s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

GRACIELA REVECO MANZANO
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
gracielarevecomanzano@gmail.com
Biografia

GRACIELA REVECO MANZANO

Escritora nacida en Mendoza, Argentina. Crítica Literaria. Estudió Comunicación Social, Lengua y Literatura. Coordinadora de Talleres Literarios, con ediciones: Huellas y Proesía. Editó en cuento: Cuentos para pensar (2000) y Grullas de Papel (2005), en novela: Donde las piedras tocan el cielo (2008), en poesía Tren de Otoño, con aportes del Fondo Nacional de la Cultura 2009, y la novela Santos Libres también con aportes del Fondo 2012. Libros pendientes de editar: Escaleno (cuentos), Color Eternidad, Colores del Cielo, Breviarios y Aires de Ausencias (poesías) y la novela en proceso Llora el viento. Es miembro de: CD de SADE Mendoza y Consejo Asesor; de CD Biblioteca Popular  Escritores Mendocinos y del Grupo Literario Aconcagua. Acreedora de múltiples Premios Literarios y Certificaciones por Actividad Cultural, como Jurado de distintos certámenes, entre ellos, Gran Premio Vendimia 2010, 2011 y 2013. Jurado por el Himno a Mendoza 2012, y ha presentado y prologado obras literarias y de artistas plásticos. 

 

BREVE SÍNDROME

 

Aún no podía decirlo.

Aún estaba quieto en mitad de la lengua

a la espera del espacio viral de la conciencia

para delatarme sensitiva al canje.

Aunque no haya más que ausencias

porque solo ha cambiado el estado físico del tiempo,

de la molécula que se inspira en otro aire

y respira por primera vez detrás del verbo.

Y ahora que todo está claro

no espero nada más que el regazo de las hojas

para escribir un otoño de amarillo inexistente

porque aquí todo es verde, como si nada envejeciera,

como si la lluvia que nunca se detiene

enlagunara las paletas de colores

para llevarse cada día

las rugosidades de la piel biológica de un reloj inexorable.

Aún no podía decirlo

pero por cada desgarro que provoca la distancia

nace otra piel sobre el hueso lesionado, y lo perdona.  

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s