s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Freddy Esteban Quiones Serran
Nacionalidad:
Perú
E-mail:
fredy_1122@hotmail.com
Biografia

PASARAN LOS AÑOS…

Pasarán los años pero nosotros
en el vergel de nuestro olvido
recordaremos cada ósculo
en cada respiro.
Pasarán los años pero nosotros
seguiremos siendo los mismos amantes
que se revuelcan entre las sábanas
de un aura sin aliento.
Pasarán los años pero nosotros
no pasaremos con la misma fragilidad
en que el viento muere
al salir el sol de los años.
Pasarán los años, tú virgen y yo casto
bajo dos metros de tierra
que cubren nuestras cabezas
¡gozarán de la fornicación
de nuestros huesos muertos...!

 

NUNCA TE HE AMADO COMO JAMAS TE AME


Nunca se tuvo lo obtenido,
ni dado lo entregado.
Porque después de haber perdido.
se entiende que nuca se ha ganado.
La vida nunca se ha vivido
Ni el gozo se ha gozado.
De la herida de un herido.
De la condena de un condenado.
Se nace de lo nacido.
Para desarrollarse de lo desarrollado.
¿Por qué después de haberte querido?
Dejas todo lo llorado.

ADICTO SOLITARIO

Aquí encerrado en este cuarto,
algo de ti me ahoga
en el sueño feliz de tu recuerdo.
Como quisiera poder arrancar
otro besos de tus pálidos labios.
Pero te has ido...
Te has ido con la mañana
enfriando este café cargado
de tantas soledades juntas.
Y quien sabe si vuelvas.
Y te escuche rodando por la cocina,
renegando porque el panadero no llegó
o porque yo aún no despierto.
Pero te has ido...
Fumo en la sala libremente.
Estoy solo.
No hay quien diga: esa adicción
te llevará a la muerte.
Y trate de apagar el cigarrillo
mientras yo enciendo otro
en la mano izquierda.
Ahora comprendo porque tardas.
El humo del cigarrillo no se va de los muebles
ni de las cortinas que tanto te gustaban
De las cuales pasabas las tarde de verano
contemplándolas como vírgenes.
Esas mismas cortinas
que me llamaban a los celos.
Ahora soy yo quien las contemplan
pero ya no como vírgenes.
Si no como la innata esencia
de tu piel canela
y la luz lejana de tus ojos negros.
No tardes en regresar.
Recuerda que aquí te espero,
al lado de tus cortinas.
Y prometo que cuando llegues
mi cigarrillo estará apagado.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s