s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Juan Calero Rodrguez
Nacionalidad:
España
E-mail:
juancalero2002@hotmail.com
Biografia

Juan Calero Rodríguez

De padre canario y madre cubana, nace en Guanajay, La Habana, Cuba. Aunque su formación educacional ha corrido por las ramas técnicas como estudiar hasta el quinto año de Ingeniería Industrial, y ser graduado de Delineación Mecánica y Delineación Arquitectónica; su verdadera vocación ha estado, por una parte, la literaria habiendo desarrollado los géneros de poesía, cuento y novela; y por otra parte entre la pintura, caricatura y el diseño gráfico, llegando a exponer en algunas salas de la capital cubana.

Ha obtenido varios reconocimientos en diversos concursos literarios como el Vicente Silveira y Arjona, 1991; el Premio de Poesía de Amor, de Varadero, 1990; el III Concurso Provincial de Ciudad de La Habana Luis Rogelio Nogueras, 1990; el XVIII Encuentro Provincial de Talleres Literarios de La Habana, 1991, en Cuba. En España, fue el ganador en la última edición del Premio Uni-Verso celebrado en Tenerife, España, 1993; el Tercer Premio de la XVII Edición de las Jornadas de la Viña y el Vino, 2012, La Palma, España; Primer Accésit en el I Certamen de Poesía Erótica Canaria, Las Palmas, España, 2013; Finalista en el Concurso de Poesía Homenaje a Federico García Lorca, Madrid, 2013; y Primer Premio en la Quinta convocatoria al Concurso Internacional de Poesía El mundo lleva alas, Miami, USA, 2013.

Ha publicado los poemarios PALABRAS DEL BALSERO, 2007 y PASAJERO SIN OFICIO, 2010, en Canarias, España y BAJO LOS PORTALES DEL NIÁGARA, 2013, en Miami, USA.

Está incluido en las ANTOLOGÍA DE POESÍA ERÓTICA CANARIA, Las Palmas, 2013; ANTOLOGÍA LOS 200 POEMAS. HOMENAJE  A FEDERICO GARCÍA LORCA, Madrid,  2013, LA LUNA EN VERSO, Granada, 2013; BOULEVARD LITERARIO, Argentina, 2013; 20 POEMAS A BACO, Las Palmas, 2013; EL MUNDO LLEVA ALAS, 2013, Miami, USA; De próxima aparición ANTOLOGÍA NACE, Las Palmas, 2013 y ANTOLOGÍA DACAPO, Texas, USA, 2013. Tiene otros libros inéditos de cuento y poesía. 

Actualmente vive en San Andrés y Sauces, La Palma. Canarias.

 

Una larga travesía hasta el último poema de este siglo

 

Náyade, cabalga sobre mí dueña de la vida

no necesitas montura, trampas, ni milagro.

Córtate cualquier prejuicio.

No soy labrador de otro mundo

ni hablo desde profundidades antiguas.

Vengo de un pueblo tímido de mapas

olvido del viento rasante y fiebres de ciudad.

En mi casa no existen leyes,

esas desprecian a los hombres.

De la niñez,

conservo desordenados tatuajes por las paredes

porque colgar un cuadro es aburrir el tiempo,

capítulos impublicables –entre otros escritos-

que no pagaré derechos de autor

y ciento dos naves fenicias defendiéndome de dioses,

por suerte mortales.

Puedo asegurarte que soltar amarras

es naufragar sin revanchas.

Cada despedida un destierro

como irse a empujones

a peregrinar promesas

cuando todos los rumbos agoten sus caminos

plagados de esperanzas.

Juntos aprenderemos

que la mejor oportunidad es perfilar un camino

porque el amor vuela a corto plazo

y nos deja las venas llenas de sed.

Que emigrar es nacer un poco más tarde.

Un epitafio, una prórroga al recuerdo.

Y como sabe más el que habla a sus silencios

mientras vence

quien sabe hablar a los demás.

Cuando tenga barca y naufragio

llevaremos la vida para no esperar

por ningún boleto del pasado, que es el olvido.

Una mezcolanza de acontecimientos casuales.

La oreja degollada de Van Gogh.

Algunos libros de poemas

y cosas imprescindibles,

como incienso por quemar.

Dejaremos intactos los domingos

y la agenda vacía de teléfonos;

porque la amistad navega en velero frágil

con sueños ortodoxos y vanidad de profetas.

 

Libera cintas, cuelga la vergüenza y el asombro,

ya no quedan pudores inútiles

por tantos siglos de impotencia.

Luego, déjame llorar sobre tu vientre

los demás días no importan,

todos se fabrican iguales.

 

Ven, no temas, la realidad es mágica

y cabe en gotas de agua.

 

 

Mañanero

 

En amor, uno y uno son uno.

Jean Paul Sartre.

 

 

Despertar con tu piel es un paseo por los campos de mi país

dulzura de maíz tierno tejido entre guayabos perfumados.

 

La humedad de tu ciénaga evoca los exordios mejor guardados

y absorbo toda la frescura de la mañana que penetra

entre los balaustres de la ventana

envuelta con el ir y venir de locos retozos al viento.

Ráfagas desvelando versos saltos de agua 

colores de lo que doy lo que queda

de aquel muchachito buscador de aventuras.

 

Los rizos de la piel toda enajenada por el huracán de mis labios

luce su cadencia de carnaval mestizo por el malecón habanero.

Sudor y ritmo de conga callejera. Ritmo y sudor contagioso.

Lujuria voraz. Desorden. Espiral de frenesí.

Explosión de fuegos de artificio sobre El Morro

erguido en la boca estrecha de la bahía.

 

Apagar esta hoguera es todo un pecado mortal

delirio negando los roces del infierno

no importa si a fuego lento, muy lento

exhausta, apenas, sin nada más volver

a descansar la coda sobre las cenizas del fuego

sediento como baños al sol por los campos de mi país

que penetra entre los balaustres de la ventana.

 

 

Confesiones del balsero

 

1

Yo, no más que el balsero

hijo de mi padre,

hijo también de estas islas

acostumbradas a la emigración

donde unos piensan sólo en trabajar

mientras para otros no existe la razón suficiente.

Confieso que todo depende de repicar campanas por el pecho,

el repicar de campanas y los dedos largos de la noche

que se afanan por desconocerlo.

He aquí el reverso del agua, la corriente.

He aquí la oscuridad murmurante

encharcada, inconmensurable,  inconmovible.

El grito extenso y lleno de sed viaja por ciudades remotas,

la hoguera de párpados tremendos confiesa tener dudas

y el canto que no ha existido jamás

apenas un dedo de nada

vuelve lleno de miedo

sin entender

el extremo más ecuatorial del destino.

El inmigrante no vuelve. No es ventura

resucitar con los bolsillos manchados de humedad.

Emigrar es nacer un poco más tarde

y todos estamos dispuestos a ser otro

por dejar de ser inmigrante

hasta romper los nuncas

con la urgencia del que no quiere morirse.

 

2

 

Destino, perro mío

por qué quieres salirte del pecho

si afuera todo es mortal.

Ábreme las puertas, soy el campanario,

me quedo sin palomas.

He hablado de ti, pidiendo mordidas de peces.

Muchas veces hablo, como ahora,

las campanas suenan tan dentro, oh alcatraz, que he rezado

por la raza de los martes.

Escoge una larga pausa donde ahogar la rabia

invita a la lluvia por los charcos de la ciudad.

Desata remolinos, furias o caracolas.

Es la hora de levantar los oficios.

 

 

Bien sabes que el día con sus límites

se esconde por tus cabellos encendidos.

Perdona tal vez esta flaqueza si digo

“vuélvete, toma tu migaja

y sálvame de estas cuatro auroras boreales

pariendo en el ala del sombrero”.

Poco importa ya la tibieza de alguna máscara

si canto sobre las paredes del silencio.

Seas tú, el mundo no es quemarse los dedos

improvisando un himno condenado

que dispersa sus cenizas

sin volcarse en otro nuevo testimonio. 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s