s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Juan Carlos Hidalgo Antigoni
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
Biografia
Nio

Nio que duermes junto a una fogata,
sobre el verde lineal de la banqueta
que acuna tu orfandad, raza fortuita,
t que no luces seda ni capota...
La intemperie curti tu forma enjuta.

Slo ves al final la catarata
que ante tu indefensin abre su grieta,
pasa a tu lado el hombre de levita,
el prelado, el edil y la devota,
pero de tu orfandad nadie se inmuta.

Nio como aquel nio, el de corbata,
de pantaln planchado y de chaqueta,
Quin al verte nacer cambi tu cita,
Quin te arrebata el pan y quien te explota,
Quin te vuelve ladrn o prostituta.

Nio de cara sucia y alpargata,
que no elevaste nuca una comta...
Cuando miras girar la calesita,
descubro que es tu alma una gaviota
que nadie alcanza a ver... Por diminuta.

EL CORTEJO

Yo soy quien va detrs en el cortejo
del largo funeral que es mi camino,
part cuando era nio y me hice viejo
andando tras el fnebre aparejo,
del cual alguna vez ser inquilino.

Alguno me antecede y cabizbajo
yo pienso en el hermano, en el amigo,
en el desconocido que a destajo
llev una dura vida de trabajo
y hoy pasa en pos del premio o del castigo.

Tantos marcharse vi. que an no dejo
a solas de pensar, que contravino
la esencia espiritual por un reflejo,
que tras la risa leda y el festejo
impone lo profano a lo divino.

Ya mucho pregunt sobre la vida,
y aquel que me enseo que a contrafuerte
nos libra lo inmortal, de la cada,
jams vio el catafalco en la avenida
pasar hacia los predios de la muerte.

La vida en su sentido tan complejo,
cercena la esperanza hilando fino,
estafa nuestra fe y en su manejo
nos da un largo morir que es un bosquejo,
ante nuestro pasaje tan mezquino.

Detrs vienen los otros, los que esperan,
los que me han de llevar al campo santo,
y ms atrs aun, ya se aglomeran
los que a mis deudos lleven cuando mueran
a un tlamo bordeado de amaranto.

Me gritan ya el cansancio y el espejo,
que el tiempo es el dador y el asesino,
pues pone sobre el foso un azulejo
y al fondo la ilusin de quien, perplejo,
ve derramarse el vaso del destino.

TRES SONETOS DE GUERRA

LA LTIMA CRUZADA I


Ms de doscientos mil son los soldados,
incontables los tanques, los aviones,
destrozando trincheras y bastiones,
con msiles y carros artillados.

Uno que otro misil en los mercados,
en los puentes, colegios y estaciones,
sangre, llanto, dolor, amputaciones,
nios, hombres, mujeres masacrados.

Que estandarte enarbola esta cruzada
o en nombre de qu Dios se justifica,
el que una gran nacin, mucho ms rica,

esgrima el podero de su armada,
y al imponer su ley hienda su espada,
que desangra, somete y sacrifica?

LA LTIMA CRUZADA II

En nombre de que Dios se justifica!
La sangre derramada es diferente
vertida de soldado o inocente,
o acaso derramarla dignifica?

Porqu el anglosajn se glorifica
de asesinar con mpetu inclemente,
a todo aquel que siendo independiente
se niega al vasallaje y lo que implica?

Ser acaso que un bblico mandato
lo impele a conquistar instalaciones,
que se han de convertir en bendiciones

al darle un combustible ms barato...
Har el Seor tan indecente trato
cuando es el Dios de todas las naciones?

LA LTIMA CRUZADA III

Si una tercera parte en rebelin,
en los cielos perdi celeste guerra,
Qu se puede esperar en esta tierra
de la nueva ciudad hija de Albin?

Ella quiere ocultar su condicin
y al discurso de paz, falaz se aferra,
pero tras la palabra un hecho aterra,
y es que paz nunca habr en su corazn.

Y este gris paladn del occidente,
caballero de lanza y armadura,
pone en ristre su lanza y asegura

que diezmar a su hermano del oriente,
es un hecho aprobado por la gente,
pero esa no es razn Eso es locura!

[Karim]

biografia:

Juan Carlos Hidalgo Antigoni [Karim] NAcido en Per y asilado voluntariamente en Venezuela hacen 30 aos por razones polticas.
dedicado actualmente a las letras.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s