s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Daouda Mbouobouo
Nacionalidad:
Camerún
E-mail:
Biografia

Daouda Mbouobouo

Daouda Mbouobouo (Yaoundé, Camerún, 1977). Poeta y miembro del panteón universal de la poesía de la que es el delegado para Camerún. Embajador de la paz en el círculo universal de los embajadores de la paz (Francia–Suiza). Miembro de la sociedad de los poetas y artistas de Francia. Tiene publicado entre otros de Vivredans le noiry Le fossé des baobabs. Ha obtenido varios premios literarios.

 

LA FLAMME DE VIE

 

 

CHÉ!

Tu es mort en héros, tu es mort au combat

portant le lourd fardeau du monde qui s’abat

sur le dos des fâches, des exclus du cartel

sevrés de liberté et des champs du panel.

 

Tu es mort pour la vie, repose donc en paix

pour l’espoir, la survie, la flamme, le harnais

que tu as insufflé dans le cœur de nos âmes

de douleurs épinglées par le courant des rames

 

Tu étais donc chez nous parti loin de chez toi

nous dire que chez vous, c’est comme aussi chez moi

l’homme doit s’affranchir, garder son équilibre

sans pour autant fléchir parce qu’il est né libre.

 

Nos cœurs s’étaient rejoints dans le même refrain

scandant le blues du coin au passage du train

par ces chemins cloîtrés de la flamme de vie

suivant tes pas frustrés, nous célébrons la vie.

Ô CHÉ!

 

 

LA LLAMA DE LA VIDA

Traducción de Luis Arias Manzo

 

 

CHÉ!

Has muerto como héroe, has muerto en combate

cargando el pesado fardo del mundo que se derrumba

en las espaldas de los indignados, de los excluidos de la sociedad

privados de libertad y de los campos del panel.

 

Has muerto por la vida, entonces descansa en paz

por la esperanza, la sobrevivencia, la llama, el arnés

que tú has inspirado en el corazón de nuestras almas

de dolores anclados por la corriente de los remos.

 

Entonces estás en nuestra casa lejos de tu terruño

decir que tu comarca es también nuestro hogar

el hombre debe liberarse, mantener su equilibrio

sin ceder en su lucha porque nació libre.

 

Nuestros corazones se unieron en el mismo refrán

al ritmo de las nostalgias cuando pasa el tren

por esos caminos recluidos por la llama de la vida

siguiendo tus frustrados pasos, nosotros celebramos la vida.

Oh CHÉ!

 

 

 


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s