

 

Llora sangre, llueve sangre y de verdad no entiende nada,

llueve sangre, muere sangre y no se levanta de la cama.

Fluye sangre, vive sangre y no despierta esta mañana,

mata sangre, muere sangre y sangre hay en su mirada.

Toca sangre, siente sangre y, triste, queda abandonada,

prueba sangre, huele sangre, y así pasó toda la semana.

Hierve sangre, quiere sangre, ¿y si fuera olvidada?

Vive sangre, pide sangre, y la sangre entra en su almohada.

Rompe sangre, aspira sangre que la deja aniquilada,

bebe sangre, siempre sangre, sangre que su corazón derrama.

Cree sangre, entiende sangre y la sangre consolaría su alma,

pierde sangre, vierte sangre y va quedando desangrada.

 

Vuela sangre, oye sangre y sin rastro de una herida

sufre sangre, calla sangre y hay sangre en su alma partida.

Siente sangre, pide sangre y se siente cada vez más perdida,

crece sangre, quiere sangre que la dejó sin despedida.

 

Llora sangre

Llueve sangre

Muere sangre

Siente sangre

Sufre sangre

Late sangre

 

Ama sangre, odia sangre, ¿morirá de dolor?

Sufre sangre, duele sangre. Más bien, será de amor.

 

 

Claustrofilia

 

La habitación es pequeña:

1 metro x 1 metro

y de alto un poco más,

sin puertas, sin ventanas

pero, cruel realidad, tiene techo.

 

Náuseas, jaqueca y mareos

surgen de forma algo violenta.

Porque se va dando cuenta

de que algo comienza a moverse.

Gira el piso…

 

Como una pantalla

su campo visual cambia de color.

Mira fijo… pero no puede.

Las paredes son rayadas,

y sus náuseas quedan justificadas.

Gira el piso…

 

Las esquinas se sienten cada vez más cerca

ese metro x 1 metro

se reduce de repente

y el techo, lentamente,

se dirige hacia abajo.

Gira el piso…

 

Se encandila.

Hay luz, una luz de reflector.

Una luz que hace ruido

y comienza a emanar calor.

Un húmedo y denso calor.

Gira el piso…

 

Se arrodilla.

El cuerpo se tensa.

Porque ya casi no tiene espacio.

Su garganta se cierra despacio.

Gira el piso…

Gira el piso…

 

Respira el aire que,

por suerte, no se acaba,

Queda otro aire, un aire ya usado,

ya respirado

No le importa que no sea nuevo,

no es pretenciosa.

Pero a sus pulmones no les gusta.

 

Gira el piso, está encerrada,

se marea, y cuando se marea no piensa,

cuando gira se olvida.

No recuerda tu partida.

El cerebro descansa

dejándola así… CLAUSTROFÍLICA.

 

 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s