s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Rodrigo Ferrero
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
rodriferrero60@gmail.com
Biografia

Rodrigo Ferrero

No recuerdo haber nacido.

 

 

 

SATÁN O EL POETA

 

El Poeta se asemeja a Satán,

lleva sus muelas retraídas de

enigmas, ante la caída es

fiel y su trascendental

estímulo es el aislamiento.

 

Sus sonajeros se hallan

estériles de ofrendas,

mezquinos y malditos

un tanto, perceptivos

y sanguinarios otro poco.

 

¿Qué puño lo hará sucumbir

en cualquier calleja inutilizada?

¿Qué lesión lo descalabrara hasta

la base de su aliento y absorberá

hasta su último anhelo?

 

Es insondable su destino,

aunque corto y amargo,

su cráneo lo sabe: gime su

vanidad y traspasa sus signos

El Poeta es Satán. 

 

REPRESENTACIONES

DE LAS OFRENDAS

 

En el navío dañado

las ofrendas rumbean

e inflaman el incienso

del desaliento.

 

Con sólo escavar el sarcófago

de los remordimientos

huelen a magnolias y toleran el

esquema más intrigante de los cúmulos.

 

Sus vibrantes manos,

apetecen el tacto de un sinfín

de escamas y bucean como una

bestia en el fango de la metrópolis.

 

Su gemido es aún más estéril

que el de un dromedario

hurgando en la larva

del vacío de sangre.

 

Su dermis es tan pálida

como la de un gorgojo

que expele flores

considerablemente cándidas.  

 

AL RIMADOR

DESVETURADO

 

Retorna al mundo que luce tal

un pesaroso y sombrío tártaro,

llorando insensible y marcando el

aire que se estira con un negro vuelo,

y florece en el lago del triste espasmo.

 

Así pues, muere y se desgarra el Poeta,

que de estériles aventuras se nutre,

y busca en el seno de la flor desnuda

encontrar el anillo de Saturno o el

frágil seño de las hojas del Otoño.

 

¡Oh angustiado joven, que vegeta

en el terror del aborrecimiento!

Culpa a esta pálida calma, que

sólo en llantos y en desgracias

osas de hacerla sucumbir.

 

Abre tu boca al frío crepúsculo,

que con blanco aleteo

iluminara tu cabellera,

y de un soplo penetrara tus

cuerdas hasta dejarte sin habla.

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s