s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jorge Mussiett Canales
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia

Jorge Mussiett Canales

Allá por los años 20 llegaron a Chile un grupo de Refugiados Palestinos, enviados por sus padres a América, para protegerlos de la represión de los Turcos Otomanos que sometían a los Jóvenes árabes a 5 años de Servicio Militar Obligatorio.  Entre ellos, con aproximadamente 20 años de edad, llegó a Chile mi padre, Don Salomón Mussiett Musalem, educado en una escuela Alemana en Egipto, egresó como Contador General, Linotipista y Tipógrafo, además dominaba idiomas como el Francés, Alemán, Español y los diversos dialectos Arabes.

Una vez en América, luego de atravesar la Cordillera de los Andes desde Argentina, muy pronto contrajo matrimonio con una hermosa joven campesina de 16 años de edad llamada Sara Berta Elena Canales Ramirez, con quien a través de los años tuvo 12 hijos, 10 de los cuales llegaron a ser mayores.  A ella la llamo “Mi Amorosa Madre”.

Nací en Concepción, lugar hacia donde mi madre debió viajar para ser atendida por su medico de cabecera, regresando, posteriormente a Chillán, lugar donde residía nuestra familia, la que providencialmente se salvó del terremoto de 1939.  La casa nuestra se destruyó totalmente, no quedó nada bueno.  Yo tenía solo 3 años de edad y era el Nº 8 de los hijos.

La precaria situación económica de mi Padre, como pastor Bautista, hizo difícil la educación para todos, así yo, a los 15 años de edad, ya era un Obrero textil, a los 25 años inicié mis estudios como autodidacta de la Enseñanza Media, y como adulto alcancé el Título de Contador General con el cual me desempeñé como empleado Bancario hasta mi Jubilación.

Mi nombre es Jorge Claudio Mussiett Canales.  Durante mis años de trabajo, estudié canto en el Conservatorio Nacional y algunas academias de Cultura Artística, lo que debí dejar por razones de salud. No obstante mi interés por la música continuó, debido a que mi padre tocaba Violín y Trompeta y a su vez mi madre tocaba el Armonio a Pedales de la Iglesia donde mi padre ejercía el pastorado, yo opté por ser autodidacta de la música, considerando que los recursos económicos existentes no me permitirían recibir la instrucción particular necesaria.

Con el correr del tiempo, incursioné en la composición y haciendo uso mi piano, logré componer himnos para instituciones, clubes, colegios e Iglesias, lo que hizo necesario implementar las letras de estas composiciones, las que también dieron origen a los poemas inscritos en la presente publicación.  Algunos de ellos románticos, otros tristes y también alegres, estos versos quedaron impresos en los corazones de las personas que los escuchaban, anhelando siempre escuchar uno más, así nace la idea de crear este libro, idea difícil de enfrentar, que me recordó aquellos momentos en que navegaba en altamar, en un bote a remo, en medio de una tormenta de Viento y lluvia, a la cual debía imperiosamente vencer, durante mis años de colonizador de Aysén.

Oda a Mi Hermano Enfermo

 

EL PASO TEXAS 2007

Se me hace difícil

Pensar como el tiempo

De forma inclemente

Me vence al pasar

 

Avanza en silencio

Destruye mi mente

Me deja postrado

Esperando un final

 

Pero yo me resisto

A aceptar sus designios

No quiero pensar

Que tendré que dejar

 

Lo que en tanto tiempo

Luche por lograrlo

De pronto el momento

Hay que abandonar

 

Casi no reconozco

Mi propia conducta

Me parece increíble

Saber que jamás

 

El Lugar Donde Nací

 

 

Viejo caserón vacío

Lugar donde yo nací

Adobes, tejas y piedras

Y empolvada la pared

 

Ventanas con sus vidrios rotos

De bronce o fierro tal vez

Con un oscuro pasillo

Puertas de pino o ciprés

 

Tablas torcidas al viento

Quemadas con el sol de ayer

Jardín con sus plantas secas

Que mi madre regó no lo se

 

El sauce junto a la acequia

Algo de pasto se ve

Aun esta la vertiente

Donde de niño jugué

 

Recuerdo que había un puente

Y junto a un pozo Un cordel

Ya ni siquiera esta el balde

La cerca ni el pedregal

 

Donde jugaban los perros

De aquel antiguo lugar.

 

Libertad


Eres sublime y gloriosa,

Avanzas cual la niebla espesa entre las rozas de mi jardín,

Besando el follaje de sus hojas

Acariciando al pasar el rostro frío de la noche hermosa,

De la mano invisible de tu amigo el aire,

Que te lleva hacia la luz de las estrellas tan lejanas,

Para volver a mí convertida en mariposa,

O en un canto de amor,

Que tu partida dejo en el corazón de la más bella y colorida flor,

Una mimosa.

 

Libertad,

Nada se compara a ti, en algún momento,

Ni siquiera el beso de una madre tierna,

Que mese y acuna entre sus brazos a su hijo enfermo,

Ni el silbido del apacible viento en la quietud de la noche,

Ni la salida del sol entre los picos esbeltos de la inmensa cordillera,

Ni la luna coqueta, que aparece ansiosa en el confín entre cúmulos y nubes,

Sonriente y eterna.

 

Libertad,

Hoy me postro ante tus pies y humildemente ante tu altar,

Como un canto elevo mi oración porque reconozco en este instante,

Que tú eres, entre todo lo creado y lo existente, que al hombre rodea,

Mientras tiene de la vida el aliento multiforme y el amor,

Que nada se compara a ti porque tú eres,

Después de mi Dios,

En este mundo,

Lo mejor.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s