s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aitana Alberti
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
aitalsur@cubarte.cult.cu
Biografia

Aitana Alberti

Aitana Alberti. Poeta, investigadora, editora y promotora cultural. Realizó estudios de Ciencias Antropológicas. Hija del gran poeta español Rafael Alberti y la escritora María Teresa León. Ha sido una infatigable editora y estudiosa de la obra de los poetas de la generación española del 27. Preside en Cuba el Proyecto Cultural Sur. Poemas suyos han sido traducidos al alemán, polaco, ruso, rumano e italiano. Forma parte de la presidencia del Festival internacional de Poesía de La Habana. Entre otros libros publicados se encuentran: Poemas, Y de nuevo nacer y Pupila al viento.

 

 

MEDITACIONES EN LA HABANA

 

Tú te impones a mi canto

 

Busco en la leve noche

intimar con la cintura del puerto

 

Un paradero tropical

-la farola marca la síncopa-

 

Manos que van del apagado galaico

al profundo nigeriano

aprietan la curva del Malecón

beben sus jugos

 

Aprietan el pezón del capitolio

Llueve una leche dulcísima

con sabor a infante recién dormido

 

Aprietan la torre más robusta de la Catedral

Allá va el globo santo por los aires

con sus mármoles desplegados

hacia la Virgen de Regla Oh… Yemayá!

 

 

PRIMERA FUNDACIÓN DE BUENOS AIRES

¿Y fue por este río de sueñera y de barro

que vinieron las proas a fundarme la patria?

                      Jorge Luis Borges

 

Mi barrio dormitaba cerca del viejo río

que no acertaba nunca a agitar su corriente

Por las noches el agua me mojaba los sueños

y la cama salía dando tumbos bogando

 

Yo no sabía bien quién remaba sin tregua

ni veía las proas hendiendo lo insondable

La costa era un enigma de blandos matorrales

algún relincho iba marcándome las horas

 

Llegábamos a veces bajo la luna llena

afiebrados fantasmas de pequeño abolengo

La espada no tenía relumbrones de plata

en legajos mohosos escribimos la historia

 

A veces el Pampero ahogaba el horizonte

—nadie le había puesto su nombre todavía—

un turbión nos lanzaba hacia calles futuras

hincados en la tierra como ciegos buscábamos

 

Aquí marqué con sangre la raya de mi puerta

Aquí clavó la cruz el pecador barbado

Aquí se alzó un clamor de agónico silencio

Aquí morimos todos sin salvarse ninguno

 

Los caballos huían hacia los altos pastos

A veces me trepaba en los lomos humeantes

doblegué su estupor con mi talón desnudo

 

Hubo flechas ardiendo y lanzas en mi mano

A negra soledad  olían nuestros cuerpos

Sobre las raudas torres éramos inmortales


 

LA RONDA DEL PADRE

 

Yo nací junto a un río

no parecían hijas de Heráclito sus aguas

tan idénticas siempre a los retratos viejos

tan con los mismos ocres

y  una bruma de sueños

 

Papá en las madrugadas convocaba a sus muertos

Entraban silenciosos

los capotes colgantes de los huesos vacíos

Desde mi cuarto oía  las voces apagadas

Qué querrían sus muertos?

Qué dolores narraban  a la orilla del río?

 

A mi casa de niña

le cortaron las alas

la abrieron en canal

exhibieron sus vísceras

sobre un mantel en el mercado

Era una casa  antigua

sencilla e inocente dentro de lo que cabe

 

Disimularon el frágil aplomo de sus muros

echaron al olvido las canciones

y  mi pie ligerísimo abandonó

el secreto calor de las baldosas

saliéndose del cuadro poco a poco

 

Papá desde  el umbral

de un  espacio sin puerta nos decía

 marchemos

sólo el camino es nuestro

 

Así fue amigos míos

el de cursar de todo

Una patria  llorada

Una casa  perdida

Un eco de palabras

Los muertos

tantos muertos

 

y en el camino solo

a veces la alegría

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s