s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ftima Alba Rendn Huerta
Nacionalidad:
México
E-mail:
albafatima@mail.com
Biografia

Fátima Alba Rendón Huerta

Fátima Alba nació en Guanajuato, México. Tiene estudios de Comunicación, Cine, Arte y Literatura en prestigiosas universidades de América y Europa.
Desde temprana edad ha manifestado un profundo interés por el lenguaje, el arte y la ciencia.
A los seis años publicó sus primeros poemas.
En 1997, "Tierra de olivos", poema de su autoría, es publicado, por acuerdo solemne, en la Gaceta del Honorable Ayuntamiento de la Ciudad de Baeza, España y más tarde es seleccionado como una de las obras que conforman el homenaje universal al poeta Antonio Machado.
Ha recibido el Premio de Poesía César Vallejo y el Premio al Mejor Documental de Poesía en América y el Caribe en el Certamen de Poetas por la Libertad, así como diversos reconocimientos por su labor social, cultural y científica. En la actualidad imparte conferencias sobre arte, literatura e historia y se desempeña como periodista cultural, documentalista e investigadora.

Contacto: albafatima@mail.com
Twitter: @esapimienta



Acqua Toffana


Un vaporoso velo cubrirá los cuerpos de nuestros cuerpos vacíos.
Lamentos distantes besarán el bronce.

Se destiñen las horas más altas.

Manos entrelazadas que despiertan sin besos,
alas que se escaparon como ángeles dispersos.

Los cuerpos derriban la noche anterior...

soñándose.

Los cuerpos etéreos… tan vacíos de sí mismos,
tan llenos de ese Otro que habitará el siglo pendiente.



Evangelio del zafiro y la niebla


¿Cómo encontrar a un Dios incontenible vertido en el espejo de una copa?
¿Cómo ponerle nombre, rostro, nota a quien supone el fin de lo invisible?
Hallar al Dios alianza en la espera,
buscar su rostro ajeno para todos,
leve imaginación, áurea frontera
romper la espada buscándolo en los otros.

Es Dios que ruge en los abismos y en las torres,
su canto breve de color incierto,
un Dios forjado con arcilla de los hombres,
el que comparte con bestias su destierro.

Un Dios tan alto que no mira a los ojos,
más todo sabe y todo ha visto siempre,
y que se encoge en cada uno de nosotros,
un Dios que teme y resurge en el misterio.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s