s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Edgar Otoniel Garca Robles
Nacionalidad:
Guatemala
E-mail:
info.metafora.xela@gmail.com
Biografia

Edgar Otoniel García Robles

Edgar Otoniel García Robles: (Quetzaltenango, Guatemala 1983) Arquitecto, poeta, narrador y gestor cultural, ha participado en varios festivales y encuentros de poesía: México, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Guatemala.  Publicó el poemario “Días de Luna” con Metáfora Editores en 2012  y,  “Como si no hubiera mañana”, por la editorial Pirata Cartonera en El Salvador, 2012. Actualmente es el director del movimiento Acción Poética en su ciudad natal, miembro de la Asociación de Arquitectos “Espacio 10”, es columnista en diarios locales y, forma parte de la organización del Festival Internacional de Poesía de Quetzaltenango con la Asociación Metáfora.

 

SÍ HUBO GENOCIDIO

A los coroneles que orinan los muros de la patria

 

No soy la plegaria que lleva la imagen en su güipil

 de sus padres desaparecidos

 

No soy la niña que ve como desentierran los huesos

de quienes pudieron ser sus abuelos

 

No soy agricultor que no laboró este día

para ir a reclamar justicia a un tribunal

en medio del bullicio y de una falsa ciudad

 

No soy esa lágrima esfumada

ni la osamenta por desenterrar

ni la flor que se lleva a una tumba marcada como "xx"

 

No, mi general

no soy el caite que quedó perdido en una persecución

no soy el muro ahumado que presenció una masacre

no soy la milpa que crece sobre una tumba clandestina

no soy la ceiba que sirvió de paredón de fusilamiento

no soy la culata de un fusil manchado de sangre

no soy el cuchillo que perforó vientres inocentes

 

No soy el militar que hace las guerras

ni dicta falsas condenas

ni tiene conciencia

no soy el juez que deja libre al asesino

no soy ni hijo de militar

ni hijo de guerrillero

solo pido justicia y no venganza

 

soy el pueblo ixil que llora sangre

que camina y lleva un cartel

 con la faz del genocida

soy el pueblo hambriento

soy el niño que torturaron

soy la niña que violaron

soy la familia entera que calcinaron viva

soy Otto René Castillo ensangrentado

soy Juan Gerardi con una bala en la cabeza

 

Sí mi general

en esta tierra

sí hubo genocidio

 

 

MOMENTOS MÁS IMPORTANTES

después de haber visto la película “El mismo amor, la misma lluvia” de Juan José Campanella

 

A veces pienso que las charlas sin importancia

en lugares sin importancia

fueron los momentos más importantes de mi vida

 

Por ejemplo cuando almorzamos costilla de cerdo

a la orilla de la carretera

y platicamos de buenos amores

 

Las charlas después de cada película de Clint Eastwood

 

O las charlas que tuve con Gerónimo

cuando pensaba que

la vida se me iba para siempre

 

Las charlas en Antigua Guatemala

en la mesa más recóndita

del lugar más humilde

 

La charla cuando confesé que mis textos

son el fruto

del conocimiento del dolor

 

O cuando platicamos que hay pérdidas de tiempo

convertido en personas

 

O la última charla cuando mi boca no te nombró

 

A veces pienso que las personas

a las que no les tomé importancia

fueron las personas más importantes en mi vida

 

Por ejemplo

el duendecillo que vendía chicles e ignoré

 

El ángel que me vendió un jugo

cuando moría de sed en una frontera nueva

 

El nuevo amigo que me cargó

cuando ebrio de amor ya no podía más

 

El jugador del equipo rival

que me tendió la mano al verme lesionado

 

El pasajero que me dio su pañuelo

mientras me desangraba en lágrimas

 

La amiga que lloró en mi hombro

mientras yo llevaba prisa

 

El compañero de escuela

que me levantó en hombros 

al anotar el gol ganador

La sirena que nadaba en mis lagunas mentales

 

A veces pienso que los momentos

a los que no les tomé importancia

fueron los momentos más importantes en mi vida

 

Por ejemplo

el momento en que tome tu mano y noté

que también volabas

 

O cuando comprendí que también hay distancias

que unen amores

 

Cuando crucé la frontera hacia mi país en un tráiler desconocido

o cuando nos tomamos 33 caguamas en una cantina del sur de México

o cuando vivimos felices por un rato, que recordaré para siempre

o cuando le dije "cuídate" cuando en realidad lo que quise decir era "quédate"

o el momento en el que dije: no juzgues mi pasado, porque ya no vivo ahí

 

O ahora cuando ustedes me escuchan

y me convierto en un gorrión que cortó sus alas

para quedarse

 

LA CONQUISTA DE LA LUNA

Días bajo cero
a veces habla el viento
tuvimos derrotas y conquistas
el vértigo de la victoria
todo me llevó al desencanto
hay poemas a medias
al igual que esta historia

 


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s