s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Hermes Antonio Varillas Labrador
Nacionalidad:
Venezuela
E-mail:
potosino2006@yahoo.es
Biografia

Biografía (O más exactamente Autobiografía):

Nacido en la aldea Potosí Municipio Uribante del estado Táchira, por el año de 1959, un 12 de julio. Dedicado al estudio en el área de Humanidades se graduó de Licenciado en Educación, mención Matemática.

Y una vez que ejerció como docente durante 27 años, decide jubilarse para desempeñarse como comunicador social  en la producción de espacios educativos radiales “Formando Ciudadanía” cuya producción en audiovisuales está disponible en la red, y a su vez, dedicarse a escribir su poesía que tanto le apasiona, actualmente con más de 600 composiciones dedicadas a la vida, a la naturaleza, a la justicia social, a la familia, a los valores tanto morales como espirituales, al humanismo, al inconformismo y reclamo contestatario,  y por supuesto al romanticismo del amor y hasta del desamor. Su poesía tiene que ver con la cotidianidad, sin camisas de fuerzas, con un poco de ingenuidad en su contenido, tal vez, pero con sinceridad y gran entusiasmo por lo que plasma en sus letras.

La anterior es una sencilla semblanza de la vida de este humilde servidor Hermes Varillas Labrador.

 

 

 “Glosa del caminante”

 

Si es tu empíreo luminoso

en lontananza casi infinito

con un rumor suave y exquisito

que arrulló tu primer sollozo

y de noche es suerte de acre gozo

donde se avivan tus querellas

y queriendo atrapar estrellas

desilusionado te halla tu destino

al mirar hacia atrás en tu camino

caminante, son tus huellas.

 

No conoce calma tu ímpetu peregrino

ni de tranqueras las elegidas sendas

pero ya es tiempo de que aprendas

así las nubes tapen el sol matutino

no negareis de lejana ave su trino

pues es tu aventura un sueño tenaz

que no habrá de repetirse jamás

agua pasada por noria en la rueda

y de tu odisea solo te queda

el camino y nada más

 

Y si tu paso se torna presuroso

hacia postas y conquistas

que aunque no estén a la vista

se cauto y cesad lo ansioso

que el mundo es todavía hermoso

solo obtendrás un genio cansino

la vida es tal cual un laberinto

a cada quien un destino distinto

cesad también de ser ladino

caminante, no hay camino

 

Mientras tengáis más urgencia

por salir del artificio de Dédalo

será como vagar por un médano

desorientado sin conciencia

por la falta de útil paciencia;

permite a tu ingenio inventar

y con tu pericia te ha de llevar

a la ansiada y acertada meta

como lo escribió el poeta

se hace camino al andar.

 

Glosa inspirada en el verso del inmortal poeta español Antonio Machado:

 

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más

caminante, no hay camino

se hace camino al andar…

“La Tinta En La Poética Pluma”

 

La tinta en la pluma del poeta

está hecha a puro sentimiento

para obsequiarle a la vida

con los versos más excelsos

 

que son suerte de caricias

con todo su inmenso talento

en un susurro inexplicable

que rompe todo un silencio

 

de la monótona cotidianidad

usando insondables secretos

con la ayuda de la metáfora

libre o en ajustados versos

 

entretejidas en dorado hilo

las palabras en su contexto

para obsequiar la belleza

del ilimitado firmamento

 

con la luz de las estrellas

como escarchas en el viento

tinta especie de vino sagrado

del Parnaso en odre viejo

 

que sirven con generosidad

musas con el pecho abierto

y que de sus senos emanan

cual oasis en un desierto

 

como poética apoyadura

que un rítmico concierto

de un vital y necesario elixir

dando al amor su alimento

arraigado en alma y corazón

firme y con buen fundamento.

 

 

“Una Tímida Declaración”

 

Deseo hablarte tantas cosas

y no hallo forma ni manera

decir con expresión sincera

tus cadencias son hermosas.

 

Bella tu sonrisa maravillosa

a pesar te culpen de ligera

por tu amor qué no hiciera

asumiría la obra más penosa.

 

Eres musa y verdadera diosa

rosa en botón en primavera

en pasible ritmo a la espera

que aprecie tu tez tan olorosa.

 

Atisban mis miradas cautelosas

tus labios me provocan bobera

por un beso tuyo que no diera

como digna experiencia jubilosa.

 

Pero mi pena es tan temerosa

y mi verbo no es gran lumbrera

prefiere callar y no sacar afuera

lo que bien pudiera decir en prosa.

 

Por ello esta poesía cual mariposa

que vuele a tus oídos sin flojera

como ave canora y vocinglera

que sea loa a tu estampa salerosa.

 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s