s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Julieta Daz Prez
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
proyectosasasen@yahoo.es
Biografia

Julieta Díaz Pérez 

Julieta Díaz Pérez (jdp), 54 años, 30 años de casada, una hija y un hijo. Sensible a la edad, la naturaleza, la lucha diaria del hombre y la mujer, el grito y el silencio de los temores y peligros. Creo en el paso del hombre por la tierra dejando huellas legibles. Tengo la convicción que debemos vivir y luego contar lo vivido, así es como escribo mis registros poéticos desde el año 2009. Somos antepasados ad portas y ésta mi herencia escrita a nuestra descendencia universal, por eso mis poemas.

Y siendo un poco más honesta, también escribo para comprar mis escritos todos los días, no por egolatría, si no como un sano consumismo de mi misma.

 

ESCRIBIRSE MUJER

Salirse del adentro
y entrarse al afuera
Salirse del presente
y entrarse al pasado
Sitiar el futuro
y sobrarse de presente,
pero por sobre todo,
escribirse, escribirse, escribirse.


Escríbete en tus memorias
En tus cantados y declamados
En tus guisados, amasados y horneados
En tus decorados y pintados
En tus plantados y regados
En tus bailados y viajados
En tus diseñados, cortados y confeccionados
En tus puntos tejidos o bordados

En tus aserruchados y martillados
En tus planos y maquetas luego edificados
En todo lo formulado y teorizado
En todo lo soñado, imaginado y creado

En todo lo creído, ganado o perdido y siempre por siempre defendido
Pero por sobre todo,
Escríbete en todos tus nacidos, en todos tus derivados

En todas tus obras de espíritu y en todo lo por ti amado
Porque así lo han hecho y así lo ha sido

Para seguir siéndolo.

 

AL TORTURADOR

 

Si la belleza sea…, el detente para el verdugo.

Si la tortura sea, un pobre gigante desanidado.

Si la belleza siempre belleza,

Una y otra vez belleza,

Porque una y otra vez  habrá belleza que lo enrostre.

Que ese brazo verdugo,

Se viva infectado con la siempre belleza.

 

ALABANZAS

Quedo muda, no cabe ninguna palabra más luego de escucharlos. Incluso las de alabanzas. Los aplaudo silenciosamente desde el único espacio que encuentro disponible, el de la gran silueta de las gotas secas, que es casi poesía.

jdp

 


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s