s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Elsa Ramrez Garca
Nacionalidad:
Honduras
E-mail:
eramirezhn@yahoo.com
Biografia

Elsa Ramírez García de Ramírez

Nací en Tegucigalpa, Honduras, C.A., el 28 de febrero de 1957; Formación Académica: Secretaria Comercial Ejecutiva Bilingüe, Enfermera Auxiliar, Diplomada en Negocios, Bachiller en Ciencias y Letras y Licenciada en Comunicación  Social y Pública, con orientación al Periodismo,  de la Universidad Metropolitana de Honduras (UMH). Actualmente realizando estudios de Formación Pedagógica en Educación Superior Universitaria.

En mi haber cultural tengo poemas, cuentos y numerosos escritos que han sido reproducidos en las Revistas: Hablemos Claro, Academia Hondureña de Geografía e Historia e Ideas, del grupo femenino de intelectuales del mismo nombre, así como también en la Columna “Enfoques” del influyente Diario La Tribuna de Tegucigalpa.

Otros: Codirectora de la revista radiofónica “Mensajero Informativo” que se transmite por  Radio Comayagüela, de lunes a viernes de 5:00 a 7:00pm vía internet www.radiocomayaguela.com

Miembro activo:

Asociación de Prensa Hondureña (APH)

Sociedad Literaria de Honduras (SOLIHO)

Grupo Femenino Ideas

Comité Pro-monumentos a Juan Ramón Molina

Fundación MB-Proyectos-Honduras

ONG´D Construyamos un mundo mejor

 

CANTO A LA NATURALEZA

Elsa de Ramírez                  

 

En un tupido bosque, copado de árboles añejos, encontró el hombre su hábitat, cuando abrió los ojos al mundo, eran árboles, arbustos, plantas y hierbas, las que plantó la Naturaleza convertidas en paraíso,  preservando fuentes de agua y enriqueciendo  el oxigeno con el que convivimos hombres,  animales y la flora existentes en la tierra. Era un edén perfecto en el que vivían y festejaban con los humanos, todas las especies de la fauna, en el Reino Animal.

 

Pasando el tiempo, el hombre inmisericordemente  y sin visión a futuro,

ha ido destruyendo  y contaminando su propio bienestar.

 

Los árboles vivos y sus raíces fuertes, son las venas, por las que corre la savia que fortalece la vivificante presencia del bosque, las montañas y lugares privilegiados.

 

Esas raíces, son  como las venas del ser viviente, por las  que corre la sangre que hace palpitar el corazón y  la mente de quienes tenemos vida. Al fallecer, automáticamente, cesa el vaivén de esa sangre que como una mágica bomba  hace palpitar el corazón; esas son las raíces de los árboles, las que vigorizan y le dan vida a la tierra misma., evitando así los desbordamientos de  ríos, derrumbes de montañas y; tantas catástrofes que se producen por la falta de árboles sobre la tierra.

 

Elevemos gloriosos un himno  a la naturaleza, al árbol, al bosque en su conjunto y a todo aquello que vivifica y nos prolonga nuestra existencia. A todos los que nos alimentamos del aire y del agua, productores del alimento que tonifica el espíritu y el cuerpo.

 

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras, C.A.

 

El sabor de la pobreza

Elsa de Ramírez

 El sabor de la pobreza sabe a hiel, es amarga,  repelente y a veces asfixiante… se escuchan gritos de angustia en crematorios;   en feroz contienda están los niños, los adolescentes, adultos y hasta ancianos, con los perros, cerdos, ratas y los zopilotes y otras aves de rapiña disputándose la carroña.

 

El sabor de la pobreza arranca lágrimas, lágrimas de dolor, tristeza y amargura,

¿Ves a esos  pequeñitos implorando una moneda o un mendrugo para poder alimentarse?.

 

El sabor de la pobreza lo vemos en las mujeres, mujeres que deambulan por las calles

Implorando la caridad pública, porque quien las hizo madres, las abandonó.

 

Para los pobres no hay nada, ni siquiera los sobrantes o migajas

de quienes disfrutan por el otro lado de la bonanza, la riqueza y las mieles del poder.

 

Ah… los pobres, benditos pobres habitando, si es que habitación se llaman las chozas improvisadas de cartón o de zinc enmohecido, con pisos de tierra y almohadas de piedra.

 

Sí, así viven los pobres, miserables criaturas,  también hermanos nuestros porque son hijos de Dios, ¿Qué los ha empujado a esa triste situación? enfermedades, vicios, demencia,  nadie sabe porqué ése  fatal destino,  lo que sí sabemos es que la pobreza impera en el mundo entero y en nuestra Honduras como en Biafra,

El sabor de la pobreza se extiende diariamente con mayor celeridad.

 

Tegucigalpa, M.D.C. Honduras, C.A.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s