s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aurora VELEZ GARCIA
Nacionalidad:
España
E-mail:
aurora.velez@live.com
Biografia

AURORA B. VÉLEZ GARCÍA

Soy Aurora Vélez, periodista y poeta. Nací en Bilbao en 1964 y llevo 23 años viviendo en Lyon, Francia.

Publiqué mi primer libro “Sueños al aire” en 1984 (1000 ejemplares) (http://books.google.fr/books/about/Sue%C3%B1os_al_aire.html?id=ET8_nwEACAAJ&redir_esc=y).  En “Antología poética vasca” de 1987 apareció uno de mis poemas: “En mi recuerdo”, traducido al euskera por Felipe Juaristi.

Fui miembro del Taller de escritura de Getxo, que Ramiro Pinilla creó. Trabajé en Radio Euskadi, Radio Cadena, RNE, TVE y más tarde en los Juegos Olímpicos de Barcelona y en Euronews, donde llevo 22 años. También publiqué en “Zurgai”, “Galea”, “Pérgola”, “Ajo Blanco” y “Le Meridional”, aquí en Francia. Durante todo este tiempo jamás he dejado de escribir.

Después de “Sueños al aire”, nacieron: “Carta corriente en Cortina”, “El iris de la i”, “De exilio y verdín”, “Antes del Alba” y “Alma impar” (inéditos aún). Mi último trabajo es: “En ámbar”, un poemario bilingüe en castellano y francés, registrado en 2015 y en fase de edición.

Twitter: @goizlyon

Aurora B. Vélez

 

Extractos de:

“ALMA IMPAR”

Aurora B. Vélez

 

 

                                               No me da tregua


                                      mi cuerpo. Le ofrezco paz


                                      y me electrifica, me escupe,

                                      me lanza piedras. Espero con

                                      una infinita paciencia, que el

                                      asalto ceda, que las dos


                                      caras vuelvan a ser la misma

                                      moneda. Tomo su mano, miro

                                      el mundo y su belleza y no

                                      entiendo porqué, en mi, las

                                      armas siguen en alto si hay

                                      toque de queda.

 

 

                                      Un pensamiento

                               veo el brillo de sus escamas

                                   y ya se ha escurrido


                                           entre las aguas negras

                                                             del ahora.

 

  

                                       Las casas han pasado

                           la noche en vela.

                                     Chorretones en las ventanas

                                como ojos hinchados,

                                          prisioneras de la derrota. Llueve

                                pena de mayo, un suero

                                                   gris.

 

 

 Extractos de

“De tiempo y verdín” Aurora B. Vélez

 

                                       Últimas horas en la tierra del

                                      verdín. Verdín entre los poros del

                                      asfalto junto a la guardería

                                      verdín que te quiero luz de tus

                                      ojos. Y podría retener todos estos

                                      reencuentros y su bitácora

                                      y protegerme así de su espuma

                                      mientras los sueño, por ejemplo.

 

                                      No es tan sencillo dejarse amamantar.

 

 

                   A pesar del fin de siglo

                                       y sus ventajas


                                       investigo los pasos dominó


                                       la agenda desimantada


                                       las direcciones rayadas


                                       como el cristal de aquel avión...

                                       Estoy lejos.

 

                                      Sin fax, casi sin sangre


                                      con un teléfono azul, tinte de cuentos.

                                      Y escribo hasta oír su voz los sábados

                                      Por la mañana: “sed apolíticos”, que

                                      A mi me sonaba a factura de mayores.

                                     

                                      Pero no pude evitarlo.


                                      Política es también
la sangre negra que os escribo.

                                     
Bilbao. Algún número seriado y sin millones

                                     

 

                                       donde el azar, si gusta,


                                       entregará la estrofa.

 

                                       Sé que estoy lejos

                                       porque me falta
gente antigua

                                       y algo de técnica para decir

                                       lo mismo que os conté en confianza.

 

 

                         Frío licor la tarde

                                       tiempo de fresas.
El paladar de aire

                                       huido hasta la punta

                                       de la vela.

 

                                       Mástil desconchado


                                       como el perfil de mi balcón

                                       de niña.

 

                                       Pies de pluma en equilibrio,

                                       pies de plomo

                                                       en el exilio.

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s