s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Grover Gonzlez Gallardo
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
luis.grover1971@gmail.com
Biografia

Grover González Gallardo

 

DILECCIÓN

 

Pulsas estrellas,

pigmentos de trémulas sombras.

 

Mis ojos asaetan tus ojos,

la noche,

tu sexo que se prolonga

en un ágape de innumerables frondas.

 

De la oscuridad fluyen los sueños,

la claridad de todas las cosas;

de mi mente brota tu cuerpo,

humedal de irisadas mariposas.

En silencio acaricias tus pétalos,

expansión de súbitos litorales;

caracolas susurrando a las nubes

que acrecentaban tus carnes.

Si diseminas orquídeas de sal,

erraremos por constelaciones y valles.

 

¿Mudaremos el orden del cosmos

y sus sonidos elementales?

¿Renacerá la mañana tibia si deliramos

alejados de nuestros huesos salvajes?

 

Contemplemos la unánime razón

que se diluye en curvados cristales;

reposemos la espada azul que

fragmenta el firmamento inmutable.

 

DESHIELO

 

Mi sangre ahogaría mariposas

escapadas de súbitos reinos,

pigmentaría nubes crecidas

sobre colinas y ensueños,

mas la calma se habrá de posar

en este nido perpetuo:

la mente fluye,

maraña incesante

bajo cielos concéntricos;

pálida tierra

poblada de feraces avernos:

esferas azules

combaten desde el inicio del tiempo,

media lunas,

hemisferios y corazones

desgarrados del fuego:

no hay más dios

que el que habita la carne

y se regocija en mi cuerpo,

no hay más luz

que la que ya se cierne

sobre laberínticos huesos:

el mundo gira

excavando cauces

surcados por colores fieros,

la tormenta no ha de cesar

si no despiertan todos sus viento.

 

PINÁCULO

 

¿Hasta dónde

se extiende tu cuerpo?

¿Fluctúan los árboles

cuando modulan el silencio?

 

Sé que nada se estremece

si permanecemos despiertos;

que las aguas vuelven azules

aunque se extravíen

en agrestes desfiladeros;

pero tu piel de nubes

podría delinear

mi corazón

atrapado en espejos,

reunir las innumerables

extremidades del viento:

plumas pesadas,

reflejos de espadas

nos apartan del trueno:

estampidas de estrellas

surcan este bosque de pétalos;

fogonazos de cielo,

huellas de piélagos

bifurcan

enceguecidos senderos

que luego concluyen

donde tu carne y mi carne

han erigido su reino.

 


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s