s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Marina Cruz Gracia
Nacionalidad:
Uruguay
E-mail:
marinacruzgracia@gmail.com
Biografia

Marina Cruz Gracia:

Obtiene un primer premio otorgado por Espacio Mixtura en el año 2012 en la categoría narrativa por: “Concierto en Nochebuena”. A partir de ese momento comienza a formar parte de Espacio Mixtura con reuniones semanales e interactuando con el resto de las artes.

Se vuelca nuevamente a su pasión de la adolescencia y comienza a escribir poemas.

Es cofundadora y partícipe activa de “El corral de las palabras” un lugar virtual en que se forman entre sí los escritores.

Resultó elegida como Comentarista destacado en el Noveno Certamen de Narrativa Breve  2012 del Canal Literatura.

Publicaciones:

EDITORIAL DIXI publica “Concierto en Nochebuena” en una antología, que contiene  diez cuentos, llamada  Apurapalabra1.

Dos poemas publicados en la revista virtual “Los Palabristas”

Dado que Montevideo este año 2013 es la Capital Iberoamericana de la cultura, la Editorial aBrace realizará una publicación llamada “Obras con rostro” en donde la comisión seleccionadora ha elegido tres de los poemas de Marina Cruz Gracia.

 

Latente.

La noche está madura.

 El calor sigue latente y sofoca.

Mi boca está sedienta

 y tú,  que todo lo adivinas,

la calmas con tu boca.

Me elevo entre sábanas mojadas,

de vaho, de sudor y de tu aroma.

Y entonces de dormir ya me he olvidado,

te tiento…  te dibujo entre las sombras…

Tu cuerpo, nutriente de agua viva,

ahuyenta mi cansancio y me provoca.

Duerme humanidad…

tú y yo estamos en la alcoba.

 

Deseo.

Te huelo con jugo de naranjos.

Te observo con flor del duraznero.

Tus ojos,

azabache impregnado de futuro,

me hacen pensar en mí,

como  árbol viejo.

Esta edad que arrastro sin deseo…

me convierte en invierno, puro invierno.

Pero tus labios tiernos, juguetones…

 emprenden viaje por mi cuerpo

y el milagro parece hasta cercano.

Tal vez brote...

por amor de contemplarte,

fruta fresca,

de este árbol viejo.

 

Sensaciones.

Mis oídos quieren percibir

el disgregar de tus mandíbulas

la necesidad de tu fluido

deslizándose por la garganta

en el afán de incitar el viaje de fusiones.

Mi piel se amalgama con la tuya

y se refresca usando  gotas saladas de las emanaciones,

que brotan de tus poros.

Mis manos te reconocen paseando,

con miradas de tu abdomen.

Mi cerebro reproduce olores de olivo

y una sensación sedosa acusa la humedad de mi cuerpo.

Caigo sobre tu pecho,

sé que mi cabello acaricia tu rostro

 y, como si tú fueras yo,

 puedo sentir el cosquilleo

que produce cerca de tu nariz.

Entonces el silencio se traduce

en mordidas sin sangre

y permanezco sobre ti

hasta que las feroces palabras

cambian de sentido.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s