s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mar Montoya Usero
Nacionalidad:
España
E-mail:
marmontoya46@gmail.com
Biografia

Mar Montoya Usero

Mar Montoya Usero, nacida en Almería en 1970. Enamorada del mar y de la poesía, descubre cómo poder expresar los más ocultos sentimientos para liberar aquellos latidos que el corazón no sabe cómo interpretar.

Verso a verso se entrega a la pasión de escribir, haciendo de ello la parte del alma que el corazón no conoce lenguaje.

Bajo el seudónimo de Silencio Nocturno, emprende publicablemente su entrega poética en las redes sociales en 2009 hasta que sale a la luz su primer libro en 2014.

A la clásica pregunta del motivo por el cual escribe, considera es una forma de expresión que necesitamos utilizar y que tiene la maldita bendición de poder hacerlo.

Todo sentimiento debe ser expresado, entregado, dejarlo dentro de nuestro corazón puede ser un arma de doble filo, la poesía invita a dar libertad a toda clase de emociones, ella nos escoge, tiene ese duende que nos quema la sangre y nos sorprende como decía Lorca en “La teoría y juego del duende”.

Su forma de escribir poesía prescinde de métrica y rima, su verso es de estilo libre, no busca acentos organizados, ni estrofas medidas, simplemente deja fluir una emoción o sentimiento que invade y supera su interior.

 

EL VERSO SUICIDA

 

Muerde mi alma, encarcela mi respirar

dame un beso con sabor amargo

que hoy quiero morir en tus labios,

nacer en tu cuerpo que amo.

 

Por ti, quiero ser agua entre tus manos,

fuego sobre la piel de tu sentir,

que al cerrar los ojos se abracen

aliento y forma sin existir.

 

Quiero ser el verso suicida bañado en miel

que dulcemente muera al ser bebido por ti.

Ven, que seas para mi, noche cerrada,

la de tus ojos que al mirarme me tiendan

una trampa.

 

Susúrrame al oído con tu voz,

resonancia en templo bendito,

acústica que hace temblar los sentidos,

los míos.

 

EL CAPRICHO DE UN SUSURRO

Me entrego, al pecado de tu boca,

al calor de tu voz que deshace

el hielo de mi amanecer.

Recorro, el contorno de tu cuello,

mis labios hacen un sendero de suspiros,

déjame morderlo.

 

Las palabras de mis manos quedan escritas

en el papel de tu piel,

pues luz soy ante el marfil de tu sonrisa

siempre besa la promesa de la mía,

ven, acércate.

 

Soy la madrugada eterna de tus sueños,

tú, la piel inacabable de mis deseos.

Escucha mi voz ante el sagrado compás

de tu respiración.

Es el roce de tu cuerpo y el mío,

quiero sentirte.

 

Es el capricho de un susurro,

el querer cometer sacrilegio

contra el mar de tu cuerpo,

ser viento que acaricie y despierte,

tu deseo.


 

EL SUSURRO DEL AGUA

Oscuro sentimiento que llena de luz

cada estancia de mi cuerpo.

Manos que recorren mi miedo como gotas de agua,

nunca se pierden, siguen el cauce de mi cuerpo.

 

Llegan en silencio al mar del sentimiento,

nadan sobre mí las palabras de tu cuerpo,

caricia que se pierde en la nocturnidad de tus ojos.

 

Lágrima que escapa entre cuerpos mojados,

deseo que nace intenso sin conocerlo,

pues resucita el corazón sin haber muerto.

 

Atrae, seduce,

escapa contigo,

siempre el verbo,

el verbo de tu boca.


 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s