s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Juan Carlos Alvarez Rodriguez
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
juancarlosa@infomed.sld.cu
Biografia

Juan Carlos Álvarez Rodríguez

SEUDÓNIMO:   Juan Ce del Amor

El lugar de nacimiento del Autor es la ciudad de Holguín, Cuba. Nació el 5 de Agosto de 1970, enla CalleMarioPozo No. 84, e/ 33 y 35, Reparto Luz. Su abuelo paterno le inculcó el amor por la ciencia y las letras. Comenzó sus estudios enla Universidadde Oriente UO Santiago de Cuba y culminó enla Universidadde Ciencias Pedagógicas UCP de Holguín, graduándose enla Especialidadde Física y Electrónica.  Por lo que en toda su carrera se ha dedicado a enlazar la ciencia con el arte. Su último estudio fue un Master en Ciencias dela Educación Superior.Actualmente realiza estudios de doctorado y escribe artículos científicos, algunos de los cuales ha publicado en revistas y página Web, y en eventos nacionales e internacionales. Se desempeña como profesor de física en la UCLV, y es miembro dela Sociedad Cubanade Física SCF, donde desempeñó la función de Presidente y Vicepresidente Primero dela SCFenla Filialde Holguín.

Algunas de las publicaciones literarias son: en la Revista CATEDRALESDE HORMIGAS que se editó en Holguín, en el número 1 de Agosto del 2003 se publicó una poesía titulada Ilusión; en la Revista PROVINCIA de Argentina en el número 226 se publicó una poesía titulada Aquel hombre; en la Revista ÁMBITO que sale en Holguín, en el número 128 se publicó una poesía  titulada  Mi lluvia es la que lleva un ciego en los ojos; en la Revista ARBOLEDA, en el último número del 2003 se publicaron dos poesías, una de ellas se titula  La última voz  y la otra titulada  Ilusión. En la Antología CUADERNO DE POESÍA (NOSTRE CLUB), que se edita en BARCELONA anualmente en ESPAÑA, se han publicado del 2007-2013 los siguientes poemas: Presa, Lo que se llama galaxia, Humanidad, Poema del dolor y la culpa, A mi hijo, Enorme giro de una tierra perdida, Lo necesito, Ramas de melancolía, La madrugada, Amor infinito, Quiero, Vuelve a ser tú, Si mi casa no estuviera tan lejos, Si yo pudiera pensar, Él estaba allí esperándome, Sombra, Recuerdo especial para los abuelos, Reviviendo el pasado, El amor es un demonio, Lejos de todo, Vida, Yo, Relatividad general, Movimiento molecular, Aquel hombre, La última voz, Cada cual tiene una historia que contar y otros. En la Revista Internacional de Literatura CLARÍN de España, en el Núm. 509 Febrero de 2009, se publicó una poesía titulada  En este silencio.  

La lluvia para crearme la soledad en los huesos

 

Esta es la lluvia,

la inmensa lluvia en su respiración,

que ha creado la soledad

en mis huesos.

Serpiente que arrastra consigo

lejos mares,

hasta descansar en un

pedacito de hielo.

 

La capacidad del poeta en la suma topología

 

El poeta es un sendero,

disperso en un abedul de nostalgia,

en un río que no termina en la América.

Su prostitución sin torrente se va

prolongando con la expansión de la tierra.

Fría cascada que comienza cuando

de los cerezos alguien

se deleita a escribir

puñados de hojas gruesas y fascinadas

por ese que se cree descifrar

aventuras de restos oscuros.

Es su habitación una hormiga en

calma como una mujer desnuda,

vértigo, lo que lo hace inspirarse

en los insectos y atrapar

libros desmesurados, aglomerados,

por elefantes que culminan

en una laguna mesopotámica.

 

Yo lo creo así, a veces inseguro,

pero maduro en las ideas que van

naciendo

y se van apropiando de su instinto.

El poeta ve más lejos y como la luz

es capaz de meterse

- dentro y descubrir que hay -

                        en el centro de cualquier galaxia.

Es su laboratorio,

la investigación del tiempo,

lo que permanece en su voluntad.

Mudo, a cualquier duda preliminar, topológica,

audaz a labios que se cierran

perennemente. Trémulo,

colma con su risa a los objetos

más pequeños.

Es el propio rededor desierto en

frutas altas y habitadas por

romanas espadas,

que frotando su espacio con el verso,

se imagina el viento,

la música desdoblada en cuerdas

selladas, aun desafinadas,

cuando el aire de repente

oscila a cualquier melodía.

Y una musa y una guirnalda,

vetas de pantanos

aflojados por una fuerza mera.

Va aumentando la capacidad del

poeta en la suma topología,

en su magia para crear el arte torrente

de sí mismo, simplificando

el poema con un dolor que frota

el mundo en la garganta

y con unas algas que no quieren

desprenderse del texto.

Virita toda frase callada,

colmada de adversidades y errores.

Para eso es el poeta:

- Cristal del cristal -  - Sólido del sólido -

- Raíz de la raíz -  - Fuego del fuego –

 

 

Sinopsis prédica a una mujer que emana del sudor

 

Desnudos unos rincones mimbres,

unos zapatos de piedras

en un bosque de dos seres fugaces.

Almeja de dos que se quieren,

más que ellos hay una brisa

en la pared cubierta de libros,

y mientras más honda es

             la carne más débil el cuerpo.

Libre los pulsos, los nervios

como gotas de agua

que brincan disimuladamente,

hasta alcanzar unos senos

                 esmeraldas.

Así sin saber que el pez en

su lugar despierte el deseo,

de aquello que para unos ojos

como agujeros,

llega a un punto donde

las piernas se abren.

 

Unos golpes en la espalda,

después una poesía

para borrar el paisaje del tatuaje

que los himnos - de una banda -

de estrellas cubren con su manto.

Fulgor de una joven solitaria

que el poeta encontró en su camino,

                  como un

aderezo o una calabaza marchita.

 

 

La lluvia es la pequeña tormenta en los ojos de la escaramuza

 

Llévame contigo a nuevas veladas

de estrellas,

a nueces luces de otoño,

a ritos deslumbrantes del señor amaraje,

que nos mira de manera desnuda

por rincones desolados

y briznados de café.

Señora palpa tu mano sobre mi herida,

tu encanto rizado está entre las

luces robadas de la primera vez.

Es el consumo de agosto

que una noche te trajo a mí

con tu mejilla rosada.    

Escaramuza,

en tus ojos se esconde la lluvia

de una pequeña tormenta.

El aire te bate en el cuerpo

y conservo los ademanes

- de cada uno de los besos –

descompuestos por la rutina.

 

 

El equívoco terreno de un hombre minúsculo

 

Yo que he visto el universo, he vivido a sabiendas

en un arroyo de raíces pálidas sufridas en el lodo,

tengo ahora el derecho de hablar

y multiplicar encantos de pájaros en los

                     parques cereales.

No tengo la severa intención

- insólita a riesgos en un planeta que uno

                    se pregunta -

de dañar la imagen de nada ni la luna

de nadie; aunque ambas me fueron

                     obstruidas.

Una sociedad de soldados, no deseo,

sino fatuos helechos del lugar

que ha marcado el tiempo.

Subidas escalinatas óptimas del marinero.

Y he leído lo mismo a las plantas y animales,

a las personas remotas violentas de

hipocresía.

- Pues que puede cambiar a uno después

de todo eso -

que puede esperar uno que se ha pasado

los siglos inventando los secretos de cada cual.

Como el humo en una guerra de avillanes;

todo eso es pisar antes el polvo que la tierra.

Nada puede remediarse en las estrofas

- faltas de sabor de rubios barcos -

Solo el pezón de un poema que se agota

acelerándose

en la mente rígidamente atrofiada.

En medio de la dificultad

nunca he creído en un ser supremo.

He visto los débiles derramar lánguidas

conchas, porque el hombre tal como

ha surgido debe resurgir.

Se ha creado una falsa imagen,

destrozando las sensaciones

e ilusiones, que una golondrina ha

publicado en una superficie

que no se puede borrar.  - Complejidad natural - 

No soy sofista aunque declamo sin cesar:

¡Quién no tiene que repasar una que

otra vez la tesis de la vida,

después de desenterrar libros de toda especie !

Que bueno sentirse desahogado ante

un fracaso, un síntoma,

una tormenta que le ha arrugado

a uno el cuello de la camisa,

después de una casualidad.

Quien mira a los ojos asustado sabrá

descubrir el dolor falaz

- No el dolor de un amor que se fue,

que no está, sino el dolor -

de un hombre que hubiera

deseado una paloma a la vida.

Pero estoy aquí entre el aire y la sombra,

pisando huellas de otros,

tocando algunos senderos

con cucharadas de tierra.

Este soy yo a quien ustedes miran,

después de pasar estas entrañas.

No hablo de árboles ni de nubes

que nos rodean,

sino casuchas de monstruos que

viven en nosotros mismos,

simplemente vanidades,

ciudades que nos hemos inventado

y que sería bueno destruirlas

antes el final trémulo de una hoja.

Quisiera clamar ahora lo que hubieran

deseado otros reptiles en la orilla.

- Otras cordilleras azules si le habrían

surgido estas palabras -

Si dentro de su manto las estrellas

se fugasen todas de una vez.

Y una galaxia sin astros es como

una copa sin agua,

un cielo sin fondo, una carta en blanco.

El mundo en su armonía es el canto

de un sueño, una paráfrasis en pareja

igual que sus leyes,

revoloteando el misterio que el

poeta aprovecha para descubrirse

los fenómenos.

Yo me sumerjo en este mar, en las

margaritas luces del océano y el hedor.

Es que diré ahora todas las penas,

las conclusiones que pueden

aparecer en cualquier

texto escrito con páginas laceradas .

Es por eso, por estar con mi hogar

en los hombros,

que pongo rodilla en tierra

y la espada en mi nuca.

Para que las aves antes del cuerpo

huelan mi alma y pregunten que comer,

si los sentimientos no se dejan roer.

Y qué hago yo si me roban las diestras

sombras que no se pueden dibujar

con el pincel ajeno,

los cálidos sonidos que las frívolas

frecuencias no dejan transitar.

- Lo que el ámbito desconoce -

Que hago yo si cuando esté al punto

de salvarme alguien me roba la calma.

Que hago yo si no tengo otra salida

a la poesía que unos brazos esperándome.

 

 

 

 

 

 

 

 

   En el Primer Concurso Internacional de Poesía: “5 Poesías a cada uno de los Cinco” 2011, fue uno de los ganadores y en la Antología(www.quintavenida.com) se publicaron dos poesías:  Izando tu bandera  y  Esplendor de un Héroe.  Ha sido uno de los seleccionados en la Convocatoria Internacional de Poesía Libróptica 2013 de la Editorial Libróptica web: http://www.libroptica.com, en la antología Latidos de la vida, con la poesía  Una ecuación para componer la vida.  Ha publicado en Libróptica los siguientes libros de poesías, que pueden verse en los sitios de la editorial: El Silencio de un Poeta http://www.libroptica.com/ElSilenciodeunPoeta.html,   Cántiga a la Naturaleza http://www.libroptica.com/CantigaALaNaturaleza.html,  Cartas y Poemas de amor para que tú puedas sentirlo http://www.libroptica.com/Cartas y Poemas de amor para que tú puedas sentirlo.html, el Relato Golpe de la Vida  http://www.libroptica.com/Golpe de la Vida  y la Novela corta  La Leyenda de Angolo el Alto Rey  http://www.libroptica.com/La leyenda de Angolo el Alto Rey .  También ha publicado recientemente los siguientes libros en la Editorial Académica Española  EAE  www.eae-publishing.com y aparecen  divulgados en el sitio comercial   http://www.morebook.com:  Estrategia Comercial para los Servicios de Metrología,  con  ISBN:  978-3-659-00262-5;  Metodología para contribuir a la formación de conceptos físicos, con  ISBN:  978-3-659-00904-4; Física del universo, con  ISBN:  978-3-659-02162-6, Análisis cosmológico del Universo físico, con ISBN: 978-3-659-05542-3,  y Fenómenos relacionados con la tensión superficial, con  ISBN: 978-3-659-07658-9.

 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s