s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Silvio de Jess Vsquez Guzmn
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
Biografia

LAS MUJERES DE BOLÍVAR

Bolívar, como todos los jóvenes ardientes
urgidos de aventuras, amor y tempestad;
a Veracruz de Méjico llegó con ardentía
y allí María Velasco, LA GUERA, lo quería
para iniciarlo en todas las lides del amar.

Fue TERESITA TORO un amor sublimado
que llenó de esperanzas al juvenil Simón
y juntos prometieron amarse hasta la muerte,
pero este amor fue corto, fugaz y evanescente,
pues la parca implacable, con Teresa acabó

Ansiando hallar cordura, Bolívar despechado
llegó al París soñado, a buscar protección
y allí encontró a la bella mujer de su ternura,
quien le sirvió de amante de amiga y de pilar
esa fue, nadie menos que su prima lejana,
con aires de princesa, doña FANNY VILLARS

La bella MILANESA, quien decidió su suerte
Al no aceptar sus finos requiebros de \\\'Don Juan\\\'
Prefirió al Alejandro Manzoni, el novelista,
Poeta de gran fama y amigo de Simón.

Doña Isabel Soublette, esbelta, rubia y blanca,
De azules ojos bellos y porte señorial,
Fue mujer recatada, con actitud discreta,
Lo amó como a su patria y a otro se entregó.

Bolívar en sus locas, sensuales aventuras
amó a JUANA PASTRANO, campesina, gentil
de Mérida a Capacho trazaron una ruta,
para una dulce fruta que el prócer disfrutó;
más tarde preguntola, pero su suegra astuta,
por amor a su hija, con argucia, ocultó.

JOSEFINA MADRID coronó en \\\'San Francisco\\\'
Las sienes siderales de nuestro gran Simón,
\\\'PEPITA\\\', de ojos negros, de tez morena clara,
de labios excitantes y carácter audaz,
fue fiel al grande hombre y por seguir su ruta
en los agrestes llanos la muerte coronó.

Una perla antillana fue doña LUISA CROBER,
Una morena clara de excitante fulgor,
Por aliviar las penas de Bolívar el grande
Fue salvada la vida del Simón admirable
Y se perdió la vida de Felix Amestoy.

El Rincón de los Toros, dos veces fue testigo
De que salvó la vida el ilustre Simón,
La primera, llegaron los bravos Chapetones
A encontrarlo dormido y matarlo a traición,
Mas él estaba absorto con una mulatica
Quien le salvó la vida y le ofrendó su amor.

La segunda, en Los Toros fue un matón Renovales,
Capitán por más señas, militar español
Y al hallar dos hamacas y estar una vacía
Pensó que el que soñaba era Simón Bolívar
Y al coronel Garrido apuñaleó en su acción;
Mientras él se salvaba por estar protegido,
En brazos de una bella mujer de su afición.

Una perla preciosa, se encontró en el camino,
bordeando el Magdalena, era ANITA LENOIT,
fue un amor tan intenso, fugaz y candoroso,
con visos de tragedia y celos ardorosos,
que el General Bolívar tuvo que desechar.

Doña ASUNCIÓN JIMÉNEZ, en ISLA MARGARITA
impidió que Bolívar visitara ASUNCIÓN
pues en cubierta muelle de un bergantín de guerra
escrutó los paisajes y preparó la hoguera
para incendiar el alma del buen libertador.

..
Fue BERNARDINA IBÁÑEZ, la mujer\\\'MELINDROSA\\\'
Quien coronó a Bolívar después de Boyacá,
y en un baile de gala, de amor le dio señales
y abrió zanjas profundas entre los oficiales,
pero a Bolívar nunca lo quiso consolar.

PAULINA GARCÍA una esbelta trigueña
de pelo lacio y negro, palmireña genial
sacó a Simón Bolívar de casa de Becerra
y con argucia suma y en actitud suprema
se lo llevó a la suya por dar \\\'seguridad\\\'.

JAVIERA MOORE danzaba con vivo desparpajo
en Popayán sublime, festivo y colonial,
Bolívar encontrola genial y danzarina,
disfrutaron la noche con actitud felina
y tan sólo un pañuelo le pudo regalar.

JOAQUINA GARAYCOA, en Guayaquil, un día
despertó en don Bolívar un platónico amor
y el hombre de la guerra, el genio de la gloria
quien siempre tuvo a flote la sed de la victoria
se enamoró tan sólo con férvido candor.

Y AURORA la de Cuenca, sin apellidos claros,
fue besada en la frente por el Libertador
y se sintió por eso la dueña de Bolívar
y éste que siempre amaba las fresas en almíbar
disfrutó de las mieles que Aurora le ofrendó.

MANOLITA MADROÑO, una hija de Huaylas,
quien después de Ayacucho lo pudo coronar
con sus vivaces ojos y boquita de fresa
pensó que había llegado su reino de princesa,
y Espantó a \\\'LAS ETCÉTERAS\\\' de su buen General..

Y una gringa divina que conoció en Callao,
En la goleta insignia, era JEANNETTE HART,
se amaron con locura y produjeron celos
entre Manuela Sáenz la reina de desvelos
y un coronel altivo que era Jack Percival

Fue FRANCISCA SUBIAGA, \\\'PANCHITA\\\' de Gamarra
quien sin ningún escrúpulo enamoró a Simón
y dejó un brazalete como prueba palpable,
que su capricho intenso de amor irrefrenable
metería en problemas al gran libertador.

Así fueron pasando mujeres en su historia,
que hicieron menos cruento su diario batallar;
más de treinta mujeres lucharon por la gloria
del Padre de la patria, del Rey de la victoria
dejando gran estela de luz crepuscular

Un capítulo aparte fue MANUELITA SÁENZ
una mujer con alma, con cuerpo y corazón,
ella fue de la patria , guardián de sus secretos
ella fue con su espada paradigma perfecto
y ella fue de Bolívar su más sincero amor

Doña MANUELA SÁENZ pasó como una brisa
refrescando las sienes del gran Libertador;
ella fue su \\\'edecana\\\', su confidente amiga,
ella le dio su alma ,ella salvó su vida,
pero la patria, enferma, le pagó con traición..

SILVIO VÁSQUEZ GUZMÁN

LA SILLA DE MI PADRE

A la memoria de mi padre

Aquí en tu vieja silla reclinable
te añoran mis recuerdos...
tu fuerza de hombre sabio
impregna mis silencios,
y aviva mis nostalgia.

De ti aprendí las cosas de la vida,
mirando al Dios sublime en las mañanas
con aquella oración que me enseñaste:
que Dios está visible hasta en las lágrimas,

Fuiste roble tenaz en el ejemplo
y bambú vibrador en la amenaza;
fuiste tierno y sutil con las mujeres...
y en el jardín que a diario cultivabas
siempre las comparabas con las rosas;
sin permitir que alguno las tocara.

Te enfrentaste a penurias indecibles
por levantar tus hijos,
pero ellos respondieron a tu hazaña,

Bebiste en una copa, tu amargura
y libaste la miel de la bonanza;
fuiste riel, fuiste ave, fuiste espuma
Y fuiste timonel de la esperanza.

Prometeo en cadenas fuiste a veces,
pero buitre jamás, por tu templanza.

Derribaste montañas en la siembra
y abrevaste en los libros la sustancia,
fuiste maestro en todos tus deberes
y maestro también en la confianza...
y serás mi maestro porque ahora
muy cerca estás del germen de mi sabia.


Fuiste la tempestad... y fuiste trueno...
y fuiste vino, dignidad y el agua.
Aquí en tu vieja silla, me reclino,
a seguir recreando mi nostalgia.

SILVIO VÁSQUEZ GUZMÁN



A UN GALLINAZO


¿Qué pensarás, inerme en el tejado,
con tu cabeza gacha y arrugada,
con un triste fulgor en la mirada
cual un viejo filósofo cansado?

Talvez te acuerdes del feliz pasado
que te dio la blancura en tu alborada,
mas tu existencia de ilusión colmada
tornó tu cuerpo negro y despreciado.

Qué irónico contraste el de la vida:
Tú le quitas al suelo la impureza
y él te hace impuro al darte la comida.

Deja ya tu mirar meditabundo,
sacude tus recuerdos con presteza
y sigue tu misión por este mundo.

SILVIO VÁSQUEZ GUZMÁN



PRESENTACIÓN:

Silvio Vásquez Guzmán
nació en Ciudad Bolívar, en el suroeste de Antioquia, el diez de febrero de 1933. Hizo sus primeros años de secundaria en el colegio San José de la Montaña de la misma ciudad y terminó bachillerato técnico en el Instituto Técnico Superior Pascual Bravo de Medellín, más tarde se graduó como tecnólogo en mecánica industrial del mismo Instituto y complementó con cursos de electricidad en la Universidad de Antioquia. Estudió Lingüística en la misma Universidad, Inglés en Saint Anthony School, en Londres Inglaterra, textiles y tejidos artesanales en The Scottish Woollen University en Escocia, Evaluación de Proyectos Agroindustriales en el Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas-IICA, Mantenimiento Industrial, en la Universidad de los Andes, Negociación de Proyectos, en Colciencias, Sindicalismo, cooperativismo y Educación Política en la Fundación alemana Friedrich Ebert, en San Isidro de Coronado, Costa Rica y en Caracas, Venezuela; $3>$3>lurgia en Unitec de Medellín.

Es Experto en Formación Profesional, formado por el mismo Sena a través de la O.I.T. Laboró en el Servicio Nacional de Aprendizaje-SENA por espacio de treinta y dos años donde fue fundador y director del primer centro de Formación Profesional, que tuvo esa institución en el país [Centro Minero en Segovia Antioquia 1.959].
En representación del SENA, ante el Ministerio de Agricultura, formó parte de los siguientes comités: Comité Nacional para la Formación de la Mujer Campesina, Comité Nacional del Fique, Comité Nacional Ovino, comité Técnico DRI, Comité Nacional para el Mejoramiento de Mataderos Públicos...

Como funcionario del Sena se desempeñó en toda su escala ocupacional: Instructor Regional, Coordinador Técnico, Coordinador de Alumnos, Instructor Nacional, Profesional Asesor, Superintendente de varios centros, Coordinador Nacional de Programas Móviles Rurales, Coordinador Nacional de Formación de la Mujer Campesina, Coordinador Nacional de Artesanías, Coordinador del grupo de Modernización de Equipos, Asesor Nacional y Asesor del Programa de Desarrollo Empresarial Participativo-PRODEP-de ONU, OIT, Gobierno De Colombia.

Su afición a la poesía viene desde siempre, pues la heredó de su padre. Se inició desde muy temprana edad en la memorización y declamación de poemas de grandes poetas de habla hispana. Estudió declamación y teatro en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, formó parte del grupo de teatro El Semillero, fue cofundador y directivo de La Casa del Poeta en la misma ciudad, año 1956; formó parte del grupo literario Los Diez Liridas. Algunos de sus poemas fueron publicados en periódicos de Medellín y en el libro EL SENA Y SUS POETAS, de la Dirección General de la misma entidad. Durante su permanencia en el Sena escribió más de veinte obras de carácter técnico didáctico.

En Bogotá ha leído o declamado sus poemas, en representación de la FUNDACIÓN ALGO POR COLOMBIA y su RECORD ANUAL DE POESÍA, de la cual es directivo, en la Academia Colombiana de la Lengua, la Casa Silva, auditorio del Museo Nacional, el Planetario Distrital, la Casa de España, El Pequeño Parnazo, ACORPOL, Escuela militar de Cadetes, ACORE, Casa de Santander, Fundación Forero Ramírez de Arellano y Hotel La Fontana.

Hoy, después de muchos años de receso poético, presenta al público éste libro REMINISCENCIAS Y AÑORANZAS, con el que sólo pretende mostrar a los amantes de la poesía, los diferentes estados alotrópicos de su inspiración, surgidos a lo largo de su batallar cotidiano.

silvaguz33@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s