s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Elicer Antonio Meneses Espinales
Nacionalidad:
Nicaragua
E-mail:
emenesese30@yahoo.com
Biografia

Eliécer Antonio Meneses Espinales

Nicaragüense, nacido el 2 de agosto de 1983 en Kurinwas, Región Autónoma Atlántico Sur  (RAAS), en el mismo año mis padres cambiaron de domicilio a Santo Tomas del Norte, Municipio del Departamento de Chinandega en donde he viví  hasta el día de hoy. Incursioné en la literatura en octubre Del año 2009, para esa fecha ya había escrito algunos poemas de forma dispersa; formé parte de lo que hoy es un grupo reconocido en la Universidad Nacional Agraria (UNA) “KAREBARRO”. Hasta la fecha cuento con varias publicaciones en la Revista Literaria “Karebarro”, El Diario “La Prenza” y una publicación en la web de la Revista 400 Elefantes. Debo decir que encontré en la poesía otra parte inexplorada del mundo y de mí y ahora solo podrá frenarme la muerte.

Ex vocalista de la Banda Cristiana Adorazion, un Álbum Discográfico con 11 temas Grabados, el que incluye 7 de mi autoría.

 

 

Me considero poeta

un poeta inexperto

pedazo de madera

que labra el carpintero

y sale de sus manos pulido.

 

A todos los poetas que me anteceden… mis respetos

 

ROCKY

 

No sé por qué razón mi apego a vos

quizá porque mis tinieblas son las mismas de tus ojos

vos, preso a una cadena como gota de agua a un río

yo, condenado a esta jaula de carne

y huesos secos.

 

¡Que dilema el de la vida!

vos olfateas la libertad desde tu ignorancia salvaje

yo, viviendo en ella

me siento con ese mismo collar rojo que te asfixia,

mis pies frustrados se sentaron a esperar lloviera maná

los tuyos rasgan la tierra buscando el edén perdido.

 

por momentos te envidio

entonces ladras y sé que también sientes

vos sufrís en tu condición de perro

y yo en mi ambición de hombre.

 

 

PADRE DE LAS DESPEDIDAS

(Mis pies son hojas secas

que se quiebran al compás de tus pasos)

Eliecer Meneses

Avizoro tu huida

tu rostro mudo lo dice

con la barbilla en el hombro

y tus cosquillas dormidas,

te encoges de espalda

deseas tragarte.

 

No rompes el hielo

guardas los dardos para el amanecer

por miedo a que ella se evapore

a que se detenga el tiempo,

pero sé que hoy te vas

como un ladrón por la noche

como centinela bajo la tormenta

la ventana lo dice

tus ojos buscan camino allá afuera.

 

Le traicionas con un beso

mientras buscas razones en sus pupilas

se te quiebra la voz

hiriéndote la garganta,

y callas

no das marcha atrás

ya empacaste maletas

todo lo traes puesto.

 

Yo, espero te acerques

a arrancarme las interrogantes

mientras acaricio el borde de su falda

mi madre se duerme a mi lado

al día siguiente no estas.

 

 

 

DELIRIO

(Hormigas danzan sobre las tejas,

como latidos martillándome el pecho)

Eliecer Meneses

 

Algo inquieta mis sueños

Caen pensamientos hechos nudos ciegos

busco alivio en las fibras del silencio

y en las sábanas que cuece esta noche.

un viento seco ahoga un grito/ Mi grito

un corazón dispara ráfagas al cielo

nadie muere

no hay respuesta

nadie escucha.

 

Y en un pequeño nido imagino a dos zorzales esperando alimento,

llueven hojas secas

el suelo pare piedras

el viento se ahorca

el agua vuelve a mi costado

el hambre se acuesta otra noche panza para arriba.

 

Una lágrima morbosa me besa los labios

y le arranca una sonrisa moralista a las arrugas de mi frente

mañana será otro plato vacío

será mejor dormir

para no sentir como vuelvo al polvo de la tierra con los ojos abiertos.

 

 

A MI MADRE. MARÍA DEL SOCORRO E. B

 

10pm.

Sé que a esta hora duermes

Y que mañana despertaras un día más vieja

Que hasta en los sueños

Evocas el cargarme

En tus brazos mí cuna

Y recostarme a tus pechos

Mi almohada.

 

Estoy seguro que todos los días

Perturbo tus noches

Que soy el causante

De tus canas repentinas

No miento si digo que me llamas

Y no te das cuenta.

 

Imagino que estarás con tu camisón negro

Herido de pequeños huecos

Ese que deja entre ver el borde de tus pechos

Los mismos que me amamantaron

 

Y pienso que no descansaras tranquila

Pensando lo que traerá el día siguiente

Porque te conozco.

 

Escucho tu ronquido en la distancia

Y lo extraño

Más no quiero despertarte con la mente

Duerme, que la noche es toda tuya

Y entre poco se marcha.

 

Descansa,

Mientras yo te veo desde aquí

En tu cama dura.

 

 

 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s