s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Martha Urquizo
Nacionalidad:
Uruguay
E-mail:
martha803@gmail.com
Pertenece a la Directiva
Biografia

Martha Urquizo Detassis

Embajadora de Poetas del Mundo - Uruguay - Noviembre 2017-2019

Nació en Montevideo, maestra de 1er y 2º grado, recibida con medalla de oro. Ocupó cargos – por concursos de méritos y oposición – durante 35 años. Fue maestra de Escuela de Práctica, Directora, Inspectora de Zona de Inspección Departamental de Montevideo, Inspectora de Educación Privada, de Distrito, culminando su carrera como Inspectora Nacional. Profesora de Pedagogía, Metodología, Psicología del Aprendizaje e Idioma Español en el Instituto de Formación Docente de Montevideo. Fue becada en misión oficial a Francia donde estudió Lengua y Expresión por el Lenguaje. Publicó artículos en diarios de la capital, en Anales de Educación Primaria (“El Arte como Expresión Creadora”) y Prácticas Gramaticales en Perico de J.J. Morosoli. Desde 1964 fue Directora de la Escuela Nº 102 a la que se bautizó con el nombre de Juana de Ibarbourou, en homenaje a su estrecha relación con la poetisa, relación que continuó hasta la muerte de la famosa Juana, la que le dedicó poemas a ella y a sus hijos. En setiembre de 2010, lanzó su primer libro de poemas de amor: “Logros de Vida”, en mayo de 2011 su segundo libro de poemas: “Mi Verso es un Canto”, en octubre de 2011 su tercer libro: "El Color de los Sentimientos", en mayo de 2012, su cuarto libro:"El Abrazo de la Luna" y su quinto libro:"Poemas que Viajan", inédito se encuentra participando en varios concursos internacionales. En estos momentos, está  finalizando su sexto libro, “Sinfonías de Amor”.

En junio de 2011, concurrió al Museo Valencia de la ciudad de Popayán, Colombia, cuna de la poesía americana para la presentación de sus dos libros, Logros de Vida y Mi Verso es un Canto, presencia que fue declarada de interés municipal y cultural por la Intendencia de Montevideo y el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay.

Martha fue invitada a fines del 2011, para integrar la antología de poetas hispanoamericanos que recopiló la Editorial Río Negro, de Lima, Perú, compartiendo con los mejores 50 poetas del continente castellano, incluyendo España. El libro, Poiesis, cuenta con la biografía y dos poemas de Martha: “Tendiendo puentes” y “El Color de los Sentimientos” y fue editado en mayo de 2012 en toda América. Actualmente se está editando en Lima, Perú, “Eros y Tánatos”, antología de poetas y artistas plásticos del continente castellano, con dos poemas de la autora.

En agosto de 2012, participa en el concurso literario nacional organizado por el Grupo Mixtura de Cultura obteniendo una mención con el poema “Atardecer frente al mar”. En octubre el Club de Leones de Rocha organizó un concurso internacional donde obtiene el premio Guayubirá con su poema “Soy y seré”.

Actualmente se dedica a crear sus poemas, sus tapices y a una de sus grandes pasiones: viajar, conocer otras culturas, para volcar sus vivencias en sus escritos que son sus guiones de vida.
Sus libros: El arte como expresión creadora (Anales de Educación Primaria, Montevideo, Uruguay, 1966); Prácticas Gramaticales en Perico de J.J. Morosoli (Editorial Sur, Montevideo, Uruguay, 1968); Obras de teatro y títeres para niños, Montevideo, Uruguay, 1970 a 1975); Tesis: Comisión mixta Enseñanza Primaria y Media, Montevideo, Uruguay, 1972); Logros de Vida (Editorial Artes Gráficas, Montevideo, mayo 2010), Mi Verso es un Canto (Editorial Artes Gráficas, Montevideo, setiembre 2010), El Color de los Sentimientos, Editorial Artes Gráficas, Montevideo, octubre 2011; El Abrazo de la Luna, Editorial Artes Gráficas, Montevideo, mayo de 2012)    

 

 

Los caminos de la vida

Si algún día me ves triste: no me digas nada… Sólo quiéreme. Si me encuentras en la soledad de la oscura noche, no me preguntes nada Si me miras y no te miro: no pienses nada, sólo compréndeme Si lo que necesitas es amor… no tengas miedo, sólo ámame Pero si alguna vez dejas de quererme: no digas nada… sólo … recuérdame Porque la vida es juego, aroma y seducción Las cosas son y no son lo que parecen. Pero aún así .. las amamos con pasión

 

Un toque de luz

Mi poesía, es un toque de luz que inunda mi mundo interior como chispa infinita del creador.
Callado, el tiempo misterioso nos espera y nos lleva a vivir el amar que brota del existir universo ya que somos voz del creador.
Un toque de luz, que nos hace vibrar en las distancias, viviendo entre péndulos agridulces, entre dichas y penas, ya que los ayeres me siguen porque son la piel de mi vida, son la memoria de mis huesos.
Mi poesía, un toque de luz que me alumbra esperando el hoy, sembrando los relojes de mis momentos.
Voy deshojando las palabras por el cielo, tejiendo con amor, alegrías y dolores, mi feliz e incomparable viaje en esta vida, porque seguiré dormida en un sueño profundo, esperando un amanecer nuevo.
Un toque de luz incomparable, excelso, que es luz de vida, son mis versos del alma, son esa luz, son mi tiempo, el de ayer y el de hoy, mi nardo dorado, mi música de ondas en melodías de sentimientos.
Un toque de luz, que me traen las palabras y que llevan a mi boca las mágicas flores del agua que hacen nacer versos, que se iluminan, entrelazándose en poemas de amor, inspirados por una luz mágica.
Mis poemas me abrazan en abanicos de espuma, entre lentos remolinos y es cuando el verso llega cien veces repetido, entre toques de luz misteriosos que me arrullan en un límpido canto de amor.
Mis palabras son un toque de luz a mi corazón.
Como una flor de cielo en mi pecho vibran las notas radiantes al encontrarlas, iluminando mi vida, llegando a mis manos, estrechadas en cálido, vivo, tierno palpitar.
La poesía es para mí, un toque de luz para el alma.

 

Donde habitan los sueños

Donde habitan los sueños, en lugares recónditos, en praderas florecidas, en mares embravecidos, en cuevas hondas en follaje verde y tupido, los busco.

Donde habitan los sueños, los de amor, se sienten en el corazón arrebolado y trémulo de dos almas que se aman.

En esta vida, los sueños nos columpian en dulces momentos que nos estremecen al recordarlos como en la punta de un ramo cuando el peso de la gota hace inclinarse a la hoja ya caso rendida.

Donde habitan los sueños, en un puro silencio, se transforma en un escenario del drama del vivir.

Son una pausa entre la vida y la muerte, sin aliento nos lleva a la mañana entre sueños y nada se mueve, se crean en torno nuestro, ondas de calma.

Donde habitan los sueños, recorriendo senderos y esteros buscándolos en estrellas, las que iluminan nuestras vidas, bajo una luna que atestigua nuestro amor.

Donde habitan los sueños, las hadas y los gnomos van tras ellos, perdiéndose en noches eternas, caminando sobre el mar o sobre el tupido verde del prado, dejándose llevar por el aire que dispersa el amor que nuestras almas sienten.

Donde habitan los sueños se siente el ruego de amar que delira en murmullos junto con tu nombre y el mío, esos sueños perdidos entre ráfagas de besos y miradas profundas, como el inmenso océano donde viven escondidos y unidos los paradisíacos recuerdos de nuestro amor.

Donde habitan los sueños, allá en los límites del tiempo, donde las puertas a nuestros corazones se abren en un sinfín de sentir, maravillando al amor verdadero.

Quisiera más que nada, más que buscar nuestros sueños, ni hondo signos por celestes mundos supremos, ir tras ellos, donde habitan, para sentirlos latir y vibrar con ellos entre luceros remotos.

 

Soy

Soy un imagen de mi misma, polifacetada en un azogue de colores que perfilan mi alma en mil cristales que irradian su pureza.

Soy la que vive y palpita en suspiros de amor, ahondando dentro de mí para conocerme y amarme, cuidando y protegiendo mi ser interior.

Soy un ser pleno de emociones, que aparecen como un conjunto de reacciones y cuya explicación no es coherente, no es racional, no es lógica,

Soy tan libre y sensible a la vez, como un manojo de sentimientos y me siento tan íntima dentro de mí, que a cada instante una lágrima se desliza por mis mejillas

Soy la indómita doncella que por inocencia e incredulidad, salió en pos del amor, ese, el único, el verdadero, pero no lo encontró, sólo halló desilusiones, falsedades, tristezas y por ende, surgieron los poemas de amor, palabras, letras que emocionaron mi alma y dieron a mi vida el sentir que necesitaba.

Soy la que en el pasado, en el ayer, en el ayer del ayer, vivió esperanzada en la soledad de la noche, sabiendo que algún día vendría desde los aires, las ausencias, desde la noche, lo que estaba esperando, el amante que siempre existía, que existe y la está queriendo.

Soy la que renacida empieza otra vez, desde el mismo final, límpida y pura, 

Yéndose más allá todavía de los últimos recovecos de mi ser, alumbrándome como inagotable fuente del amor dulce y puro que no muere y aumenta mi sed de vivir,

Soy la que ama hundiéndose en silencios, dejando caer en hojas en blanco los versos que nacen como caricias suaves para lograr, por puro milagro, sin dudas confusas, palabras de amor, como estrellas inequívocas, recién nacidas con el alba, de nuestro afán de anhelos de que lo nuestro sea verdad,

 

MI VERSO ES UN CANTO

 

Mi verso es un canto, se desliza en mis hojas en blanco como un cisne en aguas de un lago, despacio, con ternura y paz.

La tarde pura de mi verso me da gozo al corazón y calma a mi alma.

Mi verso son lentas escrituras como el humo gris de las fogatas que lleva el viento sur por las noches hacia las estrellas.

Mi verso es un canto de campanas al vuelo, que trepidan el aire con su música de plata.

Solas las palabras con suspiros en suave tiempo imaginario rumorea una cadena de flores en transparencia de sueños.

Mi verso es un canto, nace de un corazón de agua y miel en una cascada de sonrisas y vaga llegando a las hojas que lo espera con música del alma.

La inspiración mana sin saber por qué y las palabras fluyen con acordes melodiosos recorriendo la corriente de mi mente como voces que parecían enmudecidas de los tiempos inmemoriales y que de pronto, como por milagro, recorriendo un largo camino aparecieron dando señales de existencia en pedazos de hojas desteñidas por el tiempo.

De mis ríos interiores, bien oculto estaba el verso durmiendo la esencia de su ser, despertó en una luz que estaba retenido en pimpollo en mi alma que al infinito ahora se alarga.

Mi verso es un canto, como hilos que conectan las estrellas y el mundo, como niebla que se fuga a las nubes más allá del horizonte.

Mi verso es un canto, como veladas voces cuyo velo aparto para que purificadas y transfiguradas se van en el aire meciendo su esencia y llegan desde lo hondo con delicadeza y alegría, como gotas de agua, despacio y de a una, al papel donde bailan una danza sin fin.

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s