s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Manuel Bastidas Mora
Nacionalidad:
Venezuela
E-mail:
manuelbastidas68@gmail.com
Biografia

Manuel Bastidas Mora

Síntesis Biográfica: Nació el 3/1/1968, militar retirado, político de izquierda, trabajador social, nacido en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, en el ámbito militar dedicó 18 años de su vida a las filas castrenses cumpliendo destacamentos y misiones en diversos estados del país, en el ámbito político, ha cumplido diversas tareas en la militancia revolucionaria, desde activista hasta dirigente municipal, cumplió tareas de dirección en la Alcaldía de la ciudad de Guarenas durante 4 años desempeñando cargos como Presidente de la Fundación para el Desarrollo de Guarenas, Coordinador del Despacho del Alcalde entre otros, formó parte de la Cuarta Avanzada del Frente Francisco de Miranda, estudió trabajo social en la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Central de las Villas República de Cuba, actualmente forma parte de la organización FORO PROPIO FRANCISCO DE MIRANDA y la FUNDACION ABOGADO DEL PUEBLO destinadas ambas a la divulgación del legado del Comandante Chávez y el trabajo social voluntario en las comunidades más desasistidas del estado Miranda, en el área de las letras se define como poeta autodidáctico, ha escrito más de 100 poemas, el año 2004 el semanario cultural Todos Adentro publicó algunos de sus poemas, actualmente publica vía web en la Sociedad Venezolana de Arte Internacional, en la Unión Hispano Mundial de Escritores y en Mundo Poesía. 

 

L  U  C  I  A 

Era un cautivo beso enamorado

De una mano de nieve que tenía

La apariencia de un lirio desmayado

Y el palpitar de un ave en agonía

LUIS G. URBINA

 

  

Copa reluciente de vidrio esmaltado

sangre de vino en su interior ardía

recuerdo de un beso, vil melancolía

Era un cautivo beso enamorado

 

 El frío de la muerte su cuerpo cubría

y sobre su pecho detuvo el pasado

retiré el anillo de oro nacarado

De una mano de nieve que tenía

 

 Anillo de amor que le había obsequiado

la tarde de invierno que la pretendía

hoy otoño triste su cuerpo vestía

La apariencia de un lirio desmayado

 

 Mis lágrimas rojas te cubren Lucía

El vestido blanco con que te has casado

Y siento en mi pecho el corazón hinchado

Y el palpitar de un ave en agonía

 

 © Manuel Bastidas Mora

Venezuela

 

  

CONFESION

In memorian...

Manuel Marulanda Vélez

 

En la noche agonizante

viejo, volví a mi pasado

ya mi suerte estaba echada

la muerte me había llamado

lúcido de entendimiento

de mi hamaca recostado

acompañado del pueblo 

y compañeros alzados

camaradas guerrilleros

siempre han estado a mi lado

compartiendo mi destino

ser rebelde y ser soldado

 

 Vestido de verde oliva

y con mis botas calzado

vi el entorno del ambiente

que Dios me había deparado:

Sobre una mesa un retrato

de Jesús crucificado,

sobre un catre mi fusil

y mi bandera debajo, 

sobre una silla dos libros

viejos y destartalados

uno de Pablo Neruda

otro de autor olvidado

 

 Un padre entró al campamento

no sé quien lo había llamado

después de hacerme la cruz

me preguntó cabizbajo

que si quería confesarme

era el momento indicado

le dije: Si padrecito

ya me siento preparado

aunque no crea en usted

ni en su iglesia ni en sus santos

hoy yo me confieso padre,

hoy confieso que he pecado

 

 No le hago esta confesión

pretendiendo ser salvado

quiero contarle la historia

que quizá nunca he contado

de la lucha socialista

que es para ustedes pecado

que es el mismo cristianismo

fue Cristo el primer alzado

y aunque murió en una cruz

nunca se vendió al tirano

nunca dobló sus rodillas

ante el imperio romano

 

 Si predicar la justicia

lo hizo revolucionario

hemos seguido su ejemplo

Cristo está de nuestro lado

nos acompaña en las luchas

va en nuestros pechos colgado

sentimos que está presente

al ver a nuestros hermanos

sin un rancho, sin sustento

por el patrón explotados

sin más vida que la muerte

sin futuro y sin pasado

 

Mi primer pecado padre

fue nacer pobre en el campo

no conocer de las letras

trabajar esclavizado

por un plato de comida

por unos pocos centavos

que los pagué por las deudas

contraídas con mi amo

trabajar de día y de noche

por tan mísero salario

doblar el lomo ante el rico

a diario al trato inhumano

 

 ¿Cómo tener esperanzas

de ir a la escuela a caballo,

de estudiar, de ser doctor,

ser dueño de mi rebaño,

cultivar mi propia tierra, 

tener familia y un rancho? 

¿Qué esperanza tiene el preso

cuando ha sido condenado?

¿Qué esperanza tiene el hijo

si nació de padre esclavo?

Joven y sin esperanzas

me fui haciendo desgraciado

 

 Segundo pecado padre

fue el haberme enamorado
de la hija de mi patrón
olvidando ser su esclavo
y sin ver mi condición
amor eterno juramos
quise sellar esta unión
corriendo a pedir su mano
obteniendo por respuesta
mi cuerpo molido a palos
y mis trapos al camino
donde herido me arrojaron

  

Mi tercer pecado padre
creo que fue ser educado
ir al aula en las montañas
junto a los que me curaron
fue cultivar en mi mente
la igualdad de mis hermanos
ver la justicia social
como el anhelo soñado
que usted y yo siendo iguales
nos estrechemos las manos
para esto vestí de verde
considérelo un pecado


Mi cuarto pecado ha sido
luchar contra los tiranos
porque para ser iguales
no se pelea con las manos
se defienden ideales
con el fusil empuñado
he pecado por matar
a los mismos que han matado
con el hambre y la deshonra
a nuestros propios hermanos
pusimos ambas mejillas
y en ambas fuimos golpeados


He pecado por el pueblo
por defenderlo he pecado
Si es pecado defenderse
no es igual lo que pensamos
hemos jurado ante Dios
no ser más nunca explotados
la lucha es contra el patrón
no contra el proletariado
entre pecados y sueños
el combate hemos trazado
los sueños son realidad
si en realidad trabajamos

 

 Así como empuño un arma

tomo un lápiz en mis manos
educamos a los niños
pobres y desamparados
ayudamos al enfermo
al inválido, al anciano
la madre desprotegida
que su vientre fue preñado
al obrero que por hambre
lleva su lomo doblado
al campesino sin tierra
aquel que nunca ha heredado

 

Antes de aceptar sus óleos
prefiero un niño a mi lado
comprobar en su sonrisa
que mi lucha no fue en vano
prefiero ver una madre
y a su bebé amamantado
porque a fin de cuentas padre
los hombres mueren a diario
mas nunca mueren las obras
de los revolucionarios

  

Hoy yo muero pero entienda
que ese bebé amamantado
crecerá siendo rebelde
con su fusil empuñado
que ese niño que sonríe
soy yo mismo reencarnado

 

Perdone lo que usted quiera
pero nunca mis pecados

  

© Manuel Bastidas Mora

Venezuela

 

CONMEMORACION O EL DIA DE LA DESTRUCCION DE LA RAZA

 

Nos hicieron celebrar

como inicio de la historia

la llegada de la muerte

transformada en vida y gloria

Colón y sus carabelas

arribando a nuestras costas

que bello nos lo enseñaron

qué verdad tan horrorosa

 

Sí, fueron tres carabelas

tripuladas por tiranos

pero ¿cuantas calaveras

de indios y negros dejaron?

eso nunca lo dijeron

la verdad siempre ocultaron

tres naves, miles de muertos

Colón lo hizo con sus manos

 

Si Colón tuvo intenciones

de querernos como hermanos

entonces porque razón

al indio lo exterminaron

quien me da la explicación

¿porque al negro esclavizaron?

cuánta sangre, cuántas vidas

cuantos cuerpos masacrados

 

Colón cumpliendo el designio

de unos reyes arruinados

usurpó nuestras riquezas

llevándolas al reinado

y dejando nuestras tierras

como campos desolados

buscando el honor de reyes

nos dejaron deshonrados

 

¿Quien se vino con Colón

y quienes le acompañaron?

dicen que hombres inocentes

que mentira, que descaro!

la verdad es una vergüenza

criminales desalmados

sucia escoria de españoles

suerte de desventurados

 

¿Que tanto le agradecemos

porque el dolor celebramos?

Se apoyó en la santa iglesia

y al indio lo desgraciaron

fue azotado con la cruz

santos oleos fueron palos

hostia clavada en su sangre

obligado a ser cristiano

 

¿Cómo nos pueden negar

que al Africa desbastaron?

miles de negros trajeron

en barcos encadenados

y los que sobrevivieron

los vendieron como esclavos

actitudes oprobiosas

hechos no justificados

 

¿Celebrar día de la raza?

sadismo justificado

invasores lujuriosos

nuestras mujeres violaron

no fue la dama española

que se acostó con esclavo

vientres indios, vientres negros

lacerados por el amo

 

Si España es la madre patria

¿de los reyes qué heredamos?

espejos y baratijas

que por oro nos cambiaron

heredamos la miseria

el hambre y el desamparo

¿que hicieron nuestras riquezas,

a donde se las llevaron?

 

Se dice que el almirante

murió pobre y desgraciado

no sientan pena señores

por la muerte de un tirano

lloremos por nuestros muertos

pues nuestros antepasados

sufrieron la peor desgracia

murieron esclavizados

 

¿Cuánto debimos sufrir

para lograr liberarnos

del yugo del español

la destrucción de sus manos?

cumplimos larga condena

tres siglos, trescientos años

y aún la sombra de Colón

nos mantiene amenazados

 

Entonces yo me pregunto

¿porque tanto celebramos?

no celebremos desgracias

mejor las conmemoramos

si queremos recordar

recordemos al esclavo

recordemos nuestros indios

sangrantes y torturados

 

Al negro Pedro Camejo

muerto por el cruel disparo

al Cacique Guaicaipuro

con su cuerpo incinerado

a nuestro General Ribas

su cuerpo decapitado

recordemos el dolor

de nuestros antepasados

 

No olvidemos al verdugo

al padre de tanto daño

al imperio, al almirante

a las hordas de tiranos

que nos dieron con los pies

no nos tendieron la mano

cambien los libros de historia

no den glorias al villano

 

¡Que no haya doce de octubre¡

¡Que Colón no haya llegado¡

 

© Manuel Bastidas Mora

Venezuela

 

 

 

 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s