s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Oscar Fernando Gutierrez Isaza
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
oscarfgi3000@hotmail.com
Biografia

Oscar Fernando Gutierrez Isaza

Esta es La historia de una persona muy cercana que se quiso separar del amor de su vida. Después de expresar manera seca su desamor, declarándolo todo consumado,   rumbo equivocado, historia terminada, para bien de los dos, después de un tiempo se entero que la decisión no fue  la mejor; Cuando quiso volver, encontró un “no” como respuesta para el, este poema:

 

1) “Te vas?”

 

Oscar Fernando Gutiérrez Isaza 

Te vas, te vas? Me dejas sin ti

me quedo suspendido

sobre tu sombra inmóvil

 

Estacionado, solo

paralizado y quieto, en el lúgubre

mundo de mis fracasos vanos

 

Te vas, te vas?

y que será de ti?

 

Te quedas revolcada en el amargo

extracto de tus dudosas penas

 

Rebeldes carcajadas

de tus inmensas dudas

 

Que apagan para siempre

este furtivo amor.

 

Después de ver la obra del pintor David Morales “Desterrados” me dio una inmensa nostalgia de los desplazados que ven su pobreza ruñir sus huesos, sin saber a dónde ir, que comer; hago una comparación de la única defensora del hombre paupérrimamente pobre, su arma de trabajo, su barretón, su pala, como única esperanza de ingresos, tras una triste historia de todo lo que se abandonó por culpa de los grupos al margen de la ley. Ellos que ya no tienen más que una ilusión y una esperanza.

 

2) “Las Tristes Armas del Pobre”

 

Oscar Fernando Gutiérrez Isaza 

Los ojos de los lobos

se entremezclan brillantes

en los turbios esteros,

 

pendientes  y a la espera

del zarpazo rapaz

que desangra su presa

 

Los que lamen la sangre

la sangre de mi pueblo

del pueblo que retoña

 

En la tierra mojada

en la piedra en la roca

en el rio en la lanza 

 

En el agua en el campo.

brilla magra figura

del pobre en busca de armas

las que lleva allí en su espalda;

y se hacen herramientas

mismas que  lloran inquietas

al compás de su pobrezas

 

Por la forma del tiempo

el que enluta ilusiones

y aquella Mala costumbre

del hombre sin razones

se acostumbra a vivir

de esperanzas al viento.

 

Cruel historia mediática que se repite una y otra vez, la misma noticia, privilegio de oportunidad, tema de conversación y sinónimo de desorientación. Una muerte repetida se suma en los noticieros que arman nuestra cruel historia periodística. Héroes que alimentan la vida morbosa de los que adoran la noticia, los medios, magnifican el poder de las palabras, surgiendo así.

 

3) “Héroes de la muerte”

Oscar Fernando Gutiérrez Isaza

Miedo?

A quien tener miedo?

A muertes fratricidas?

Asesinos  cotidianos en sangrientos noticieros

que reciben las faenas de un acontecer macabro.

 

Una muerte es convertida en mil muertes repetidas

en los diarios en la radio en la tele en las revistas.

una sola fue la muerte, pero muchas en mi mente.

miro, escucho, pienso y cayo; Muere, murió,

lo mataron fue víctima lo asesinaron;

 

La noticia, la primicia,

el amor a las palabras hizo lo más importante ,

obliga que el hecho atroz deje de ser relevante

y manda a un segundo plano, los héroes de la muerte.

 

 

No uno ni dos ni tres, son aquellos que se hacen grandes por sus títulos por su nobleza, grandeza académica, sangre heredada, escuela o dimensiones de la casa,  por sus posesiones, carros, fincas, posición social, estrato, titulo, ropa de marca, idiomas belleza física, pero ¿cuánta gente les sonríe cuando llegan o se van? cuanta gente les ama?, cuantos admiran su sinceridad su sencillez, su espíritu?...... a cuanta gente ayudan? a cuanta gente evitan dañar? ¿Cuánto rencor hay en su corazón? de allí nace:

 

4) “Un estúpido importante”

 

Oscar Fernando Gutiérrez Isaza

 

El deseo de poder me ha llevado a condenar,

he arrastrado a los demás hasta su propia derrota,

me he alejado de su mal  al mirarlos padecer,

 

He escupido su pobreza, me he burlado de su ser,

y  con dos o  tres billetes,  los he humillado ante mí,

reírme de sus palabras fue mi añoranza febril,

todos los que me conocen saben lo grande que soy,

 

Ayudo al pobre sonriendo  y  lo digo a viva voz,

le corrijo al ignorante y me le burlo después,

por algo me he convertido lo quiero reconocer,

en un estúpido importante de mi mundo triste y cruel.

 

 

 


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s