s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Dionisio VIVANCO GOMEZ
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia

Melancolía.

Melancolía. arrebatadora melancolía.
Me arrastras entre raíces lánguidas.
Tiempos conjugados en un pasado imperfecto,
desnudados como el alma en pena de un inmigrante,
que quiere volver a la sombra de sus árboles,
a su patio, a sus noches de sábado.
Me voy consumiendo. Soy una hoguera bajo la lluvia,
pero escucho a lo lejos voces,
caricias que no quieren ser olvido,
que se propagan sobre la piel con un calor incontrolable.
Son noches, días que quieren ser hoy siendo ayer,
que quieren ser siempre y para siempre.
Simiente secreto de lejanías, que deja heridas
por donde se puede escuchar al viento.
Siento en mis dedos la textura de un vestido, de una blusa,
y en mis labios un beso sin remitente.
Estoy desterrado y desterrado me devuelvo consumido
por los sonidos de un incendio que arde en mi pecho.
Son los sueños de un sueño,
mordeduras que provocan soledades,
que se derraman sobre el aura de cristal
de unas flores transparentes.
Estoy en los márgenes del atardecer,
y embriagado de evocaciones trato de encontrarme
con tu mirada de hace treinta años atrás.

Sirenas.

Mientras voy a la deriva escucho sus voces seductoras.
Me llaman, me adivinan, me roban.
Están ahí sonriendo y me dejan absorto.
Confundido frente a sus ojos profundos,
como la estática sonoridad de los vidrios.
Quisiera pasar desapercibido pero es imposible.
Me atraen conquistadoras con su amor disecado,
con sus ganas procreadoras.
Mi respiración se agita
y tiemblo poseído por su influjo hechicero.
No puedo defenderme.
Sus susurros cadenciosos me envuelven irremediablemente.
Algunas se sacaron la blusa y los zapatos,
su desnudez impúdica recorre mi piel.
Me besan a la distancia haciendo sonar la boca.
Desafían mi incertidumbre,
se ríen de mi inútil resistencia.
Estoy rendido y me dejo llevar a la pira funeraria.
¡Esperen! Les grito. ¡Yo no soy Ulises! No voy a Ítaca,
aunque también quiero regresar a mi hogar.
Sus voces me hacen arder,
taladran mi cuerpo, estoy a su merced.
Me dejo llevar en una espiral de ruidos elocuentes y electrizantes.
Tal vez, tenga que amarrarme al mástil.
Taparme los oídos con cera,
para escapar de su influjo antes que sea demasiado tarde,
ya me dieron a beber agua con vinagre,
y se están repartiendo mi ropa en el medio de la calle.

Tu, yo y el bosque.

Ahí está tu fantasma y el mío
revoloteando entre las hojas,
queriendo ser niños otra vez,
riéndonos de la vida
mientras elevamos sueños,
como si fuera un juego
que apenas logramos entender.
No son sueños de muerte, ni de frío,
ni de lluvias, ni de oscuridad.
Es, un amanecer distinto,
una percepción, un murmullo,
un resplandor que ilumina apenas
el follaje confuso de un bosque.
Somos cómplices de un largo silencio
que se rompe de repente
y nos deja en los márgenes mojados
de una fecundación exuberante,
que amenaza el misterio de la tristeza
con sus pies descalzos,
con un grito entre las hojas
errante en nuestras bocas,
que va hilvanando con sus agujas
una trama de tiempos, de pueblo y pan,
de rostros que son los nuestros
y se devuelven hacia lo interminable.

biografia:
Dionisio VIVANCO GOMEZ

Mis estudios los realicé en la Universidad de Chile, donde mme titulé como actor, aunque ya no me dedico a ello. Tengo un libro de poemas publicado \'Oscuraclaridad\' y tres inéditos \'Poemas a mano alzada\'; \'Palabras al Viento\' y \'Desde las cenizas\'

dionisiovivanco@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s