s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Emrito Rodrguez Ayarza
Nacionalidad:
Panamá
E-mail:
emeritora@hotmail.com
Biografia

Emérito Rodríguez Ayarza

Cónsul de Poetas del Mundo- Provincia de Panamá Oeste

El autor es nacido el 22 de febrero de 1955 en la ciudad de Colón, se graduó de Bachiller en ciencias en el Instituto Nacional en1973, y de Ingeniero Geólogo en la Universidad de La Amistad de los Pueblos, Patricio Lumumba, Moscú, 1980. Actualmente trabaja Para TRANSCARIBE TRADING, S.A. como Gerente de Proyecto en la Cantera Santa Rita. Ha merecido el Premio de Poesía León A Soto en 1990, 1994, 1998, 1999, 2000 y 2006 así como la Primera Mención Honorífica en poesía del Concurso Literario Ricardo Miró 1998, y  el Premio Esther María Osses de Poesía (2-do Lugar) en 1999.  En 1998 publicó su primer poemario “HOMENAJE”. Poemas suyos han sido publicados en la revista Maga, TEMAS, ANTOLOGÍA DE POETAS COLONENSES y dos antologías de poemarios premiados en el Concurso León A. Soto  y publicadas por el Municipio de Panamá.

 

ENTONCES NUESTRAS TIERRAS ERAN LIBRES

Entonces fue la Patria

los caminos del indio 

José Franco, Panamá Defendida

 

España, entre tus garras

de cruel antigüedad, tu pueblo puro

sacudió las raíces del tormento

Pablo Neruda, Canto General

 


                   Desde un abismo azul vivificante

                                surge una luz que inflama su bandera

                   y luego se deshace en sus harapos

                   como voz renacida en los silencios

                   más allá de las sombras y los sueños.

                   La telúrica furia se pronuncia

                   en la angustia letal de los volcanes

                   y derrama su sangre de cristales

                   y flores de metal ferruginoso

                   trocando en mineral todo lo humano.

            

                  Cuando un fulgor se funde con el cielo

                   la menuda ceniza del crepúsculo

                   surcando soledades y silencios

                   con su estela de piedras que crascitan

                   cabalga sobre el mar en un pegaso.

                   regresa por el alba hasta la tarde

                   desandando la bruna de la noche

                   atisba en el asombro de los cielos

                   y se despierta ayer al mediodía

                   penetrando el vacío de la angustia.

            

                  Con el tiempo goteado en la clepsidra

                   el viejo sol regresa de su viaje

                   al calor estridente del verano

                   escoltado de calma y de gaviotas

                   por ensenadas mudas y cerúleas.

                   El constelado pulso de la noche

                   piel de la sombra, gélido misterio

                   es brújula de sol que se desgrana

                   entre juncos y mimbres enjoyados

                   cuando la tarde cubre su semblanza.

                                                                                                                                      

                  Tras la ruta oriental de las especias

                   zarparon de lejanos horizontes

                   y el plástico zumbido de gaviotas

                   anunció los acordes de arcabuces

                   y el hálito mortal de la conquista.

                   Entonces nuestras tierras eran libres

                   las aves soberanas en los cielos

                   los peces abundaban en los mares

                   y las fieras reinaban en las sombras

                   junto al hombre telúrico y selvático.

                           

                  Vencidas las intrigas y sargazos

                   en bajeles de sol y tempestades

                   arriaron sus velámenes raídos

                   y con ellos las pestes y epidemias

                   tomaron posesión de nuestras tierras.

                   Con la guitarra, vino el mar cantando

                   lengua de sol y espuma de memoria

                   y un día de amarillos guayacanes

                   junto al verde silencio de la selva

                   nació la voz del canto y del olvido.

                              

                  La paciencia dormida junto al viento

                   germinó bajo el peso de los siglos

                   y aquel grito enterrado en el silencio

                   pulso de sangre, tránsito de fuego

                   levantó su cimera de coraje.

                   Después de la avaricia y de los garfios

                   compartimos el sueño y la quimera

                   del genio libertario y sus campañas

                   y la noche de angustias y delirios

                   amarró nuestra voz a sus campanas.

                                                                                                                                             

                  El mar es paraíso generoso

                   del nuevo ser terrestre y palpitante

                   que renace del tiempo y del espacio

                   y deja tras su rastro toda muerte

                   volviéndose a la vida destiempado.

                   El tránsito del viento sollozante

                   como espumante albor que se acrecienta

                   bulle de indignación bajo las aguas

                   y desviste su espera sin memoria

                   de auroras vegetales y saetas.

            

 

                                          MATILDE REAL DE GONZÁLEZ.

 

                1

                ¿Tu amor, qué significa?

                libertad u opresión, suerte o presagio

                ansia que mortifica

                creatividad o plagio

                periplo de pasiones o naufragio.

  

              Ignoro lo que tengo

                sólo sé que eres como un manantial

                en donde me detengo

                sediento del caudal

                de tu amor, para bien o para mal.

  

                2

                Antes yo caminaba

                tranquilo, sin cuidar la retaguardia

                la ofensiva tomaba

                armado, siempre en guardia

                y rechazando ataques en vanguardia.

  

              Ahora estoy sin defensas

                como ciudad tomada y reprimida

                sometido a las tensas

                pasiones de la vida

                resistiendo una lucha ya perdida.

  

              ¡Ah! tu amor es la guerra

                que no anuncia tu piel ni su tersura

                donde mi ser se encierra

                espera, se apresura

                y se pertrecha sólo de ternura.

  

               3.

               Las palabras de amor

                probablemente son las más antiguas

                Cupido fue el creador

                de pasiones ambiguas

                entre flores y abejas muy contiguas

  

              No obstante te las digo

                como si las dijera por la vez

                primera, mas contigo

                frente a tu bella tez

                y con articulada sensatez.

  

               Aun si hubiesen sonado

                antes que su sonido, pero su eco

                vagara en un estado

                silencioso y enteco

                como inarticulado grito seco

  

              Cuando te llamo mía

                amor mío, lo digo con paciencia

                de semilla tardía

                que espera la presencia

                de la luz, para dar su florescencia.

  

                4.

               ¡Te necesito amor!

                así, como el caminante

                necesita del camino…

                ¡Te necesito amor!

                así, como la llanura

                necesita de la cumbre…

                ¡Te necesito amor!

                así, como la primavera

                necesita del verdor

                y del fecundo calor

                para que vuele la quimera.

  

                5.

               Deseo amarte

                irresponsablemente

                con dosis de ternura y fantasía

                amarte en primer grado

                con premeditación  y alevosía.

  

              Deseo amarte

                irreflexivamente

                juzgar y convenir, ser Juez y Parte

                ser soberano, bajo tu dominio

                amarte en tono mayor

                tocando una canción en tu guitarra.

  

               Deseo amarte

                apasionadamente

                amarte en cada poro de carne revelada

                besar tus genitales enramadas

                flotando al viento de la primavera

  

              Deseo amarte

                desesperadamente

                desde el mutismo y la obnubilación

                hasta la indiscreción y la imprudencia

                y después del amor, mujer, amarte.

  

              6.

              La unidad y la lucha

                justamente, el amor suele ser

                sentido que no escucha

                y no desea entender

                la fusión del odiar y del querer

  

              Es fulgor matinal

                breve, imperecedero, rudo y terso

                es filo de puñal

                pan, hierba, tierra y verso

                es conciencia, materia y universo

  

              Tú y yo lo comprendemos

                por eso estamos juntos, muy unidos

                a donde caminemos

                llanto y risa reunidos

                el fracaso y el éxito fundidos.

 

               Como el día y la noche

                en movimiento cósmico y frenético

                el ahorro y el derroche

                en un arte magnético

                tierno, puro, caótico y poético

  

              Contradictoriamente

                unidos, por la carne y la conciencia

                paradójicamente

                unidos, en esencia

                en el olvido y la reminiscencia

  

              Juntos, regocijados

                de placer o embriagados de amargura

                tristes o fascinados

                en lo hondo o en la altura

                unidos, en la lucha y la ternura.

  

               7.

               Eres la tersa rosa perfumada

                de pétalos hermosos

                y ambarina figura

                y tu cuerpo es fragancia derramada

                que mis besos ansiosos

                 recogen con premura

  

              Y vivo de la miel

                de tu dulce colmena apetecida

                fulgurando en continua llamarada

                saciándome en tu piel

                cual abeja de amor, estremecida

                que sabe de flor, néctar y punzada.

   

              8.

              Amarte significa

                una entrega total y develada

                y una emoción que implica

                la alegría triste y encantada

                de un amor objetivo

                soberano y cautivo

  

              Es un acto fantástico de mi alma

                el prolongado efluvio de tu aliento

                es la angustia que no conoce calma

                que sabe de pesar y sufrimiento

                cuando dos vidas pactan y se funden

                y en un furtivo beso se confunden.

  

              No hay nada tan fecundo

                como este amor, que es hambre de ternura

                donde me afirmo y me hundo

                en un reflejo interno que asegura

                la pasión amorosa

                de la abeja y la rosa

  

              Es poder ausentarme de la vida

                para amarte, ay mujer, intensamente

                es el dolor sereno de una herida

                calurosa, que sangra dulcemente

                anhelo de fusión que me revuelve

                ¡es un místico arrobo que me envuelve!

      

               Es nuestra propia reconciliación

                como contrarios, dulce pesadumbre

                donde juntos en mutua comunión

                coincidimos en lo hondo y en la cumbre

                en doble conjunción de libertades

                cuando es la oscuridad, dichosa lumbre

                de paradójicas necesidades.

  

              9.

              El amor es dialéctico momento

                de contrarios, en lucha equilibrada

                es unión transfusiva y transvasada

                ya de felicidad, ya de tormento

  

              Es odio y es amor, en movimiento

                del hombre y la mujer, la gran balada

                la quietud, en la fluencia originada

                dos vidas en un solo pensamiento

  

              Es la atracción de un cuerpo sugestivo

                es pacto de verdad y de falacia

                es la plasticidad, es la dureza

  

              Es un encanto místico objetivo

                es un estado erótico de gracia

                ¡es un gran apetito de belleza!

      

             10.

             Tu ausencia profunda

                distante e inmensa

                latente e intensa

                prosaica y fecunda

                la muerte en su tumba

                amorfa, invisible

                vacía, intangible

                tu ausencia retumba.

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s