s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ketty Blanco
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
scivias99@gmail.com
Biografia

Ketty Blanco 

Ketty Blanco Guáimaro 1984. Poetisa y narradora. Miembro de la Asociación Hermanos Saíz, de jóvenes creadores cubanos. Egresada del Curso Nacional de Técnicas Narrativas “Onelio Jorge Cardoso” (La Habana, 2005). Participó en el Primer Festival de Narradores Jóvenes (Ciudad de la Habana, 2008), y en el primer curso impartido por el Centro de Formación Literaria Hotel Kafka, de Madrid (Ciudad de la Habana, 2008). Licenciada en Ciencias de la Religión, por el ISECRE (La Habana, 2012).

Ha obtenido premios y reconocimientos en diversos concursos literarios, entre ellos:

  • Primer Premio en el Concurso Provincial de Poesía “Riesgo de decir” (Camagüey, 2005).
  • Primer Premio de Poesía en el Concurso “Ada Elba Pérez” (Ciudad de La Habana, 2006).
  • Primer Premio de Poesía en el Concurso Nacional “El Camello Rojo” (Ciudad de La Habana, 2006).
  • Finalista en el Certamen Internacional de Cuentos Cortos “Art Nalón Letras” (España, 2006).
  • Finalista en el Certamen Internacional de poesía “La Garua” (España, 2008).
  • Primer Premio de Poesía en el Concurso “Alfredo Torroella” (Ciudad de La Habana, 2009).
  • Primer Premio en el Concurso Nacional de Poesía “Regino Pedroso” (Ciudad de La Habana, 2009).
  • Primer Premio en el Concurso Internacional de Minicuentos “El Dinosaurio” (Ciudad de La Habana, 2010).
  • Primer Premio en el Concurso Nacional de Cuento “Ernest Hemingway 2010”.

Obras suyas han sido publicadas en revistas y antologías, entre ellas:

  • Jornada laboral y otros minicuentos (Editorial Caja China, Centro Nacional de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”; La Habana, 2005).
  • Antología del Certamen Internacional de Cuentos Cortos ART NALÓN LETRAS 2006 (España).
  • Revista El Caimán Barbudo (Ciudad de La Habana, septiembre-octubre/ 2006).
  • Revista digital La Jiribilla (Ciudad de La Habana, 2007).
  • Revista digital Muchachas (Ciudad de La Habana, 2008).
  • La calle de Rimbaud. Nuevos poetas cubanos (Editorial Capiro, 2014).  
  • El árbol en la cumbre. Jóvenes poetas a las puertas del milenio (Editorial Letras cubanas 2015)

 

Ser

 

El helado se derrite en mi mano.

Una gota cae sobre el vestido.

La dejo ser.

Las religiones se disputan el ser.

Los filósofos discuten sobre el ser.

Mientras,

una mancha rosa

es

en mi ropa.

 


Sábanas de la tarde

 

Esposadas al cordel, luchan contra los azotes

del viento, la burla de la lluvia. Confían

en que su dueña las guardará en la gaveta,

las doblará con ternura al final del día.

No saben que se ha ido

y las ha dejado a merced del tiempo.

 

Marioneta

¡Quién tira tanto el hilo;

quién descuelga

sin piedad nuestros nervios…!

César Vallejo

 

 

Acaba por encorvarse.

Siempre que tiene problemas, mira abajo

o se tumba en la cama como un cuerpo sin nervios.

Con los nervios rotos, mejor dicho.

Todo está en su cabeza,

las soluciones, digo.

Las empleará un día.

¿Mañana?

Por ahora, permanece tendida

contemplando el suelo.


Palabras sueltas

 

En la duda,

las sílabas sin cuerpo

se amarran al piso como

                           la maldición de un poeta.

Serpean seguras de la lengua

que sostiene su nombre

ante el fuego.

Forman su caparazón, dentro calientan

el espacio vacío de otra boca.

Y se sueltan del agujero

y se adhieren a las calles.

Irritadas, se traslucen en alguien

que sí quiera darles cuerpo.

 

A José Lezama Lima


 

Días como hoy

 

Seguir pensando

en panes porosos y verdes

tendida como estoy en el piso

entre cajas, montones de cajas

desaliñada, flaca y más vieja

creyéndome la gran protagonista.

Alguien predijo esta grandeza.

Ratones caminan por encima

y debajo de mi cuello.


La Milagrosa

 

Tu hijo, acaso trapecista, camina hasta ti por el ombligo, traspasando la bruma que eres. Guiado por un seno de leche que no mana, ¿qué le darás entonces? ¿El gusano que se enrosca en su garganta como un mal augurio, y enturbia sus ojos de semilla? Di, Amelia, ¿qué sientes cuando él intenta abrir las manos recién nacidas, y como un dedo atravesado en el bostezo, se frustra el gesto por la piedra? ¿Tu corazón no se abre de ganas? ¿De dolor por la leche, el aire que el sollozo pide? Sí, se abre. Se abre tanto que al final estalla. Y mueres. No una, ni dos… Setenta veces siete.

 

La poseída

 

No soy Helena, pero soy bella,

le digo cada mañana al espejo.

No necesito una ciudad a mis pies,

la ruina de una ciudad a mis pies

para saberme dichosa.

Mi nombre es otro, mi nombre

clavado por lanzas de inútiles palabras.

No soy Helena, pero al voltear estas cenizas

algo habrá sido diferente.

 

 

La inocencia

 

Amo a Dios en sus designios fatales.

A la Virgen, náufraga entre violines y aguardiente.

Igual amo a mi madre con sus cuerdas rotas.

                   Y me amo en el centro de todo

                   como amo al murciélago que duerme

                   debajo de mi cama.

 

 

Los musicantes

 

Poesía, silencio en lengua de locos. Los demás tejemos músicas triviales. Pobres de nosotros, criaturas que apenas escuchamos palabras. Pobres de ellos, vagabundos implacables de la soledad. Yo estoy en feroz contienda contra los poetas. No saben la nada que los aguarda.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s