s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Annette J.Creendwood
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
audry_028@yahoo.com.ar
Biografia

Annette J. Creendwood

Es abogada, escritora, guionista y artista plástica en lo digital. Ha participado en sendos certámenes nacionales e internacionales obteniendo la calificación de autora notable y colaborando en varias revistas literarias y gráficas tales como Revolutionart magazine y otras. También ha intervenido en antologías literarias como la publicada por la Editorial Dunken de Argentina, Calidoscopio de Voces. Durante el año 2010 fue seleccionada finalista en la categoría arte digital del prestigioso certamen internacional organizado por la empresa europea talentseekers.net. Se buscaba a los cien autores más creativos del mundo. Es la creadora de una nueva corriente artística que ya se ha ganado el reconocimiento internacional: el ART BRIKE nacida del NET ART o arte digital pero mucho más completa al englobar en una sola composición todas las disciplinas artísticas ya conocidas hasta el momento logrando así un cóctel explosivo, confiriendo relevancia a las texturas empleadas, los colores, el movimiento y sentimientos que emergen de la imagen en cuestión. Actualmente se desempeña como apelante por Amnistía Internacional en materia de Derechos Humanos.

 

Danza nocturna

 

Cuando la tarde caiga

y la noche asome

el paisaje

se vestirá de luto

se agitarán

las alas de las emociones.

 

 

La luz

Vacilante y trémula

esbozará su último suspiro

por una húmeda grieta.

 

El valle

perderá su encanto.

Se dormirán en él

todas las flores.

 

A lo lejos..

el silbido de un labriego

romperá el silencio.

 

La luna

proyectará su sombra

en el lago quieto.

 

Cuando la tarde caiga

y la noche asome

la zozobra ensayará

una danza lastimera

 

algún viajero

pernoctará sus penas

sobre un camino polvoriento

y una luciérnaga

 

se deslizará cautelosa

en la oscuridad

 

fraguando

un zigzag sinuoso

en la pardusca hoja

inundada de rocío.

 

Como una barca

  

Un día he de morir

y seré solo un recuerdo

en la memoria

de los otros.

 

Emprenderé el largo camino

de sueños fantásticos.

Descubriré nuevos mundos

lejanos.

 

Tiñe de azul

 

Camina ligera

 bendita pluma.

 ¡Camina! ¡Vuela!

 atrapa la inspiración

 no permitas

 que se pierda.

  

Mira que es muy frágil

 este alma de poeta.

 Tiñe de azul

 las historias que inventa.

  

Despreocúpate…

 aún la luna está alta

 y la noche

 con sus sombras

 se detuvo a soñar

 sobre las aguas.

  

 ¡Camina ligera

 bendita pluma!

 ¡Camina!. ¡Vuela!

 no te detengas.

 Arráncame una ilusión

 la que quieras.

  

 Como una barca

  

Un día he de morir

 y seré solo un recuerdo

 en la memoria

 de los otros.

  

Emprenderé el largo camino

 de sueños fantásticos.

 Descubriré nuevos mundos

 lejanos.

  

No tendré vida.

 No tendré cuerpo.

 Mi alma

 viajará muy aprisa

 sobre valles desiertos.

  

¿Escuchará mi voz

 el viento?

 ¿Sentirá mis caricias

 el hombre que quiero?

  

Las aves picotearán

 mi carne

 harán nido en mi pelo.

  

Danzaré triunfante

 sobre las aguas

 de algún mar revuelto.

  

Seré como una barca

 Sin timón.

 Sin dueño.

  

Una barca

 que no ha de llegar

 jamás a puerto.

  

Nostalgia de ti

 

 Es invierno

las copas de los árboles

se mecen suavemente

y como por arte de magia

se funden

en un blanco perfecto.

 

Es una tarde fría

y la nieve

caprichosa e insinuada

emprende una danza celestial

cubriéndolo todo.

Robándole

coplas al viento.

 

A lo lejos…

el centelleo azulino de una farola

irradia juguetonamente

una luz tenue y diminuta

sobre calles y plazas

cada vez más desiertas.

 

Hay prisa por llegar.

Esa prisa natural

de los que salen de sus trabajos

o de la Universidad.

 

De los que anhelan

el aroma de un buen café

o las caricias del ser amado.

 

Es una tarde fría.

Levanto las solapas

del tapado de piel negro

siento nostalgia de ti

y corro a tu encuentro.

 

Soy

 

Soy

lo que quisiste

que fuera:

 

La anciedad

 perpetuada

 en tu cuerpo

 de rocío

  

La ingenuidad

 adormecida

en tus miembros

fríos.

 

La espera

destemplada

que agoniza

y se hace trizas

si el sol

la atrapa.

 

La tierra

árida y sedienta

que anhela

ser fertilizada.

 

La selva

 inhóspita

que sucumbe

ante la furia

del cazador fugitivo

 

Soy

lo que quisiste

que fuera.

 

Eso

y  mucho

 mucho más:

 

Alguien

que clama

tu presencia

con resignada

calma.

 

Que enjuga…

sus lágrimas

al viento

y dibuja

en sus labios

una estrella

con el sabor salado

de tus besos.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s