s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aldo Andrs Astete Cuadra
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia

Ira

El llanto no acude,
llamas ardientes ciñen mi cuerpo
que trepida impotente.
Quisiera frenar palabras mezquinas,
que dañan y mienten,
mi puño presiona desdichas distantes;
no quiero temer.

Podría hacer daño, si actúo en el acto,
en el instante cumbre de mis emociones.
La ira me obliga, subyuga mi cuerpo,
si lo pienso un momento;
no quiero ser.

Contradicción tortuosa,
demuele certezas,
inmolación culposa;
estruendo sonoro que vocifera en silencio.
Acallo las voces del ponto,
no quiero asfixiarme.

La ira no amaina.
Segundos eternos, son sólo segundos
que cambian la historia,
forzando congojas.
Retorno al silencio,
que otorga o protege;
no quiero perder.

Que otros asesinen por mí

Que otros asesinen por mí.
Que destruyan, aniquilen y extingan;
llenando sus bolsillos y barrigas
con el frondoso verde de sus hojas.

¡Amorales!
quizás no albergan en sus actos el mal,
pero los fustigo al depredar su propia heredad.

El dinero no tiene la conciencia
que en mi mente se desborda.
No puedo sesgar la quieta vida,
aniquilar la belleza del árbol;
destruir la natural armonía natural.

¡Que otro lo haga por mí!.
¡Siempre estoy dispuesto a pagar por no ver!

Me es imposible cargar
con el hacha metálica y filosa,
como un leñador ciego y despiadado;
que asciende por el sendero que lleva hasta sus pies.

Incapaz de imaginar raíces centenarias,
profundas e intrincadas,
que sufren cada golpe, cada estruendo aterrador,
y sienten escapar la vida
que sustentaron con fuerza a la tierra.

Siento el calor y la energía
que duerme en la luma y el tepú,
como un ardor lacerante, que me torva
como infierno dantesco o pira de inquisición,
en un invierno despiadado, al sur del continente.

Espero que sólo este hecho atenúe y me absuelva
de ser partícipe,
de tanto exterminio y destrucción.

Otro cadáver

Pasó por la calle un cadáver.
Llevaba sobre sus ancas
a otro cadáver, podredumbre humana.

Caminaba con débil paso,
escapándosele el resuello;
esperando sin calma la muerte.

El otro cadáver aún no entiende,
pobre diablo indolente.
Maltratas a sabiendas del maltrato,
cadáver testarudo, podredumbre humana.

Un cadáver camina por la calle
con paso cansado, sin calma;
con otro cadáver al anca.

¿Cuál está más muerto?, imposible conjetura.
Pero el que apesta,
poco a poco mató al de caminar cansino.
Le quitó la vida
con la piel que comercia
otro cadáver,
pobre diablo;
podredumbre.

Biografía:
Aldo Andrés Astete Cuadra


Fecha de nacimiento: 19 de mayo de 1978
Nacionalidad: Chileno
Estado civil: Casado
Pseudónimo Edgardo Conrado. Nace el 19 de mayo de 1978 en Panguipulli, Región de los Ríos, Chile. Actualmente, es Profesor de Educación General Básica de la Universidad Arturo Prat.
Llega a Quellón, desde Concepción, el año 1998. En estas dos ciudades vive en plenitud su juventud y adquiere una serie de experiencias que moldearán su carácter y serán tema para sus obras literarias.
El año 2008, crea junto a otros vates, el Círculo de Poetas y Escritores de Quellón, organización que realiza una serie de recitales poéticos bajo el nombre de “La Posada de la Poesía”.
Además de la lírica, ha escrito cuentos que dan a conocer las distintas vivencias de este soñador escritor. Entre ellos destacan “El Caleuche Alemán”, “Post Data” y “Tu Madre”.
Semi finalista del Centro de Estudios Poéticos de Madrid España [Concurso de poesía, 2009].

aldo_ast27@yahoo.es

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s