s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Felipe Grtrudix Lara
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
felipe.lara@sonidosimaginarios.es
Biografia

Felipe Gértrudix Lara

 

SI EL GOBIERNO DE LA TIERRA FUESE OBRERO

(Poema de Felipe Lara)

 

La injusticia el hambre de este mundo,

al cantar mis poemas yo denuncio,

y al poder que nos trata con desprecio,

el castigo por su mal, también le anuncio.

 

Por análisis, entiendo que aquí sobran,

los que al pueblo mantienen dividido,

la igualdad es obra que entre todos,

lograremos si luchamos siempre unidos.

 

Lucharé en este mundo sin descanso,

por lograr para todos la ventura,

de alcanzar un nivel mucho más alto,

en el campo del arte y la cultura.

 

Yo no aguanto a los que hablan de la Patria,

y se llevan a escondidas el dinero.

pues de poco serviría el que robasen,

si el gobierno de la tierra fuese obrero.

 

LA CORRUPCIÓN DE MARBELLA

(Fandango de Felipe Lara)

 

Jamás puede darse en Cuba,

la corrupción de Marbella.

A salvo están de delirios,

mientras la hoz y el martillo

tengan por guía y estrella.

 


EL GENIAL PACO DE LUCÍA

Año dos mil catorce,

veintiséis de Febrero,

el flamenco tiene pena,

es triste día de duelo.

 

¡Paco de Lucía ha muerto!

Se le paró el corazón.

La guitarra del maestro,

desconsolada quedó.

 

Yo que templé mi voz,

con el caudal sonoro

del músico universal,

hoy su pérdida lloro:

Y por la fuerte impresión

tengo muda la garganta,

porque mi alma murió

con el rey de la sonanta.

 

De Andalucía y flamenco,

de Algeciras y español,

un hermano guitarrista

y el otro buen cantaor.

 

Sesenta y seis años,

tenía dos menos que yo,

y se sintió mal herido

jugando con un balón:

En el jardín de su casa,

junto a su hijo menor,

en el Cancún mexicano,

donde en familia vivió.

 

Recuerdo tiempos lejanos

en la ciudad de Madrid.

Calle de la Ilustración,

 diecisiete, primero,

junto a Norte, Estación :

Paco de Lucía soltero,

formaba unión familiar

con hermanos, compañeros:

Pepe y Ramón de Algeciras,

padre y una madre singular.

 

Qué amable era su madre,

la portuguesa Lucía.

En mitad de los ensayos

la merienda nos traía:

A Paco, Ramón y Pepe,

Antonio hermano mayor,

Fosforito, Felipe Lara,

Curro de Utrera y Camarón.

 

Preparamos en tres meses

flamenco de antología,

que en Fonográm grabamos

y Philips editaría.

 

Primero fue Camarón,

después Ramón de Algeciras,

y ahora qué pena ¡mare!

El genial, Paco de Lucía.

 

Ya las risas cantarinas

de las notas de guitarra,

no van de bordón a prima;

porque la noche es amarga

como taranta en la mina.

 

La siguiriya sonó

sin las notas cristalinas.

Solo se escucha el bordón,

porque la muerte asesina

al maestro se llevó.

 

Adiós Paco de Lucía…

Te marchaste pero queda

tu arte de gran valía,

que nos hará recordarte

al escuchar cada día:

Amplia obra que grabaste,

unas veces solitario,

otras con gran compañía;

que disfrutaremos todos

con emoción y alegría.

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s