s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Susana Mara Riquelme Currihuinca
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
azucenarayen@hotmail.com
Biografia

Susana María Riquelme Currihuinca

Chilena Mapuche. Trabajo como Facilitadora de Salud Intercultural. Soy la presidenta de la asociación de Mujeres Indígenas Taihuel. Resido en Viña del MAR V Región. Soy migrante como muchos, en mi caso por el fallecimiento de mis padres. Escribo mis recuerdos, cariños que ya partieron y mi propia historia vivida con sus dolores y triunfos.

 

ANTONIA IDELIA CURRIHUINCA ÑANCUCHEO.

Mi Madre.

 

A ti te debo los dolores de parto,

Por mi nacimiento

A ti te debo días de angustia

por alguna enfermedad de niña

A ti te debo noches de insomnio

por mi sueño cambiado

A ti te debo preocupación infinita

porque sabias que me dejabas.

Porque tú me distes la vida

Tú me distes identidad Mapuche

Me distes un buen padre y hermanos

para que me acompañaran

PERO..............

Cuantas charlas que NO tuvimos

Cuantos consejos que me perdí

Cuantas travesuras sin corregir

Cuanta rebeldía sin freno

Todo esto me lo perdí... MAMA.

Porque te fuiste al cielo... me dijeron.

Cielo que no puedo alcanzar

Donde no te puedo ABRAZAR

Cielo... que me hace llorar.

Solo te pido que me esperes

Cuando yo deba marchar

Al cielo quiero llegar porque...SE.

Que tú me vas a esperar...

Para mi madre querida que en donde esté

ella me ha sabido cuidar.

 

SAUCE DEL RIO RENACO CHOL CHOL

 

A mi querido amigo, el sauce llorón del rio

Ese que después del invierno

En que el rio se llenaba y lo tapaba

Aparecía verde y frondoso en primavera.

Sus raíces se asomaban dejadas en el aire por el agua

Que por allí pasaba y las tapaba, eran como venas gordas

Que guardaban su sabia las que lo alimentaban.

A sus ramas que a nosotros los niños columpiaban

En primavera se llenaba de nidos

Tantos como niños que tirábamos de sus ramas.

Muchas risas juegos y travesuras bajo sus sombras

Trepando por sus brazos gordos que nos soportaban

Para tirarnos desde arriba a las aguas.

Cuantos días junto a ti cuantas horas de niños felices

Tú siempre, siempre nos esperabas y aguantabas

Cuando te cansabas soltabas algunas de tus ramas

Y así nos tirabas.

Han pasado los años ya no somos los niños que tu cobijabas

La vida nos llevó a otros ríos y a otras ramas.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s