s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Dora Giannoni
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
dora.giannoni@gmail.com
Biografia

Dora Giannoni

Hija de músicos, Dora Giannoni nació en Nueve de Julio, Provincia de Buenos Aires, en 1939 y reside en la Ciudad de Buenos Aires desde 1976.
Profesora de Castellano, Literatura y Latín, dedicó años a la docencia secundaria y terciaria.
Colaboró en Diarios y Revistas y organizó Talleres sobre Tejada Gómez, Alejo Carpentier, la palabra.
Autora de ensayos y del libro de poesía Camino a la Raíz. (CLM, Buenos Aires, 2006)
Prologó y /o presentó a los poetas Hamlet Lima Quintana, Juan José Folguerá, Armando de Magdalena, Rafael Amor, Jorge Zárate , Daniel Oddone., Adriana Romano, Pablo Benedetti, Diego Holzer, Carlos Splausky ,Hebe Manero, Ronaldo Rasemberg,Héctor Minutillo. Realizó el prólogo a dos ensayos del filósofo Arturo Roig.

Realizó una antología temática en tres tomos de la poesía de Lima Quintana en Edit. Patria Grande.

Obtuvo menciones en Junín por Poesía y en Radio Habana de Cuba por Ensayo.
Segundo Premio de Poesía en el Concurso organizado por la Revista Redes de Papel de la Ciudad de Buenos Aires y Primer Premio de Ensayo en Río Cuarto, concurso organizado por la SADE y la Universidad Nacional de Río IV por su trabajo Profeta del Viento, punto de partida del libro
Armando Tejada Gómez:Profeta del Viento (Editora Patria Grande, Buenos Aires, 2006) en 2 tomos presentado en Córdoba, Mendoza, Bs. As, 9 de Julio, La Plata, Azul, Trenque Lauquen, Lincoln, Luján de Cuyo.
Cofundadora del Centro Cultural Armando Tejada Gómez y madrina del espacio infantil Juanito Laguna de la Casa de Cultura Compadres del Horizonte.
Su libro Jugando con las palabras. Para leer la vida en serio, fue declarado de interés cultural por la Legislatura de la ciudad de Bs. As y fue presentado en Mendoza, Córdoba, Biblioteca Lúdica de la Biblioteca Nacional, 9 de Julio, en la República de los niños.

 Participó durante dos años en el Encuentro de poetas de Cosquín que se realiza en el marco del festival y recientemente en el Encuentro de cultura sureño en la ciudad de Quilmes y encuentros en La Plata, Castelar , San Antonio de Padua, Luján de Cuyo, 9 de Julio,La Matanza.

Participó en actividades pastorales, bíblicas y de DDHH aparte de culturales.

 


Bolivia: 21-01-06

"El cielo del cóndor abre de par en par las puertas de Tiawanacu...”

Armando Tejada Gómez (1)

 

“Lo que no existía

fue creado”(2)

y lo que existió regresa.

Lo que ayer eran sólo ruinas

hoy es otra vez ayllu

de los primeros habitantes de esta tierra

devastada.

Aymaras, mineros, campesinos,

pobres pero dueños

de ancestral cultura

logran retomar el poder

que será servicio

según su concepción

y una enorme wipala

de esperanza

une la Luna y el Sol

de Puertas milenarias

cuyas piedras

son Memoria del futuro.

Lo que una vez existió

vuelve

porque nunca pudo ser desaparecido

Y en este nacimiento

es toda América

que vuelve

con el mismo sueño

La noche de Tiawanacu

es crepúsculo del día

que otra vez amanece

después de 500 años.

Dora Giannoni

dora.giannoni@gmail.com

( 1) Tejada Gómez, Armando: Canción El cóndor vuelve con música de Eduardo Aragón

            (2) Ap. 4,11

 

 

    Hamlet, convecino de  la llanura

(A Hamlet Lima Quintana)

Shakespeare inventó a Hamlet,

un personaje atormentado

por las dudas,

temeroso de ser asesinado,

que fingía locura,

inquieto por saber quién era...

Y Dios inventó otro Hamlet,

un ser iluminado

por los sueños,

deseoso de vivir

para ayudar a otros

porque sabía  muy bien quién era.

Lo parió la llanura

y el horizonte

marcó su derrotero,

esa utopía

que lo hacía ponerse de pie

todos los días

y seguir  caminando

escribiendo, soñando,

compartiendo con todos

el pan de la palabra

que brotaba de él

como dictada

desde un más allá,

el de sus ancestros

que le daba sentido

a su lucha cotidiana.

Hermano mío,

convecino de  la llanura,

donde los dos vivimos,

tu ausencia me duele

porque añoro tu rostro de quijote

tu humor, tu ternura, tu sabiduría,

esos versos leídos por teléfono

apenas recién nacidos...

¡ Qué privilegio!, ayer

hoy, ¡ qué silencio!

Pero sé que estás

que estarás siempre

aromando la llanura

que te guarda

como esa “vasija de barro”

que cantabas.

Dios te puso en nuestras vidas

para ayudarnos a no dudar,

a no rendirnos

a seguir andando

en pos de un sueño

latinoamericano.

Y desde el misterio donde habitas,

iluminar la vida

y decirnos que “no hay que morir”

que la vida nos espera

para volver a empezar

cada mañana.

 

Dora Giannoni. 15/ 09/03

 

 

 

Tengo la palabra

                                               Cada hombre es su Palabra

                                                          Julián Zini

Nació conmigo y con ella camino todavía. Llegó en nana de madre y abuelas amorosas, cuyas palabras canto o escucho ahora.

Fue cuento o historia en labios de mis padres.

Después ronda y canción con amigos del barrio o de la escuela. Aquí ya fue motivo de estudio y de lectura. Empecé a amarla cada día más, a buscarla, analizarla, interpretarla.

La perseguí por anaqueles y estantes de bibliotecas familiares o públicas. Me abrazaba a ella, la hacía mía en teatros , lecturas, recitados. Fui tomando confianza y empecé a usarla para decir lo que pensaba o sentía, para escribir a familiares y amigos, para inventar, soñar, jugar….

Ya no podríamos separarnos y ahora que la sentía tan amiga no quería ser egoísta y deseaba compartirla para que muchos la disfrutaran como yo.

Por ella decidé mi carrera que desempeñé durante largos años tratando de inspirar el amor que por ella sentía a muchos niños, jóvenes y adultos.

La sigo compartiendo ahora con más gente, porque al volcarla en libros, uno nunca sabe adónde irá a parar y lo que podrá producir en otros.

Por ella me entero de tantas cosas!!! Sufro o disfruto, gozo o padezco.

Me sirvió y me sirve para ser amiga de tanta gente que también la tiene como instrumento de trabajo o la ama como yo.

Sigue conmigo siempre y seguramente me acompará en la última oración que me despida de este mundo.

Por ella soy lo que soy: un ser humano, mujer, maestra, escritora, trabajadora de la cultura.

Soy lo que soy porque tengola Palabray es bien cierto lo que dijo algún poeta: aunque nada tuviera, tengola Palabra.Nohay nada peor para un hombre que quedarse sin voz y esta voz debe estar al servicio de quienes no la tienen. Sin embargo no despreciemos el valor del silencio que evita hacernos esclavos de lo que decimos y como dice Lima Quintana: muchas veces el mejor poema fue engendrado en el mejor silencio.

Cuandola Palabraes de Dios siempre significa algo más que lo que dice: “ En el principio fue el Verbo”. El Verbo para explicar el principio, el misterio, la eternidad hecha carne.

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s