s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jorge Manuel Seplveda Jara
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia

EFEMÉRIDES

Hoy es un día especial
en el que el viento y la tierra
giran en el éter
con modus de imbricarse particular
y aunque no apuntan al calendario
en sus dudas y vericuetos
plasman al que un 2 de abril
del pasado siglo
pasó a ser polvo meteórico
como todos los que fueron y serán
en el cuasi eterno desfiladero
de humanidades y de sombras…
para sentir y vivir,
para morir y pervivir,
en este punto del tiempo y del espacio
en el que un mero destello
fija para siempre el antes y el después.

-A mis amados padres.

TAREA SALVÍFICA

Hay que salvar al Hombre
de la máquina y la lógica del fierro;
Hay que Salvar al Hombre
del sexo y del dinero, cuando oprimen;
salvarlo a como dé lugar
de las garras del nefasto reino de la droga .
Salvarlo del inhumano tinglado
que al gran espectáculo rodea,
de la enajenación y el absurdo que promueven.
La lista es larga, amigos míos,
demasiado larga…
Me limitaré a anotar sólo
- y me atrevo a escribir sólo
con gráfico acento
sólo porque la R.A.E.
hasta el hartazgo se equivoca
cuando lo suprime -
el último de los riesgos
pero, precisamente por ello,
el peor de todos,
el menos abordable,
el que nos pesa y nos seguirá pesando,
per saecula seculorum:
tenemos que, entre todos, every body,
salvar al Hombre de sí mismo.

DESPUÉS DE LA GRAN ALGAZARA

¡Cómo corrí esa noche,
Amigo mío, como corrí!
Pero más que yo
volaba mi edificio
con las alas como ventanas,
Un visitante imaginario
se llevaba en iracundas bolsas
toda la losa fracturada
que caía desde arriba y más…
¡Y por cuánta extensión, amigos,
por todo el tiempo y el daño!
Juro entonces haber vivido
los tres minutos más eternos,
que de aquí no pensaban irse
Amarrados a la tierra volátil.
Apenas hubo trastocado, colérico,
la faz más plena de nuestros miedos,
un día veintisiete a fines del estío,
Cuántas frágiles espigas asomamos
habitantes temerosos de la vida,
o de lo que de ésta quedaba
Sí, nada enhiestos y vestidos para rato del temor.
Recién salidos del espasmo sublime de la Tierra.

-Al terremoto de 27-02-2010.

GRATITUD

Existir por qué
esa es quizá la gran interrogante
pero hay otras y son asimismo mayores.
Por ejemplo,
una vez constituidos
o, lo que es igual,
cuando ya somos
por qué no agradecerlo…
He visto y leído a tanto poeta maldecir
sus pasos y su hora
a tanto individuo aquí y allá
Llorar sus penas y sus pesares,
con el suspiro impregnado
por todo lo que quisieron
y nunca alcanzaron…
Basta, Señores,
Es tiempo de agradecer
simplemente por ser y por estar.

¿AÑO NUEVO?

Y he aquí que un nuevo año
¿Nuevo?... ha comenzado
¿No es acaso el único y mismo año
cuyo trazado nuevamente,
como porfiado espejismo,
hurga frenético en mis anhelos,
los tuyos, los suyos, los míos y los nuestros
para desatar una abierta lotería
Universal, cíclica y dispersa
cuyo gran premio,
el de todos los años, no es jamás adjudicado,
o lo es a ganadores
que nunca estarán conscientes
de ser los portadores del boleto
que prolonga tu viaje, el mío,
el de todos,
por una estación más?

Biografía:
JORGE MANUEL SEPÚLVEDA JARA


Nacido en 1960. Dirigió durante varios años la Academia de Literatura del Ateneo Juan Francisco González, de Melipilla, y la revista “Huilco”, de la misma institución. Ha publicado en diversas revistas nacionales y extranjeras. Es Profesor de Estado en Castellano y Abogado, ambos títulos de la Universidad de Chile. Ama las bellas artes, las bellas letras, las bellas mujeres, el buen vino y practica desde niño el fútbol, al que considera el más hermoso de los deportes. El pseudónimo literario que, en ocasiones, ha utilizado es Angel Tórrido.

jsepuja@yahoo.es

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s